Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La COP26 es un acto de fe

¿Cómo aportaremos desde México a esta reunión si las empresas productivas del Estado no cumplen con las emisiones programadas en forma anual?, cuestiona Ramses Pech.
jue 28 octubre 2021 12:08 AM

(Expansión) - El próximo domingo 31 de octubre se realizará la reunión sobre el Cambio Climático COP26.

Es probable que escuchemos que la soberbia, el orgullo, la culpabilidad, los señalamientos y los calificativos, en todos los discursos, serán páginas, presentaciones y mesas de trabajo; pero en realidad no existe un consenso real de cómo podemos mitigar, ya no el cambio climático -porque este ya fue-, sino cómo mantener el incremento de la temperatura por debajo de los 2oC , debido a que el 1.50C está complicado con las tendencias actuales del consumo de la energía.

Publicidad

Cada país rendirá sus justificaciones y cómo cree que podrían purificar cada acción que han realizado y que pretenden continuar. Un caso es simplemente pedir un permiso que no pueden revertir en este momento, ante la necesidad económica del crecimiento por la pandemia, que depende fundamentalmente en intercambios comerciales, que tienen lugar entre los países sobre materias primas, productos y tecnología, que se anteponen a los que ayudan a ser parte de un mundo subalterno ideal.

Greenpeace emitió la semana pasada ciertos comentarios sobre un reporte que la organización de las Naciones Unidas, vía Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) , ha llegado a ciertas conclusiones sobre cómo podría mantener la temperatura por debajo de los dos objetivos que el planeta necesita, y que será entregado en marzo del 2022; será complementado con información de la reunión de la COP26.

Según la organización, dicho reporte señala que los países que dependen de las energías primarias fósiles (carbón, gas natural, petróleo crudo) han indicado que no están de acuerdo con ciertas conclusiones y que actualmente están cabildeando para introducir ciertas correcciones. Refiere que no están cometiendo una falta hacia la naturaleza y que deberán ser tomadas en cuenta para no manchar la versión final que se tenga en los próximos meses.

Los países del G20 llegan a un "insuficiente" acuerdo sobre el clima

Los países que no están de acuerdo justifican que actualmente no existen políticas públicas reales, la suficiente tecnología y/o el dinero para poder realizar tal cambio, como lo sugiere el borrador de la ONU. Entre los comentarios destacados hacia este reporte:

Arabia Saudita señala que “se debe evitar el uso de 'transformación', ya que tiene implicaciones políticas al requerir acciones políticas inmediatas. La transición a economías bajas en carbono se puede lograr mediante intervenciones planificadas y considerando varias opciones de transición".

Indica que actualmente no hay una planificación o una política uniforme mundial, debido a que cada nación considera cómo llevarla en función de su economia, mercado interno y relaciones comerciales en el mundo. Hasta no haber un plan no habrá transformación. Para ello, Arabia Saudita propone una Economía Circular del Carbono , la cual pretende ser adaptada por diferentes países.

Publicidad
¿Sabes definir el calentamiento global? Te explicamos qué es y cómo funciona

La OPEP solicita a la ONU que se quite la oración "...eliminar activamente todos los combustibles fósiles en el sector energético", debido a que “no es una declaración neutra desde el punto de vista político, lo tecnológico podría tener un papel clave” en la reducción de emisiones. Esto derivado de estudios realizado por la OPEP, que indican que las energías primarias fósiles no dejarán de ser utilizadas en el corto plazo, y prevén que continuarán siendo la base energética hasta después del 2050.

En el reporte surge también la utilización de la tecnología grandes productores o usuarios de energías primarias fósiles, y así como la OPEP, apoya la captura y almacenamiento de carbono (CCS-Carbon Capture and Storage). Esta puede capturar las emisiones de carbono de los sitios industriales como las centrales eléctricas y mantenerlas fuera de la atmósfera o utilizarlas en procesos industriales. Pero están en vías de desarrollo y hay una mayor concentración de este tipo de tecnología en Estados Unidos .

¿Cómo aportaremos desde México a esta reunión si las empresas productivas del Estado no cumplen con las emisiones programadas en forma anual, si siempre están por arriba? Ahora que la Organización Mundial para la Salud ha emitido nuevos parámetros para tener una mejor calidad del aire, la Semarnat acaba de aplazar al 2025 la obligación de fabricar e importar exclusivamente camiones y buses que usen diésel ultra bajo en azufre, y esta resolución está alineada a lo emitido por la CRE, en que Pemex hasta este año está obligado a empezar a vender este producto en su totalidad.

Ha quedado confirmado que hay dos ejes para el mundo: 1) el de los países que pretenden eliminar la utilización de hidrocarburos y carbón en el 2050, y 2) el de los que continuarán invirtiendo en estas industrias, ante la falta de certidumbre sobre cómo transitar.

¿Quién ganará?

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad