Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México es el espectador más atento de las elecciones en EU

La relación bilateral más importante para México y en estas elecciones está en juego el curso que ésta llevará los próximos cuatro años, apunta Antonio Michel.
mié 04 noviembre 2020 12:03 AM

(Expansión) – En un torneo de eliminación sencilla es común especular quién será el rival en la siguiente ronda para preparar la estrategia y evaluar los escenarios. El mundo entero mantendrá la vista en la carrera presidencial que se disputará este 3 de noviembre en Estados Unidos.

En particular, México será un espectador que no deberá siquiera parpadear, pues se trata de su principal socio comercial, con quien comparte la frontera más transitada del mundo; en donde tiene la red de representaciones diplomáticas más amplia; y donde vive la diáspora mexicana más grande.

En resumen, es la relación bilateral más importante para México y en estas elecciones está en juego el curso que ésta llevará los próximos cuatro años.

Publicidad

¿Qué pasará en Estados Unidos?

Las encuestas y el análisis recientes favorecen al candidato por el Partido Demócrata, Joe Biden. No obstante, en 2016 también se inclinaban hacia ese lado de la balanza y Donald Trump superó cualquier pronóstico para ganar la presidencia, por lo que no hay que descartarlo aún. Cabe mencionar que, además de la elección presidencial, se elegirán 35 escaños en el Senado y los 435 de la Cámara de Representantes.

Los comicios tienen lugar en un año donde la predictibilidad pierde fuerza y lo impredecible se vuelve lo esperado. Es muy probable que los resultados no se conozcan hasta días después, ya que un alto porcentaje de los votos llegará por correo.

La dupla Biden-Harris lleva una delantera amplia en casi todas las encuestas nacionales, de casi diez puntos porcentuales. Resalta la ventaja que lleva en algunos estados bisagra, como Pensilvania, Florida, Arizona y Wisconsin, los cuales fueron clave hace cuatro años. En parte, esto se explica por los cambios en las preferencias de las mujeres, las minorías étnicas y la población más educada.

En cuanto a las legislativas, es muy probable que la Cámara de Representantes permanezca en manos de los Demócratas. De igual manera, el Senado podría tornarse azul también, ya que sólo necesitan ganar cuatro asientos para tener la mayoría (tres en caso de ganar la presidencia, ya que la vicepresidenta rompe empates).

El panorama para México

Hay diferentes puntos de vista sobre el escenario más conveniente para México. Existe la noción de una relación personal aparentemente buena entre Andrés Manuel López Obrador y Trump, enmarcada por la reunión que sostuvieron en Washington en julio, por lo que temen que la interacción con Biden sea rocosa.

Otros argumentan que cualquier alternativa es mejor que Trump. No hay que estancarse en el Ejecutivo. Por un lado, existe la teoría de que históricamente México se entiende mejor con el partido Republicano por la propensión a mayor apertura económica.

OPINIÓN: La otra cara de las elecciones en EU

Por otro lado, los Demócratas tienden a buscar más cooperación con México en temas como migración, seguridad, cambio climático. En realidad, la agenda bilateral es tan amplia y el diálogo tan profundo entre todos los grupos de interés, que el vínculo difícilmente se verá afectado por completo. Es más conveniente analizar el impacto en los temas más importantes para México.

Publicidad
¿4 años más? Los ataques verbales de Trump a México

Aproximadamente un 80% de las exportaciones mexicanas se dirige hacia el vecino del norte. Se comercia un millón de dólares por minuto a través de la frontera entre estos países. El Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entró en vigor en julio, tras años de negociaciones y procesos individuales de ratificación.

Parte de la tardanza se debió a las reservas de los Demócratas conforme a los aspectos laborales y aquéllos de medio ambiente, por lo que algunos empresarios temen que triunfos para ese partido puedan traer complicaciones comerciales. No obstante, el mismo Trump anunció de salirse del TLCAN original al inicio de su mandato y recientemente amenazó con aranceles a los productos mexicanos para ejercer presión a México sobre la migración.

En paralelo, la guerra comercial con China continuaría con Trump, lo cual tiene un impacto negativo para la economía internacional, mientras que Biden ofrece un posicionamiento más conciliador hacia la superpotencia asiática.

En cuanto a seguridad, Trump ha tendido a actuar unilateralmente, mientras que los Demócratas, cuando Biden era vicepresidente, propusieron esfuerzos de cooperación bilateral como la Iniciativa Mérida. Es probable que un congreso más azul sea más propenso a buscar estrategias conjuntas para combatir al crimen organizado o colaborar en seguridad fronteriza. Biden tiene más experiencia y un mejor entendimiento de la responsabilidad compartida en el trasiego de armas y el lavado de dinero.

La migración es otro tema esencial. Trump se ha caracterizado por una narrativa peyorativa hacia los mexicanos y políticas xenófobas; la separación de migrantes menores de edad; la amenaza del muro; los ataques contra programas como DACA; y los Protocolos de Protección a los Migrantes, mediante los cuales obligan a los solicitantes de asilo a permanecer en México; entre otros. Biden y legisladores demócratas optarían por votaciones y acciones que velen más por los intereses de las personas migrantes.

El último tramo

La combinación de posibilidades, tendencias electorales y posicionamientos sobre temas primordiales, indican que el escenario ideal para México sería, tal vez, que la presidencia, el Senado y la Cámara de Representantes queden en manos de los Demócratas.

OPINIÓN: La batalla por la Casa Blanca

Más allá de un equilibrio político, Estados Unidos necesita reconstruirse con un gobierno democrático, institucional y funcional. El siguiente presidente debe concentrarse en política interna para la recuperación tras la crisis; la política exterior no será prioridad. Sin embargo, México se beneficia de un socio con instituciones más sólidas, un diálogo más estrecho y una mayor convergencia en temas de interés.

Es imposible conocer el resultado pronto, y éste podría demorar más de lo esperado si la pelea se lleva a otras instancias. México, como el espectador más atento, debe anticipar cualquier posibilidad. Una preparación más objetiva, completa e integral permitirá un arranque más contundente. En cualquier carrera, un buen comienzo augura un mejor desempeño.

Nota del editor: Antonio Michel estudió Relaciones Internacionales en el ITAM, donde es profesor, y tiene una Maestría en Administración Pública por la Universidad de Maxwell. Trabajó casi 7 años en la Administración Pública Federal, en las secretarías de Relaciones Exteriores, Desarrollo Social, Energía y Gobernación. Su pasión son los asuntos internacionales, los asuntos políticos y la administración pública. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad