Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Risky business: el riesgo geopolítico, un reto para las empresas

Las empresas pueden gestionar de manera proactiva las amenazas que las crecientes tensiones políticas domésticas e internacionales representan para sus operaciones, desempeño y cultura.
dom 13 marzo 2022 03:30 PM
Lo que debes considerar antes de invertir en cursos de liderazgo
Las empresas deben estar preparadas para enfrentar eventos de crisis múltiples y simultáneas y para abordar los riesgos como problemas entrelazados, no como eventos aislados o episódicos, señala María José González de Cossío.

(Expansión) - No son solo los desafíos geopolíticos, como la invasión de Ucrania por parte de Rusia, los que afectan las inversiones estratégicas de las empresas; los ejecutivos enfrentan cada vez un mayor número de retos de forma simultánea como son el aumento de la inflación, la escasez del mercado laboral, nuevas restricciones comerciales, medidas proteccionistas y el impacto de la pandemia de COVID-19.

Las empresas pueden gestionar de manera proactiva las amenazas que las crecientes tensiones políticas domésticas e internacionales representan para sus operaciones, desempeño y cultura.

Publicidad

Las presiones externas se traducen en presiones internas sobre los equipos directivos de las empresas. Según las circunstancias, los líderes empresariales deben sopesar las consecuencias de eventos externos como lo es una guerra. Entre éstas se tienen las disrupciones comerciales en las cadenas de suministro, el incremento en el costo de insumos, el cierre del comercio a ciertos mercados y el escrutinio público o mediático sobre las operaciones de la empresa en áreas de conflicto.

Las empresas deben tener una visión actualizada de los riesgos para equilibrar las prioridades del mercado a corto y largo plazo, así como lidiar con una fuerza laboral global con diferentes puntos de vista sobre temas como la privacidad de los datos y los derechos humanos.

Toda discusión sobre dichos desafíos debe comenzar desde arriba, por lo que las empresas deben contar con líderes preparados para entender y enfrentar obstáculos políticos y económicos con el objeto de ser competitivos a nivel global.

En un entorno de creciente inestabilidad geopolítica, a continuación se describen tres líneas de acción que permiten a las empresas navegar exitosamente.

1. Involucrar al Consejo de Administración

Los directores ejecutivos deben mantener una estrecha y frecuente comunicación con sus consejos de administración para informar cómo se ve la empresa hoy y cómo se podría ver afectada por el entorno externo.

Los Consejos Directivos deben analizar cómo las empresas deben responder a los riesgos geopolíticos que enfrentan, como parte de un esfuerzo para construir negocios más resilientes.

Durante la pandemia, la gerencia intensificó el nivel de comunicación con los consejos, aumentando el nivel de transparencia y confianza. Ante situaciones de crisis, los directores ejecutivos deben proporcionar información a medida que se desarrolla.

La administración puede usar reuniones formales, videollamadas o correos electrónicos periódicos. Una mayor comunicación reducirá el riesgo de que los consejeros se vean sorprendidos, y permitirá que la junta de gobierno cumpla con sus deberes de supervisión y orientación estratégica.

Contar con un foro regular para examinar y ventilar los puntos de riesgo y las realidades operativas desde múltiples perspectivas no solo mejora la toma de decisiones, sino que contribuye a crear consenso sobre los problemas del día. Dicho consenso puede crear un conjunto de principios rectores que permitan una reacción rápida y decidida cuando se presentan escenarios de crisis.

2. Evitar ver las crisis como eventos aislados

Las empresas deben estar preparadas para enfrentar eventos de crisis múltiples y simultáneas y para abordar los riesgos como problemas entrelazados, no como eventos aislados o episódicos.

En el corto plazo, los consejos de administración deben asegurarse de que la administración considere los riesgos latentes (como puede ser ataques a la seguridad cibernética) y cuente con el personal, la estructura, las políticas y los procesos para manejar múltiples crisis que ocurran durante un período prolongado.

Los riesgos geopolíticos se convierten en catalizadores para que los consejos de administración y los altos ejecutivos reevalúen su enfoque de gestión de crisis. Parte de una gestión exitosa del riesgo consiste en repensar cómo se comunican los mensajes claves.

 

A medida que continuamos siendo testigos de una convergencia de problemas ambientales, de salud, sociales y económicos, resulta fundamental que los consejos y la alta gerencia tengan presente que los riesgos no son problemas individuales, y examinen las posibles intersecciones de múltiples riesgos a lo largo del tiempo.

3. Cuando se trata de la composición del Consejo hay que tomar en cuenta la diversidad

A medida que los consejos buscan aumentar su diversidad de género, raza y etnia, no deben perder de vista la diversidad geográfica. Eso no requiere tener directores que actualmente vivan o trabajen fuera del país, pero sí un equipo con experiencia internacional.

El mundo se ha vuelto más interconectado, no solo en términos de clientes sino también de cadenas de suministro y la experiencia internacional puede ayudar a detectar problemas y oportunidades.

Nota del editor: María José González de Cossío es CEO de GDC Consulting, una empresa de Comunicación Financiera y Corporativa, Relaciones Públicas, Manejo de Crisis y ESG. Cuenta con experiencia trabajando en el sector privado y público, así como en ONG ́s en temas relacionados con el sector energía, infraestructura, manejo de riesgos, educación, análisis económico y relaciones públicas. Economista por el ITAM y miembro del Consejo Consultivo del Women ́s Forum, Women in Energy, así como del Consejo Consultivo de Ex Alumnos del ITAM. Forma parte del Patronato del Instituto Nacional de Perinatología. Síguela en Twitter y en LinkedIn . Escríbele a mariajose@gdcconsulting.com.mx . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad