Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿El fin de la era Trump?

Es muy posible que si los resultados no favorecen a Trump pueda detonar la vía del litigio que terminara definiendo la Presidencia en la Corte, como ocurrió en 2000, apunta Horacio Vives.
mié 04 noviembre 2020 12:04 AM

(Expansión) – El 3 de noviembre de 2020 no es una fecha importante más de celebración de elecciones presidenciales -y congresionales- en Estados Unidos. Se trata de la cita más importante de la democracia estadounidense en la era moderna. Aquí unos apuntes sobre las principales claves en estos inéditos comicios.

Elecciones en la era COVID

Todos los gobiernos y líderes a los que les ha tocado enfrentar la pandemia de COVID-19 -ya sea que se puedan reelegir, como es el caso de Donald Trump o sus sucesores partidistas- van a ser evaluados en las urnas en gran medida por lo que hicieron -o dejaron de hacer- para atender la emergencia sanitaria.

Publicidad

Trump optó por desestimar la gravedad de la pandemia y junto con un minúsculo grupo -entre los que se cuentan Boris Johnson, Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador- decidieron “declararle la guerra al cubrebocas” y no adoptar oportunamente las políticas públicas necesarias para enfrentar la pandemia.

No es gratuito que Estados Unidos lidere la cifra de contagios y defunciones por COVID-19 y que lejos de ir resolviendo el problema, las elecciones coincidan con nuevos picos de contagios.

Voto postal y adelantado

Dado que las elecciones presidenciales en Estados Unidos siempre son en martes, tradicionalmente se ha posibilitado votar de manera anticipada y a través del servicio postal. Justo por los desafíos logísticos que impone el COVID-19, una cantidad récord -más de 90 millones de electores- han votado de manera anticipada a la jornada electoral. Aquí está una de las claves centrales de estos comicios.

Como suele suceder con diversos temas de organización electoral en Estados Unidos donde no hay una reglamentación nacional sino que dependen de los estados que integran la Unión Americana, hay estados que permiten el conteo de votos adelantado a la jornada electoral y otros no.

Esto posiblemente lleve a esperar más de lo que elecciones presidenciales anteriores ha sido el estándar para tener el cómputo por estado tanto de los votos emitidos presencialmente en la jornada electoral, como los adelantados y los provenientes por la vía postal.

Narrativa del fraude y estrategia judicial

No hay antecedentes de contendientes a la Presidencia en Estados Unidos que hayan construido la argumentación populista de fraude electoral como en el caso de Trump. Dado que todas las encuestas y proyecciones serias tanto a nivel nacional como en la sumatoria de estados que se requieren para obtener el triunfo en el Colegio Electoral dan el triunfo a Joe Biden, Trump preparó durante la campaña la narrativa de un posible fraude -que no tiene asidero alguno más allá de su mente- para impugnar las elecciones en caso de que el resultado -como todo parece indicar- no le favorezca.

OPINIÓN. El último debate Trump-Biden: una fotografía de la contienda

En esa lógica se explica la celeridad con la que se nombró a la conservadora Amy Coney como sucesora de Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema de Justicia. Es muy posible que si los resultados no favorecen a Trump pueda detonar la vía del litigio que terminara definiendo la Presidencia en la Corte, como ocurrió en 2000.

Publicidad
¿Biden o Trump? Más de 50 millones de estadounidenses ya votaron anticipadamente

Protesta política y social

No hay en tiempos recientes un registro de tantas y tan diversas protestas políticas y sociales en torno a un presidente en busca de su reelección como en el actual caso de Trump. La retórica racista, nativista, anti inmigrante, xenófoba, misógina y homófoba -entre otras- no ha hecho sino exacerbar los ánimos de distintos sectores de la sociedad que con justa razón se sienten agraviados por el discurso polarizante de Trump.

Más allá de la lógica politización que se presenta durante cualquier elección presidencial, las actuales en Estados Unidos han estado enmarcadas fuertes protestas y por el temor de posibles escaladas de violencia.

Pronósticos y resultados

A diferencia de lo que ocurrió hace cuatro años en que las proyecciones -como ahora- pronosticaban un triunfo del Partido Demócrata y el resultado fue un fiasco (a pesar de que Hillary Clinton tuvo más votos ciudadanos), en esta ocasión los ejercicios demoscópicos parecen haberse hecho con mayor precisión para no subestimar ese voto oculto de hombres blancos sin educación universitaria que le dieron el triunfo a los republicanos.

OPINIÓN: La otra cara de las elecciones en EU

Además de las encuestas a nivel nacional, las proyecciones estatales dan un triunfo a la fórmula Joe Biden-Kamala Harris para alcanzar con cierta holgura la cifra clave de 270 votos en el Colegio Electoral.

Esto es importante por el sistema indirecto de votación en Estados Unidos, donde lo que define al ganador presidencial no es el voto ciudadano, sino los delegados por estado al Colegio Electoral: a los estados que ya se tiene por descontado que darán la mayoría a los demócratas, habrá que sumarle algunos de los votos en el Colegio Electoral de los “estados pendulares”, que no tienen una definición clara, pero en los que el Partido Demócrata hoy es muy competitivo (Arizona, Georgia, Florida, North Carolina, Iowa, New Hampshire, Ohio y Pennsylvania).

OPINIÓN: La batalla por la Casa Blanca

Lo que también está en juego para la comunidad internacional es el fin de una era de retroceso democrático en Estados Unidos, la posibilidad de recuperar el papel protagónico en el orden global y de dar un revés a los populismos que tan nocivos resultan para las sociedades que tienen líderes de ese talante.

Nota del editor: Horacio Vives Segl es licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en Ciencia Política por la Universidad de Belgrano (Argentina). Síguelo en Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad