Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Donde sea y como sea, el bienestar es clave

Las personas son capaces de laborar desde cualquier lugar, es cuestión de confianza, únicamente hay que ofrecerle las herramientas necesarias, opina Fernanda Zenizo.
vie 24 septiembre 2021 12:00 AM
motivación - empresas - empleados motivados - estrés laboral - cultura laboral - coronavirus - covid-19
Más allá del beneficio de las personas, se atiende lo que poco se dice, pero es de gran relevancia para la empresa, el beneficio económico que significa tener colaboradores felices, considera Fernanda Zenizo.

(Expansión) - Como ya constantemente lo hemos comentado, el último año y la situación de pandemia nos obligó a hacer varios ajustes tanto en lo personal y laboral. Desde limitar o evitar los acostumbrados saludos de mano o abrazo entre amigos y amistades, hasta la forzada adopción del trabajo en casa por parte de la mayoría de las empresas.

Bastante ha cambiado la percepción y cultura que predominaba entre varios líderes de las organizaciones y de los encargados de mover los hilos de la gestión del capital humano de “si no te veo en la oficina y sentado en tu escritorio” entonces no te dedicarás a tus obligaciones laborales con el mismo enfoque y alcanzarás los mismos resultados que si te quedas en casa.

Publicidad

Junto con el tan cuestionado y debatido reciente regreso a clases que ha sido agobiante y estresante para los padres de familia en muchos sentidos, se tiene el regreso a las oficinas -considerando que la pandemia lo siga permitiendo- junto con el esquema híbrido de trabajo.

En los últimos meses, más que en los últimos años, los integrantes del equipo de Recursos Humanos en coordinación con las otras áreas de la organización han dedicado un gran esfuerzo en la creación de políticas, procedimientos y lineamientos para asegurar la salud física de sus colaboradores, pero, sobre todo, para su fortalecer la estabilidad mental y emocional. Y si algo nos ha enseñado la pandemia ha sido la fragilidad en estos últimos aspectos.

Sumado a esto, se tiene que la más reciente medición de la pobreza en México del Coneval detalla que entre el primer y segundo del trimestre de este año la pobreza laboral del país disminuyó 0.9 puntos porcentuales y que, aunque con una muy ligera mejoría, este factor hace más imperante que las organizaciones monitoreen y se ocupen del bienestar de sus colaboradores.

Una buena noticia sobre el regreso a clases es que probablemente esa circunstancia permita que muchas mujeres regresen al mercado laboral en alguna medida.

La todavía real y vigente incertidumbre social y económica crea dudas en las decisiones que los empleados, ya sea trabajando desde casa o en la oficina, podrían tomar ya que no están seguros si éstas son las correctas o no para la situación de su empresa, así como tomarlas bajo presión, la falta de asertividad y no juzgar con objetividad las acciones propias, a confundir lo correcto de lo incorrecto, entre otras, son afectaciones en las conductas que siguen representando para las organizaciones una mayor exposición en temas de ciberseguridad, robo y fraudes.

Por esto, los líderes de las organizaciones y los encargados del capital humano siguen teniendo la responsabilidad de mantener la continuidad del negocio, tomando decisiones fuertes, innovadoras y haciendo nuevas priorizaciones, siendo una de las principales, el monitorear el bienestar del recurso humano.

Publicidad

Las personas son capaces de laborar desde cualquier lugar, es cuestión de confianza, únicamente hay que ofrecerle las herramientas necesarias; pueden trabajar con responsabilidad desde casa u oficina, hay que darles y generales confianza; pueden estar motivados sin importar la situación en las que se encuentren, únicamente hay que estar al tanto de que esto no se pierde.

Todo esto se logra a través del monitoreo constante de su bienestar para que, de ser necesario, éste sea atendido. Y más allá del beneficio de las personas, se atiende lo que poco se dice, pero es de gran relevancia para la empresa, el beneficio económico que significa tener colaboradores felices.

La buena gestión del capital humano siempre ayudará no solo a generar un mayor nivel de bienestar sino también a prevenir problemas y anticipar necesidades que se puedan cubrir a un menor costo y con mayor beneficio no solo para el personal sino también para los resultados de productividad de las empresas. Gestión que debe de ocurrir siempre, con o sin situaciones extraordinarias como la que continuamos atravesando.

Nota del editor: Fernanda Zenizo es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por parte de la Universidad del Valle de México. Actualmente se desempeña como Directora General de Intelab. Actualmente es Vicepresidente de Gestión de Comités Técnicos en el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad