Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El impacto de la cultura organizacional en el cumplimiento de objetivos

Para sobrevivir y prosperar, cualquier organización debe actuar rápidamente con inteligencia y conocimiento ante los cambios en la competencia y el panorama de los clientes, señala Gabriel Aparicio.
lun 22 marzo 2021 11:58 PM

(Expansión) - Nunca el cambio ha sido más consistente y disruptivo como ahora, para cualquier organización. Los líderes no pueden simplemente reaccionar ante el cambio, tienen que saber cómo liderarlo, debido a que con mayor frecuencia están surgiendo competidores nuevos y más feroces, que desafían las posiciones de mercado a largo plazo y desvanecen los límites de la industria tradicional. Las expectativas de los clientes también están aumentando y trascendiendo los límites de cualquier industria.

Estas tendencias están convergiendo para convertir rápidamente las mejores prácticas actuales en obligaciones del mañana. Aquello en lo que las empresas han confiado tradicionalmente para mejorar el rendimiento, la optimización de procesos, la reducción de costos y la predictibilidad, simplemente no será suficiente para mantener la participación de mercado y crecerla dentro de la próxima generación de clientes.

Publicidad

Dadas estas circunstancias, ahora más que nunca, una empresa debe asegurar que el cúmulo de creencias, hábitos, valores, actitudes y tradiciones sean compartidos por todo el talento que forma parte de la misma y no puede dejar que surjan de forma natural; es muy importante que la cultura organizacional esté claramente definida y administrada, además de estar alineada con la estrategia para obtener los resultados deseados y, sobre todo, que demuestre su propia existencia como un diferenciador y facilitador en tiempos de cambio.

La cultura organizacional adecuada dentro de una compañía distingue como uno de sus principales atributos, la confianza entre todos sus integrantes para poder promover el compromiso y responsabilidad individual a todos los niveles, lo cual impulsa el hecho de que toda persona que la integra sea consistente con sus comportamientos.

A través de la correcta implementación de la cultura organizacional una empresa se vuelve más ágil y, de esta forma, es mucho más sencillo establecer objetivos, crear sistemas para respaldar esos objetivos y para actuar con transparencia, ya que se pueden alinear las actitudes individuales de cada integrante del equipo para entender la visión y objetivos de la empresa de forma muy clara y, con ello, creer en el propósito de su misión, la cual, se transmite a través de diversos canales de comunicación que sean consistentes, coherentes, auténticos y que promuevan la retroalimentación constructiva positiva e incluyente. Al mismo tiempo que se maneja y mantiene la energía adecuada para evitar que los resultados sean arrastrados de forma negativa.

De una empresa siempre se debe distinguir su forma de ser y actuar, la manera cómo se interactúa en conjunto para desarrollar el adecuado enlace con todas las partes interesadas y grupos de interés y, con ello, poder distinguirse con mayor facilidad de sus competidores.

Publicidad
El mundo cumple un año de pandemia de coronavirus

Para sobrevivir y prosperar hoy y mañana, cualquier organización debe actuar rápidamente con inteligencia y conocimiento ante los cambios en la competencia y el panorama de los clientes. Debe sustentarse en su cultura organizacional para aprovechar de la mejor forma posible a su talento, datos e inteligencia para transformar sus procesos e infundir la velocidad y la capacidad de respuesta necesarias para combatir las amenazas competitivas y mantenerse al día con las expectativas en constante evolución de los clientes.

Diseñar, desarrollar e implementar la adecuada cultura organizacional dentro de cualquier empresa es necesario para impulsar al máximo el uso de las mejores capacidades de los integrantes de los equipos de trabajo, para lograr una identificación entre ellos, para mantener conductas adecuadas, para impulsar la productividad y transmitir la mejor de las imágenes de la organización a la que pertenecen.

Una organización no puede ser inconsistente en sus resultados dependiendo de cómo y quién es responsable de hacer que las cosas sucedan. A medida que se desarrolle con el tiempo la correcta cultura organizacional, las personas se responsabilizarán, asumirán sus errores y entregarán el mejor resultado porque es parte de esa cultura; saben y están conscientes de lo que se espera de cada una de ellas, lo cual, se traduce en un alto compromiso del talento para alcanzar los objetivos.

La cultura organizacional de una empresa es tan buena como las palabras que respaldan sus acciones.

Nota del editor: Gabriel Aparicio es Country Manager de Kelly México. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el desarrollo e implementación de soluciones globales y nacionales. Fue Director Nacional para México, liderando la función de Soluciones de Cadena de Suministro para México en UPS. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad