Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Presupuesto en energía? No hay

La pandemia dejó claro que el plan de desarrollo nacional, de negocios de Pemex y CFE, no se cumplirá, derivado principalmente por la contracción económica, señala Ramses Pech.
dom 13 septiembre 2020 12:05 AM

(Expansión) – El presupuesto de una nación refiere el dinero destinado al crecimiento de un país con base en la operatividad de la administración y la transformación de la riqueza recaudada de la sociedad en su conjunto.

En este 2020, todos los países, sin excepción, han tenido una contracción económica en lo que respecta al crecimiento, muchos han apostado al momento más álgido de la crisis de la pandemia para realizar programas emergentes de ayuda a su economía a empresas y población.

Publicidad

Ahora los gobiernos, en una segunda fase, están invirtiendo en tener acceso a una vacuna lo antes posible para tener una menor proporción de la población económicamente activa expuesta, y en forma paralela, en el 2021, con las acciones que emprendieron al apoyar a la economía interna. Se verá con creces tener un presupuesto con base en sus ingresos igual o superior al cierre de este año, al haber podido mantener un número de empresas que continuaron aportando ingresos vía impuestos y ayudaron a incrementar el crecimiento económico. ¿Hicimos esto en México?

Primero debemos dejar claro cómo nos enseñaron a restar o sumar con la ranita. Se prevé una caída en el crecimiento del -8% y pasaremos a 4.6% estimado en la propuesta del presupuesto; es decir, tendremos que saltar 12.6 veces para llegar a donde pensamos que estaremos en 2021, y basado en un concepto de que la economía debe ser movida por la inversión pública vía el presupuesto para tener este crecimiento. ¿Las administraciones de los gobiernos son generadoras de impuestos o son facilitadoras en dar acceso a inversiones?

Un presupuesto social como el de México es el adecuado para un crecimiento económico y para estar fortalecido ante cualquier variación, aún más con el nuevo tratado comercial. Estados Unidos ha señalado que somos de alto riesgo e incertidumbre para negocios, de acuerdo con el reporte: Declaraciones sobre el clima de inversión 2020 en México. ¿Percepción o realidad?

El secretario de Hacienda comentó que entre los gastos obligatorios que tiene la nación se encuentran los asignados a las dos empresas productivas del Estado, las cuales contemplaron una reducción del 3% para el 2021. Esta variación en el presupuesto en la parte energética ha demostrado que la inversión pública no puede cubrir todas las necesidades que requiere en la actualidad el mercado, de acuerdo con el crecimiento esperado, donde industrias, comercio, servicios, población, y todo aquel que requiera energía, dependerá de que la inversión pública pueda cubrir ante la contracción de la recaudación y un presupuesto de una índole social. ¿El crecimiento tendrá que esperar?

Las empresas privadas han identificado más de 270 proyectos energéticos y pueden representar un monto entre los 1.8 y los 2 billones de pesos en los próximos cinco años, que no son contratos directos con Pemex o CFE, son inversiones directas propias y en algunas las empresas del Estado pueden ser parte, sin asumir riesgos financieros; solo es cuestión de ponernos de acuerdo. ¿Acaso el gobierno puede incrementar de un 40 a un 50% en forma anualizada poder cubrir la necesidad del mercado con base en el crecimiento planeado? ¿De dónde saldría el dinero?

Publicidad
¿Cómo lograr que México salga de la crisis económica del COVID 19? | #AsíLoVemos

La pandemia dejó claro que el plan de desarrollo nacional, de negocios de Pemex y CFE, no se cumplirá, derivado principalmente por la contracción económica. Tener una visión de autosuficiencia energética, al colocar a estas dos empresas que deben cubrir en una gran parte el mercado, es volver a estresar a los técnicos, operadores, administración, contratistas y todo aquel que interactúe con cualquiera de ellas en que con poco dinero tendrá que hacerse.

No hay olvidar que la tecnología de vanguardia se cotiza en dólares y en 2020 tenemos una depreciación que obliga a que las empresas del Estado tengan más pesos para tener acceso a ellas. ¿Pemex y CFE contemplaron utilizar más pesos ante un tipo de cambio diferente?

En 2021, como todos los años, estamos confiando en los ingresos petroleros al tener un 16.90% por arriba del estimado del cierre del 2020, y adicionalmente estamos reduciendo por debajo de un millón de barriles diario las exportaciones, valor que no habíamos tenido desde 1981. Esto indica que tendremos menos divisas diarias por la exportación, turismo y apostaremos a las remesas nuevamente, para que haya dinero circulando. ¿Qué plan hay para sustituir las divisas que no tendremos en 2021?

El presupuesto en energía no ayudará a dar 12.6 saltos en el crecimiento económico y, en el caso de no cumplir con lo planeado por las dos empresas productivas, ¿dejaremos que la inversión pública entre en su totalidad o sólo escogeremos lo que la visión actual cree conveniente?

Entre la inversión pública y privada deberá existir un balance, y si alguna de ellas no puede realizar algo dentro del mercado energético, la otra tendrá que hacerlo por la misión de México.

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad