Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#ElDatoDeLaSemana: Remesas

Aunque ha habido una pérdida fuerte de empleos a raíz de la pandemia, algunos sectores considerados esenciales por Estados Unidos no se han visto tan afectados, señala a'México, ¿cómo vamos?'.
vie 04 septiembre 2020 12:59 PM

(Expansión) – Esta semana el Banco de México publicó las cifras de remesas en julio 2020. En el mes, entraron al país 3,532 millones de dólares enviados desde el extranjero.

En el acumulado de enero–julio de 2020 han llegado a México 22,822 millones de dólares, un máximo histórico para la recepción de remesas en ese periodo y un incremento de 10% respecto a lo observado en el mismo periodo de 2019.

Publicidad

Este hecho fue mencionado por el presidente López Obrador en su segundo informe de gobierno como factor de mitigación del impacto de la crisis económica sobre el ingreso de las familias mexicanas.

Aunque los pronósticos para las remesas al inicio de la pandemia estimaban una caída en los montos a raíz de la profunda contracción en la producción provocada por las medidas de confinamiento y el paro de las cadenas productivas, a lo largo de los últimos meses las remesas han tenido una tendencia al alza.

En marzo de 2020 éstas alcanzaron un máximo histórico, cuando entraron al país 4,045 millones de dólares en un solo mes. Además, la cifra de remesas registrada en julio es la más alta para ese mes desde que Banxico lleva el registro (1995).

Para comprender el comportamiento sorpresivo de las remesas, es importante recordar que su crecimiento (o su caída) depende del desempeño económico del país donde residen los migrantes que las envían; en el caso de México, el origen principal de las remesas es Estados Unidos.

En ese sentido, aunque la economía estadounidense se contrajo (-)31.7% anualizado durante el segundo trimestre del año, la transferencia de recursos hecha por el gobierno a sus ciudadanos por un monto de hasta 1,200 dólares (equivalente a alrededor de 26,000 pesos mexicanos), proporcionó recursos adicionales a buena parte de la población estadounidense.

El sector económico en el que trabajan quienes hacen el envío de las remesas también es un factor relevante. Aunque ha habido una pérdida fuerte de empleos a raíz de la pandemia, algunos sectores considerados esenciales por Estados Unidos no se han visto tan afectados, e incluso han tenido incrementos. En esta lista se incluyen las actividades agrícolas y de producción de alimentos, los oficios críticos como electricistas, plomería y construcción, y las actividades de transporte.

Publicidad
¿Qué dijo AMLO en su 2° Informe? Te lo resumimos en pocos minutos

Independientemente de la razón detrás del incremento en las remesas, los recursos recibidos por familias mexicanas en los últimos meses son un apoyo importante para los ingresos de buena parte de la población del país. Sin embargo, no son suficientes para mitigar los efectos de la pérdida de empleos e ingresos laborales que se ha observado desde el inicio de la pandemia, y tampoco tienen la capacidad de reducir los niveles de pobreza laboral en el país.

Para lograr una recuperación en la economía familiar de los mexicanos es fundamental asegurar que la entrada de ingresos externos como las remesas sea un apoyo adicional, y no la fuente única de sustento.

Nota del editor: México, ¿como vamos? registra a detalle el crecimiento económico del país. Síguelos en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad