Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Pemex y las perspectivas globales de la petroquímica (tercera y última parte)

Dado que el gobierno pretende usar 8,000 mdd de nuestros impuestos, quizá producir más precursores petroquímicos en Dos Bocas sea una alternativa más rentable, opina Adrián Duhalt.
mié 04 marzo 2020 06:12 PM
Pemex - plataforma - refinación - energía - petróleo
La integración de los procesos de refinación y petroquímica es una tendencia que se está materializando más rápido de lo previsto, considera Adrián Duhalt.

(Expansión) – En la pasada entrega señalaba que una de las tendencias de la industria en las próximas décadas tiene que ver con la producción de precursores petroquímicos a partir del procesamiento de crudo.

LEE: Pemex y las perspectivas globales de la petroquímica (segunda parte)

Y es que para algunos actores no ha pasado desapercibido el hecho de que al 2030 el consumo de estos productos se estima que aumente en alrededor del 30% y casi 60% al 2050, según la Agencia Internacional de Energía.

Publicidad

Uno de los países en anticiparse a dicho escenario es Arabia Saudita, cuya ventaja reside en la disponibilidad de materia prima y por ende busca un mayor peso global en la industria petroquímica. La meta es clara: maximizar el valor de los hidrocarburos que produce (y procesa).

Sin embargo, países como China se saben dueños de un porcentaje significativo de dicha demanda adicional y sus empresas se preparan para quedarse con una rebanada más grande del pastel.

A mediados del 2019, la compañía Hengli Petrochemical Refining echó a andar un complejo integrado en Dalian, al noreste del país, capaz de procesar 20 millones de toneladas al año de crudo (o 400,000 barriles diarios), de las cuales 14 millones de toneladas (mmt) corresponden a químicos, entre los que sobresale el paraxileno, el precursor del PET (tereftalato de polietileno).

Para dimensionar este volumen basta con recordar que la capacidad instalada total de Pemex al 2018 es de 10.2 mmt anuales, de acuerdo al Sistema de Información Energética.

Otro complejo integrado aún más grande es el de Zhejiang Petrochemical Company en la ciudad de Zhoushan en la costa este del país, conformado por dos fases diseñadas para procesar 20 millones de toneladas anuales de petróleo cada una. La primera fase, la cual se espera entre en operaciones en el 2020 , contempla tener un rendimiento petroquímico de al menos 45%, y producir 4 mmt de paraxileno, 1.5 mmt de benceno, 1.4 mmt de etileno, entre otros precursores.

Para el 2021 se espera entre en operaciones la segunda etapa, y con ello elevar al doble la producción del complejo.

Publicidad

Podría seguir enumerando los proyectos integrados de refinación y petroquímica que están desarrollando las empresas chinas, pero dado el viaje de la Secretaria de Energía Rocío Nahle a la India, es más que oportuno hacer unos señalamientos al respecto.

Al igual que China, el mercado de petroquímicos de la India es de los que más crecerá en las próximas décadas. Y la refinería de Jamnagar, la misma que ha visitado la secretaria de Energía, se prepara para conquistar parte de esa demanda. En agosto del 2019, se reportaba que Reliance Industries está instrumentando una estrategia para reconfigurar Jamnagar con el objetivo de que eventualmente solo produzca combustibles para aviones y petroquímicos.

Dicha estrategia no solo se hizo pública en los medios, también la hizo saber el conglomerado en su reporte anual del 2018-2019 . Y de acuerdo a la información disponible, Reliance Industries pretende convertir 70% de cada barril de crudo procesado en petroquímicos y así colocarse entre las 5 empresas petroquímicas más importantes del mundo.

LEE: Pemex y las perspectivas globales de la petroquímica (primera parte)

Lo anterior es un dato importante pues confirma que la integración de los procesos de refinación y petroquímica es una tendencia que se está materializando más rápido de lo previsto y a la que muchas empresas en países en desarrollo están apostando.

Ante esto y a la luz de la visita de la secretaria de Energía a la India, la pregunta que debemos hacernos es cuál va a ser la apuesta de México. ¿Están al tanto Sener, el Instituto Mexicano del Petróleo y Pemex misma de que, de acuerdo a Reliance Industries, el futuro de la refinería Jamnagar no es la producción de combustibles?

Publicidad

El pasado viernes 28 de febrero , Rocío Nahle explicaba que la razón de su visita a Jamnagar es “llevar la mejor experiencia, los mejores equipos a la refinería de Dos Bocas”. No está claro a qué se refería la secretaria con esto, pero dado que el gobierno pretende usar 8,000 millones de dólares de nuestros impuestos, quizá producir un mayor porcentaje de precursores petroquímicos en Dos Bocas sea una alternativa más rentable.

Nota del editor: Adrián Duhalt es investigador posdoctoral en temas de energía en el Instituto Baker de la Universidad de Rice. Síguelo en Twitter como @AdrianDuhalt y en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad