Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Food-Tech y la revolución de la comida

El mercado de venture capital y private equity ya está a la caza de empresarios y empresas volcadas en productos que respondan a los nuevos intereses del consumidor, apunta Juan Saldívar.
mié 27 enero 2021 12:01 AM

(Expansión) - En contraste con lo que enfrenta la mayoría de las industrias, en la de la producción de comida la pandemia se integró como un ingrediente que aceleró su crecimiento, innovación y disrupción; una deliciosa receta de transformación industrial y creación de valor para el consumidor y el inversionista.

Aunque al principio se vieron probadas al máximo sus cadenas de producción y suministro, hoy cientos de jugadores buscan atender nuevas preferencias de consumo al incorporar sistemas de producción y logística más eficientes, seguros y transparentes.

Publicidad

Se trata de un sector que presenta también muchas paradojas. Por un lado, ha sido ampliamente criticado. Su impacto sobre nuestro medio ambiente es enorme, ya que genera 26% de las emisiones que provocan el calentamiento global, es en gran medida responsable de la sobreexplotación de superficies arables y utiliza con frecuencia materiales no-renovables o tóxicos en sus empaques.

Por si fuera poco, en los albores de lo que la ONU vislumbra como una inminente crisis de seguridad alimentaria, el cambio climático al que contribuye la industria ha derivado en una caída en su productividad y, subsecuentemente, alza de precios.

Esto resulta aún más vergonzoso si tomamos en cuenta el índice de desperdicio y mermas: solo el 70% de la comida producida se consume. Como último ejemplo de una larga lista, se le cuestiona también por la calidad de sus ingredientes, que en ocasiones abonan a pandemias como la de la obesidad, la diabetes y trastornos cardiovasculares que, en su conjunto, se relacionan con el 70% de las muertes en el mundo -80% de las cuales podrían prevenirse si mejoramos nuestra dieta.

Por el lado positivo, el sector de alimentos es realmente atractivo para inversionistas y emprendedores. Esto se debe a su tamaño y diversidad, pero también a las atractivas áreas de oportunidad para mejorar sus procesos de producción y venta, su marco regulatorio, y el aprovechamiento del comercio electrónico.

Por supuesto, este panorama se ve nutrido por los cambios radicales en patrones de consumo, pues el consumidor busca, cada día más, alimentos y marcas con valores sustentables, mejores nutrientes, empaques atractivos, más seguros y que tomen en cuenta la trazabilidad, conveniencia y accesibilidad.

Los jugadores de la industria alimentaria, por su parte, necesitan incrementar sus márgenes con tecnología agrícola, de procesamiento, distribución y venta.

A la vista tenemos nuevos ingredientes como semillas mejoradas, sistemas robóticos de producción, drones inteligentes para control de plagas y cosechas, coaches digitales, suplementos nutricionales personalizados, uso de big-data e inteligencia artificial y manipulación celular para producir proteína animal, entre cientos de ideas que están liderando esta revolución alimentaria.

Publicidad
6 sectores en los que puedes invertir después de la pandemia

Otro ejemplo notable es el boom en la industria de producción de insectos o el mercado de proteína vegetal, que crecerá 28% por año, alcanzando los 85,000 millones de dólares para 2030.

¡Vaya que es un sector fascinante! Recomiendo darle clic a lo que hace Beyond Meat (BYND), que produce hamburguesas a base de proteína vegetal; a Ynsect, empresa que industrializa ya la producción de insectos; a Corteva (CTVA), que provee productos y soluciones de productividad agrícola con base en big data; a Bowery Farming o AeroFarms, enfocados en la producción urbana de vegetales; o a Zoetis (ZTS), centrados en solucionar problemas de trazabilidad y seguridad de alimentos.

El mercado de venture capital y private equity ya está a la caza de empresarios y empresas volcadas en productos que respondan a los nuevos intereses del consumidor (empaques, historias, ingredientes, sabores, conveniencia) y soluciones atrevidas para cambiar de forma radical el sistema de negocio que durante décadas se percibió como inmóvil y maduro. Sólo en 2019 se invirtieron 19.8 mil millones de dólares en 1,858 transacciones en el sector de la producción, distribución y venta de alimentos.

Dentro de estas resaltan las inversiones en la venta de abarrotes (20%), venta de menudeo de comida de restaurantes fuera del local (28%), tecnología de producción (11%), así como la informática en punto de venta de comercios (10%).

Ante un escenario inédito y probablemente irrepetible, que obliga al consumidor a permanecer atrapado en su casa probando nuevos servicios, productos, recetas y hábitos, no me extrañaría que los reportes de inversión en 2020 y 2021 sean espectaculares.

Nota del editor: Juan Saldivar es experto de medios, mercadotecnia digital, construcción de marcas, comercio electrónico y venture capital. Además es Chief Digital, Strategy & Accountability Officer de Entravision en Estados Unidos, socio fundador de SWS Consulting y socio de RiseCapital, un fondo de capital en economías en crecimiento. Su pasión está en el futuro de las marcas, del comercio, del diseño estructural de las empresas y el desarrollo de habilidades críticas para los negocios del futuro. En su pasado está la dirección de empresas como Submarino (de las primeras tiendas de eCommerce en México en los 90), del área digital de Televisa, de divisiones editoriales el grupo Alemán de medios Bertelsmann. Sigue SWSConsulting en Instagram, en Twitter como @Juan_Saldivar y/o escríbele a Juan@sws.ms

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad