Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Meta aprendizaje: aprender a transformarse

Las circunstancias complejas como crisis de salud, economía, relaciones interpersonales, entre otras, deben afrontarse con la mente de búsqueda e innovación de niño, apunta Rafael Campos Hernández.
vie 12 noviembre 2021 12:08 AM
metaverso qué es
Hoy las personas deben utilizar y crear nuevas estrategias basadas en la experiencia para adaptarse, renovarse, innovar y transformarse, señala Rafael Campos Hernández.

(Expansión) - Las ciencias y la tecnología han impulsado una mejor comprensión de la condición de ser humano y ser persona. Los avances en las ciencias: cognitivas, neuronales, psicológicas, pedagógicas, andragógicas y de la salud han generado campos de investigación que abren un horizonte amplio de las capacidades de los individuos desde antes del nacimiento hasta el ocaso de la vida.

Preguntas sobre ¿quién soy? o ¿qué conoce la gente sobre su propio proceso de pensar? es un tema antiguo tanto en la filosofía como en la psicología. En el siglo IV a. C. Sócrates, con su ironía, afirmaba: solo saber, que sabía nada. En términos facebookeanos del día de hoy, el viejo filósofo vivía con conciencia de su metamundo. Es decir, Sócrates es capaz de verse a sí mismo en un mundo diferente al físico como alguien distinto a su persona para autoanalizarse.

Publicidad

Esta capacidad de vernos a nosotros mismos permite analizar nuestra historia. Vemos cómo de pequeños arriesgábamos, jugábamos, imaginábamos, aprendíamos mucho aún con golpes y porrazos. Ya de adultos evitamos el fracaso, el esfuerzo extremo que frustra y la agresión de la vida para evitar trauma.

Cuestionamientos sobre por qué los niños aprenden más que los adultos son temas que impulsan no solo a la pedagogía sino también hoy a la Andragogía. A inicios del siglo XX, Binet (1903) y Yoakum (1925) realizaron investigaciones sobre la capacidad de introspección de los infantes.

Binet se enfocó en la forma en la que su hija resolvía un problema. Le cuestionaba el por qué actuaba así y cómo había llegado a esa conclusión. Yoakum por su parte inició a cuestionar a los pequeños a los que enseñaba: ¿Qué es lo que haces cuando estudias? Su experiencia educativa lo llevó a encontrar que estos tenían conciencia de actividades básicas para aprender. Ya como adolescentes los hábitos y estrategias para adquirir conocimiento eran más completos.

Lo esencial en aprender es, por una parte, tomar conciencia de mis fortalezas y debilidades para adquirir conocimiento, sean conceptos, competencias o valores. Por la otra, ser consciente del proceso o tarea a realizar de inicio a fin. El lograr como sujetos comprender una situación de vida permite desarrollar los procesos de planear, monitorear y revisar lo que realizamos para ser más eficientes en nuestras conductas.

Este proceso de verse a uno mismo lleva a aprender cómo aprendemos, lleva al meta aprendizaje. Pero, este conocer cómo conozco, aprender cómo aprendo, ¿para qué me sirve?

Como adultos se tiene ya una serie de estrategias que se adquieren a lo largo de la vida. Sin embargo estas herramientas no son las únicas para resolver los problemas. Si se quiere resolver las nuevas situaciones, utilizando las respuestas viejas, se limitan opciones.

Las circunstancias complejas como crisis de salud, economía, relaciones interpersonales, entre otras, deben afrontarse con la mente de búsqueda e innovación de niño. Hoy las personas deben utilizar y crear nuevas estrategias basadas en la experiencia para adaptarse, renovarse, innovar y transformarse.

La esencia de esta evolución es como el aprendizaje del niño dispuesto a jugar, tratar, equivocarse, frustrarse y, sin embargo, volver a la tarea. En esto sí ayuda mucho el crear metamundos, simulaciones, historias, fábulas, escenarios que con datos y tendencias permitan acercarse más a una resolución no solo lógica sino intuitiva. Esto aplica para la vida. Es clave estar dispuesto a repetir la tarea en el metamundo y las simulaciones hasta ganar.

Publicidad

Entre los principios que resaltan en las ciencias cognitivas y de la conducta para mantener ese espíritu de niño que lleven al adulto a revitalizarse y transformarse están:

1. La fuerza de voluntad personal tiene límites. Aprende a apoyarte en otros, tu familia, amigos o compañeros de trabajo.

2. La mente tiene un sistema de ayuda ante el peligro. Evita riesgos innecesarios.

3. Miedo + incertidumbre = ansiedad y estrés. Busca un espacio seguro y genera un plan personal que dé certeza para avanzar.

4. Conoce cómo trabaja tu mente. Cada uno de nosotros tiene unos lentes ante la realidad. Toma conciencia de que tienes la única solución. Permite la apertura a nuevas formas, estrategias y soluciones.

5. Sé curioso. Estar abierto a nuevas alternativas permite transformarte.

6. Evita el activismo del ratón en el laberinto o el hámster en la rueda. Planea conscientemente acciones que te saquen de la caja o de la rueda sin fin de una vida que no permite avanzar.

7. Los malos hábitos reflejan problemas personales ocultos. ¿Comes o tomas de más? ¿Postergas tus tareas? ¿Prefieres distraerte para no afrontar los problemas? ¿Trabajas y te ocupas de más para no enfrentar situaciones críticas?

Los procesos de meta aprendizaje se pueden realizar para generar un plan de vida. Además, son estrategia básica en la creación de simulaciones que permiten la transformación personal, social y empresarial.

Nota del editor: Rafael Campos Hernández es Rector Institucional de Aliat Universidades. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad