Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Las empresas están preparadas ante una emergencia sanitaria?

Las organizaciones deben tomar medidas para proteger a sus colaboradores y asegurar la continuidad de su negocio, opina Ariel Almazán.
mar 11 febrero 2020 12:20 PM
Coronavirus - enfermedades virales - virus - emergencia - empresas
Una crisis de salud puede tener diversos efectos entre las empresas: ausentismo, estrés y ansiedad entre los colaboradores, interrupción en las operaciones, menor demanda de los clientes, entre otros, señala Ariel Almazán.

(Expansión) – El reciente brote de coronavirus en China y su potencial propagación por todo el mundo nos hace pensar en la manera en la que desde el punto de vista individual y organizacional podemos contribuir con nuestras autoridades de salud para limitar el contagio y minimizar el impacto de esta contagiosa enfermedad.

Desde el momento en que fue informada del brote, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado trabajando con las autoridades chinas y con expertos de todo el mundo para obtener más información sobre el virus, sus efectos sobre las personas infectadas, su tratamiento y las medidas que pueden adoptar los países para hacerle frente.

Publicidad

Sin embargo, dado el aumento en el número de contagios tanto dentro de China como en diversos países alrededor del mundo, la OMS decidió declarar el brote como una “Emergencia sanitaria internacional”. El número de pacientes contagiados crece considerablemente cada día y se prevén contagios fuera del epicentro en China tal como ha ocurrido en diversos países.

Lo anterior abre el cuestionamiento si las organizaciones están preparadas o no para atender esta emergencia sanitaria, es evidente que una crisis de salud de esta magnitud pueda tener diversos efectos entre las empresas: ausentismo, estrés y ansiedad entre los colaboradores, interrupción en las operaciones, menor demanda de los clientes, entre otros.

Debemos tener confianza en el trabajo que nuestras autoridades de salud pública hacen desde el punto de vista preventivo y el qué harán en caso de enfrentarnos a una situación de mayor magnitud, sin embargo, las organizaciones deben tomar medidas para proteger a sus colaboradores y asegurar la continuidad de su negocio.

El nuevo coronavirus deja más de 1,000 muertos y supera el balance del SRAS

Toda organización debe contar con un plan ante este tipo de emergencias que les permita de manera anticipada reconocer, evaluar y controlar los riesgos, a través de la definición de un “comité de respuesta a emergencias”, para implementar planes relacionados con la continuidad del negocio, la comunicación y principalmente orientados al mantenimiento de la salud de sus colaboradores.

En México contamos con cierta experiencia derivada del brote de Influenza H1N1 ocurrido en 2009, por lo que es necesario comenzar a actuar y reforzar la cultura de prevención. En términos generales se debe:

Publicidad

1. Revisar, actualizar o desarrollar procedimientos de salud para minimizar la potencial transmisión de enfermedades infecciosas entre los colaboradores, entre las acciones que se deben considerar están evitar la asistencia de personal enfermo y canalizarlos para atención médica, crear las condiciones administrativas necesarias para evitar contactos innecesarios con personas enfermas (trabajo vía remota –home office- por ejemplo).

2. Reforzar los procesos de limpieza (mayor frecuencia) de las áreas comunes dentro del trabajo, así como la desinfección de dispositivos de uso común como teléfonos.

3. Seguir las recomendaciones dadas por las autoridades de salud en materia preventiva, tales como lavarse las manos con mayor frecuencia con agua y jabón, así como hacer uso de gel desinfectante para manos; mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) entre personas (en particular de aquellos que tosen, estornudan y tienen fiebre).

LEE: México reforzará el protocolo contra coronavirus ante emergencia internacional

Cuando alguien que está infectado con una enfermedad respiratoria, como el coronavirus 2019-nCoV, al toser y estornudar proyecta pequeñas gotas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar el virus y contagiarse; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus; Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica lo antes posible.

4. Usar cubre bocas o mascarillas puede ayudar a limitar la propagación de algunas enfermedades, sin embargo, la higiene de manos y evitar el contacto con personas enfermas es más importante para prevenir un posible contagio.

5. Mantener una comunicación continua con los empleados sobre las precauciones y medidas implementadas.

Publicidad

Nos enfrentamos a una situación de gran magnitud, pero el impacto será mucho menor si comenzamos desde ahora a reforzar la cultura de prevención entre nuestros colaboradores y como organizaciones estamos abiertos a reconocer anticipadamente los riesgos y comenzamos a actuar desde ahora sobre ellos para minimizar el impacto en términos de salud y negocio.

Nota del editor: Ariel Almazán es Director de Consultoría de Salud en Mercer Marsh Beneficios. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad