Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Aumentan los pobres en México, la solución está en todos

Podemos lograr que la visión de las empresas mexicanas pase a una del día a día, al de buscar la trascendencia en el tiempo, y con esa nueva visión, realizar inversiones, opina Mauricio Hubard.
jue 26 agosto 2021 11:59 PM

(Expansión) - “Lo contrario a la pobreza no es riqueza, lo contrario es la justicia, el carácter de nuestra nación no es como tratamos a los ricos, se define por cómo tratamos a los pobres”: Tomado de la película Buscando Justicia.

Quise iniciar este artículo con esta frase, tiene mucha razón y toca el problema de la pobreza en su base, la pobreza es una injusticia, la pobreza es una de las más grandes fallas que tenemos como nación y como sociedad; es una deuda histórica que tenemos con los pobres.

Publicidad

Y no podemos seguir actuando todos como si no fuera responsabilidad de la sociedad en general, pensando que el gobierno es el único responsable de resolver este tema; tampoco podemos continuar arrastrando la solución a las siguientes generaciones.

Si analizamos el comportamiento de la pobreza del 2018 al 2020, durante el gobierno actual y con el año de la pandemia, los números tuvieron una importante regresión:

- Personas en pobreza: pasó de estar en 51.9 millones a 55.7 a finales del 2020.
- Personas en pobreza extrema: de estar en 8.7 millones a 10.8 millones de mexicanos.
- Personas en pobreza moderada: pasó de 43.2 millones a 44.9 millones.

En total se sumaron 7.6 millones de personas a los diferentes niveles de pobreza en México.

Algunos esperaban que las cifras fueran superiores, distintos estudios así lo mostraban.

La razón por lo que fue menor, aunque una sola persona es demasiado, se debe en parte a los programas sociales del gobierno, pero en mayor medida, a los ingresos de las familias por envíos de remesas.

Las remesas han sido una bendición para los mexicanos, en el 2020 sumaron 40.6 billones de dólares, rompiendo mes a mes el récord de mayor número de envíos de dinero. Tan solo en los primeros cinco meses del 2021 han ingresado 19.8 billones de dólares por este concepto, continuando con cifras récord mes a mes.

México está viviendo una de las peores crisis económicas del último siglo.

Para la movilidad social y económica que debemos lograr en nuestro país, los ingresos de las familias por programas sociales no son un remedio real ni sostenible para eliminar la pobreza.

Las remesas ayudan muchísimo a las familias, a que haya circulación de dinero en las comunidades y que los micro y pequeños negocios logren ventas. Pero tampoco es una forma real de eliminación de la pobreza y no depende de un crecimiento en la economía.

La única forma de que todos, como sociedad logremos en el tiempo disminuir el número tan injusto de pobres en México, que una gran parte de estos tengan movilidad de la clase socioeconómica baja a la media, que es el verdadero motor de un país, es con generación de trabajos permanentes y bien remunerados.

Desgraciadamente, y en parte por la pandemia, pero también por medidas del gobierno, las cadenas productivas se han visto afectadas.

El crédito de la banca de segundo piso, de la comercial y parte del sector financiero en general, se redujo drásticamente.

Publicidad
Estos médicos mexicanos atienden gratis y en casa a enfermos pobres de COVID-19

Las inversiones en nuevas empresas o en empresas ya establecidas también se vieron afectadas; aunque después de las elecciones de junio, donde la oposición tuvo un importante avance en la Cámara de Diputados, lo que genera contrapesos al poder del gobierno federal, apoya el Estado de Derecho y por lo mismo, la incertidumbre, generó nuevos ánimos para invertir nuevamente.

Hoy más que nunca, como mexicanos debemos trabajar en pro del mejor futuro del país, debemos invertir en proyectos, en empresas existentes y en la creación de nuevas, que logren la tan necesaria generación de empleos, y hacerlo con la visión de largo plazo, que se logra con lo que se ha llamado recientemente en español “ASG”, que es Ambiente (medio ambiente), Social (responsabilidad social) y Gobierno Corporativo (para lograr un manejo profesional de las mismas).

Podemos lograr que la visión de las empresas mexicanas pase a una del día a día, al de buscar la trascendencia en el tiempo, y con esa nueva visión, realizar inversiones.

Y esto lo debemos buscar como empresarios, pero también como inversionistas (aquí la importancia del ASG, que ayuda a dar certeza en el manejo de los negocios).

Pero también pensar en consumir en los negocios de nuestras comunidades, viajar dentro del país, consumir productos nacionales de preferencia.

Y, en el sector financiero, proveer de liquidez para lograr el crecimiento de los negocios, que lleve a una mayor generación de riqueza; por lo mismo, de la economía y generar año con año, los millones de empleos bien remunerados que necesitamos crear y que es viable si actuamos todos en busca del México del futuro.

La liquidez es el oxígeno de las empresas, que les permite generar utilidades y empleos.

Hay que trabajar en saldar esa deuda histórica, va a tomar tiempo, por eso hay que empezar hoy.

¡Sí, se puede, y porque se puede, debemos hacerlo!

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School) en la maestría ejecutiva “Owners, President Management Program, OPM “ en la generación 34, es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad