Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un léxico erróneo sobre energía y el nuevo negocio mundial

La energía es un negocio y es un mercado que evoluciona de acuerdo con las condiciones de las necesidades del ser humano, apunta Ramses Pech.
vie 06 noviembre 2020 12:00 PM

(Expansión) – Es irresponsable el léxico que actualmente se usa en México sobre las energías. Describirlas como la fuente inicial a las energías limpias, renovables o a todas aquellas que están relacionadas con la generación de electricidad es incorrecto; por favor, dejemos de asegurar que el futuro dependerá de ellas.

La energía inicia con las primarias, transformadas en secundarias con tecnología y utilizadas por el hombre en las actividades cotidianas. La forma correcta es decir que la energía eléctrica proviene de una fuente primaria como el gas natural, aire, radiación, corrientes de ríos o de la combustión de materias que deberían emitir una baja emisión de contaminantes (CO2 principalmente).

Publicidad

En el futuro continuará la toma del entorno a la energía primaria como el petróleo crudo, gas natural, carbón, pero será menor la utilización de su transformación para la generación de electricidad, volviéndose relevante como fuente inicial la radiación solar, aire y derivados de reacciones químicas como el hidrógeno para la electrificación del mundo. Pero esto dependerá de la inversión realizada en avances tecnológicos y en una implementación adecuada de la economía circular referenciada al dióxido de carbono.

La energía es un negocio y es un mercado que evoluciona de acuerdo con las condiciones de las necesidades del ser humano. Aprendimos a tomar de la naturaleza, a transformar y a tener tecnología para su aprovechamiento a la energía primaria, pero ahora estamos teniendo un cambio y una visión ante el eminente grado de contaminación, desechos, cambios climáticos, desaprovechamiento y desperdicio de cada materia prima o recurso natural que tomamos de nuestro entorno.

Ante esta situación ha surgido en el mundo el nuevo modelo de negocio que permitirá complementar el ciclo de la convivencia de los seres vivos cuyo concepto es: mantener cada materia o recurso el mayor tiempo posible en forma productiva y sus transformaciones (energía secundaria) con los componentes que la conforman en procesos circulares. El objetivo final es reintegrar en la cadena de valor, una vez terminada su vida útil, cada parte que fue utilizada en los procesos energéticos.

Bajo esta nueva concepción, un caso inmediato a resolver en el corto plazo y considerar de ahora en adelante, planteado en el estudio realizado por Greenpeace en el sector asiático, indica que: “habrá 12.85 millones de toneladas de baterías de iones de litio para vehículos eléctricos que se desconectarán entre 2021 y 2030.” La pregunta es ¿que se hará con estos desechos y cómo reutilizarlos?

Ante este nuevo dilema es necesario que fabricantes de baterías y autos tienen la responsabilidad de apoyar las economías circulares, evitando el acumulo de desechos que tienen una degradación infinita. ¿ México sabe de esto ?

Publicidad
5 consejos para bajar tu consumo de electricidad durante la epidemia

La naturaleza ya no quiere darnos nuevas oportunidades, ha reaccionado cambiando el clima a raíz del desorden realizado por la mala utilización de la energía primaria y la transformación para su uso, pero nunca se había considerado la reutilización y remoción de los contaminantes que se han generado. Ante esta realidad, empresas a nivel mundial han colocado como prioridad misiones que debemos considerar:

Valero: “Priorizar energía renovable y captación de emisiones. Bajo el concepto de reciclaje, reutilización, recuperación y reducción bajo una inversión continua en tecnología”.

Shell: “La sociedad necesitará aumentar su participación de energía renovable”.

BP: “Sabemos que las personas de todo el mundo quieren y necesitan lo mismo: energía confiable, asequible y limpia”.

ExxonMobil: “Reducir las emisiones con tecnología de captura y almacenamiento de carbono de las centrales eléctricas y otras fuentes industriales que de otro modo se liberarían a la atmósfera”.

Aramco: “Enfoque interdisciplinario de soluciones innovadoras y rentables para la gestión de carbono, centrándose en de captura y secuestro de CO 2“.

Pemex: “Enfoque sustentable con un manejo integral del agua, reducir las emisiones de bióxido de carbono equivalente y el pasivo ambiental, dando cumplimiento a la regulación ambiental aplicable a nuestras operaciones”.

En todas las empresas de la industria de hidrocarburos está el léxico de captura, almacenamiento y energía confiable; el mundo tiene un nuevo negocio en el sector energético: saber aprovechar al máximo las energías primarias aplicando los conceptos de una economía circular con la inversión en tecnologías.

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad