Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La actividad productiva de una persona termina más allá de la vejez

Muchos empleados, directivos y ejecutivos, de más de 60 años, buscan mantenerse ocupados en su puesto o en trabajos que les sean interesantes, opina Jorge A. Wise.
sáb 18 enero 2020 07:00 AM
Vejez- tercera edad - edad laboral - empleado
El crecimiento del segmento con más de 65 años de edad será constante, persistente y prevalecerá; el mundo está envejeciendo, apunta Jorge A. Wise.

(Expansión) – Se espera que en 2020 la cantidad de personas mayores de 65 años de edad sobrepasen por primera vez en la historia de la humanidad a las que tienen cinco o menos años de edad. Este es un factor por demás interesante que impacta un sinnúmero de temas desde económicos hasta sociales. En general el valor donde se cruzan es en el 10% de la población. Claro que una persona de 65 o más años tiene mucha más experiencia de vida que una de cinco años.

Diversas publicaciones y organismos especializados indican que la esperanza de vida actual sobrepasa los 75 años y se espera que llegue a casi los 80 hacia el 2030. Actualmente hay países como España donde la esperanza de vida es de más de 85 años, así que es posible que en México continúe creciendo después del 2030. Las mejoras en la calidad de vida y la medicina son los principales factores para que esto suceda.

Publicidad

El crecimiento del segmento con más de 65 años de edad será constante, persistente y prevalecerá; el mundo está envejeciendo. Se espera que para el 2050 se duplique el porcentaje en México de personas con 60 años o más llegando al 20% de la población total. Lo anterior implica algunas cuestiones interesantes que pueden generar todo tipo de oportunidades.

Hoy en día una persona de 60 a 65 años de edad piensa en seguir ocupado, haciendo algo que lo mantenga vivo. En el pasado, nuestros abuelos se retiraban a esa edad y se preparaban para morir. Hoy en día es muy diferente. Muchos empresarios y directivos se mantienen en sus posiciones trabajando. Claro que algunas empresas han puesto un límite a la edad (hasta ahora he visto que es de 75 años). Aunque es posible seguir siendo productivo y en buen estado de salud más allá de esa edad.

La edad cronológica puede significar envejecimiento, pero también implica experiencia, criterio y adecuación al entorno. En un reciente artículo de The Wharton School (12 Nov 2019) se evidencia que muchos de los emprendedores exitosos inician a los 60 años de edad (el promedio es a los 45).

A pesar de los Bill Gates, Steve Jobs, o Mark Zuckerberg que conocemos como emprendedores exitosos que inician en sus veintes o antes, casi se le triplican las probabilidades de éxito al emprendedor de 60 años de edad. Un ejemplo es Charles Flint, que a los 61 años de edad, en 1911, fundó lo que sería IBM. Otro ejemplo es el del famoso Coronel Sanders, que a los 61 años de edad creó Kentucky Fried Chicken, hoy KFC.

Quizás menos conocido es el caso del mexicano Basilio Capetillo, que en 1982, a los 50 años, fundó Industrias Makech (marca líder en producción y venta de mingitorios ecológicos). Parece ser que la edad adulta, cerca de la vejez, incrementa las posibilidades de éxito de los emprendimientos.

Publicidad

Las personas de más de 60 años aún se sienten fuertes; la medicina y el entorno los ayuda a sentirse aptos para continuar trabajando. Muchos empleados, directivos y ejecutivos buscan mantenerse ocupados en su puesto o en trabajos que les sean interesantes.

Hace unos años, las personas de más de 65 años pensaban en retirarse, pensionarse y quedarse en casa. Hoy en día, las personas que llegan a esa edad se mantienen productivos y ocupados de alguna manera. Esto implica que su consumo se mantiene, además de que buscan nuevas y novedosas opciones de entretenimiento.

Hemos visto que para estas personas se han desarrollado productos acorde a sus ingresos, necesidades y características personales. Algunos ejemplos son: experiencias, viajes, cruceros, sistemas de entretenimiento, entre muchos más. El Internet les ha ayudado a mantenerse ocupados por muchos medios.

Uno de los segmentos donde las personas mayores de 65 años buscan permanecer es el de dueños o altos directivos de empresas. Parece que piensan que al dejar su puesto a la siguiente generación no tendrán en qué ocupar su tiempo.

Una persona con 75 u 80 años de edad, propietaria de una empresa, quizás familiar, puede seguir ocupando su tiempo en infinidad de cosas. Al dejar la dirección ejecutiva de una empresa se puede continuar como consejero o asesor de esa misma empresa o de otras. Estas personas actualmente son difíciles de encontrar, pero en los siguientes 10 años abundarán. Por otro lado, otra actividad en la que pueden participar es en el desarrollo de nuevos negocios o actividades de apoyo a la comunidad, como fundaciones o similares.

Publicidad

La actividad productiva de una persona termina más allá de la vejez. Conozco dueños de empresas de 90 años de edad que dejan la dirección de sus negocios en “jóvenes” de 65. Similarmente, ejecutivos de 70 años se mantienen productivos en sus puestos respondiendo efectivamente a los retos del entorno actual.

Existen muchas posibilidades para todos aquellos que entraremos al conocido “sexto piso”, o los 60 años de edad, en la década que ha iniciado. Parece ser que lo importante es mantenerse ocupado para llegar más allá de la esperanza de vida que a cada uno nos tocará experimentar.

Nota del editor: Jorge A. Wise es Profesor de Tiempo Completo Adscrito al Posgrado en Administración de Negocios de CETYS Universidad, y tiene un Doctorado en Filosofía en Administración de la EGADE Business School. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad