Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Pemex y las perspectivas globales de la petroquímica (segunda parte)

Se avecinan décadas donde uno de los principales determinantes de la demanda de crudo mostrará señales de ralentización, prevé Adrián Duhalt.
lun 24 febrero 2020 07:00 PM
producción petrolera - petróleo - energía - Pemex - combustibles
Los factores que van a motivar un mayor consumo de productos de origen petroquímico son el dinamismo de la economía de los países asiáticos y una creciente población, principalmente en China e India, apunta Adrián Duhalt.

(Expansión) – En la primera entrega mencionaba que la industria petroquímica se convertirá en el principal motor de la demanda adicional de crudo en las siguientes décadas. En eso, la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) coinciden.

LEE: Pemex y las perspectivas globales de la petroquímica (1)

La AIE pronostica que del 2017 al 2030 el consumo de petróleo crecerá en 9.6 millones de barriles diarios (mmb/d), de los cuales 3.2 mmb/d corresponderán a la demanda del sector petroquímico. Mientras que la OPEP calcula que entre el 2018 y 2040 el consumo de petróleo aumentará en 11.9 mmb/d, siendo la demanda de la industria petroquímica responsable de 4.1 mmb/d.

Publicidad

Por sí solos, estos números no dicen mucho. Es necesario precisar qué eventos fundamentan estas estimaciones.

Hay que tener en cuenta que, a pesar de que el número de automóviles en el mundo se anticipa que crezca en poco más del doble entre el 2020 y 2050, el consumo de combustibles no se expandirá en esa proporción. Esto debido fundamentalmente a la instrumentación de políticas orientadas a limitar las emisiones de carbono, una mayor penetración de los autos eléctricos y motores más eficientes.

Lo anterior nos indica que se avecinan décadas donde uno de los principales determinantes de la demanda de crudo mostrará señales de ralentización. Y esto es un problema para el negocio petrolero, cuyos participantes ven en la producción de petroquímicos la alternativa para compensar lo que implica el escenario anterior.

En gran parte, los factores que van a motivar un mayor consumo de productos de origen petroquímico son el dinamismo de la economía de los países asiáticos y una creciente población, principalmente en China e India. En esta parte del mundo, el mercado - y no tanto la disponibilidad de materia prima como en el caso de América del Norte - es quien de alguna manera estará influyendo en las perspectivas de la industria petroquímica en las siguientes décadas.

Aquí, lo que hay que cuestionarse es qué medidas están tomando las empresas hoy para proteger y fortalecer sus fuentes de ingreso mañana. ¿Se están anticipando o esperando a que el futuro las alcance?

Publicidad

Mientras para Pemex la respuesta está en construir una refinería que produzca gasolina y diésel, principalmente , para otras empresas el camino parece estar en una mayor integración de las actividades de refinación y petroquímica. Vale aclarar que esto no es un modelo de negocios reciente, la disrupción más bien consiste en elevar sustancialmente la proporción de petroquímicos que se puede obtener al procesar crudo.

A esta ruta que en inglés se le denomina crude-oil-to-chemicals (COTC) ha encontrado en Asia y el Medio Oriente las condiciones para empezar a crecer, e implica llevar los rendimientos petroquímicos por arriba del 40% - un número mucho más robusto que los rendimientos convencionales, los cuales oscilan entre 5 y 20%.

Con el objetivo de obtener más dólares por cada barril de petróleo procesado, ARAMCO y SABIC de Arabia Saudita planean echar a andar un complejo en el 2025 que, al refinar 20 millones de toneladas por año de crudo ligero (o 400,000 barriles por día), produzca 9 millones de toneladas de petroquímicos. La intención es que 45% de los derivados de cada barril procesado sean petroquímicos.

ARAMCO sabe que tener costos de extracción competitivos, reservas abundantes y una producción de crudo alta le da una ventaja, o varias, sobre algunos de sus competidores, y se prepara para hacerse de una mayor participación en el mercado de las resinas plásticas. La petrolera saudí ha firmado acuerdos de cooperación tecnológica para desarrollar la capacidad de convertir el 70-80% de cada barril de crudo en petroquímicos.

Además de ARAMCO, varias empresas de China igualmente han tomado nota de las perspectivas globales de la petroquímica y están conscientes de que su mercado doméstico es el más relevante y lucrativo. En China, convertir crudo en precursores petroquímicos es una tendencia que avanza más rápido de lo que se estima.

Publicidad

¿Cuán probable es que en algún punto de la década de los 20s estemos en México fabricando botellas de PET vía paraxileno proveniente de China?

En la tercera entrega ahondaré en este tema.

Nota del editor: Adrián Duhalt es investigador posdoctoral en temas de energía en el Instituto Baker de la Universidad de Rice. Síguelo en Twitter como @AdrianDuhalt y en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad