Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La primavera energética

Hoy Rusia está moviendo sus recursos para mantener esta guerra y adicionalmente evaluará cómo continuar su mercado, su economía y sobre todo su interrelación con el mundo, señala Ramses Pech.
jue 24 marzo 2022 12:02 AM

(Expansión) - El mundo ha entendido qué tan dependientes somos de los recursos financieros y sobre todo del acceso directo a energías primarias en forma continua para poder mantener una economía.

¿Qué está haciendo el mundo ante esta situación?

Publicidad

Estados Unidos ha dado el primer paso. La secretaria de Energía de ese país ha autorizado dos proyectos de exportación de Gas natural licuado (GNL) en operación actual a Sabine Pass, de Cheniere Energy Inc., en Luisiana y Corpus Christi, en Texas. Ha otorgado a ambas locaciones la flexibilidad adicional para exportar el equivalente a 720 millones de pies cúbicos por día a cualquier país con el que Estados Unidos no tenga un acuerdo de libre comercio, incluida toda Europa.

Alemania podría reemplazar alrededor de la mitad de sus importaciones de gas natural de Rusia este año, en caso de una interrupción del suministro, señaló la Asociación de la Industria de Servicios públicos BDEW. Indicó, adicionalmente, que “hoy en día, alrededor del 50 % del gas natural ruso puede reemplazarse o sustituirse a corto plazo. Esto corresponde alrededor del 20 % del requerimiento anual de gas en Alemania".

China intenta lograr "un delicado equilibrio" entre apoyar a Rusia –retóricamente-, pero sin antagonizar más con Estados Unidos, debido a que los bancos chinos no pueden darse el lujo de perder el acceso a los dólares estadounidenses. Y muchas industrias chinas no pueden permitirse el hecho de privarlas de la tecnología de Estados Unidos.

India ha incrementado hasta cuatro veces las importaciones de petróleo de Rusia tomando como referencia el promedio del 2021, derivado principalmente por las sanciones actuales. Aprovecha esta disyuntiva para poder negociar un precio de barril con descuentos que van desde los 25 a los 30 dólares por barril. India importa más del 80% del petróleo crudo que consume y ha estado tratando de diversificar sus fuentes, pero ante las actuales circunstancias, al parecer utilizarían el pago a Rusia, realizándolo con sus propias monedas.

El costo de estar en una guerra requiere de combustibles, alimentos, maquinaria, logística y todo lo necesario, y deriva en tener dinero suficiente para mantenerla, lo que se espera es que estos recursos provengan de las fuentes que el gobierno pueda recaudar de su economía.

Se puede lograr si la macroeconomía se mantiene constante y en crecimiento. El dinero es finito y depende de qué tanta conversión se puede realizar en un periodo de adaptación.

¿A qué se enfrenta Rusia?

Hoy está moviendo sus recursos para mantener esta guerra y adicionalmente evaluará cómo continuar su mercado, economía y sobre todo su interrelación con el mundo, ante un posible aislamiento no masivo mundial mermado en el corto plazo. Solo se habla del presente, y en el futuro las relaciones comerciales con este país no tendrán la misma confianza que antes se tenía con ciertas restricciones; ahora todo será cuesta arriba.

La economía rusa ya presenta problemas. El rublo ha perdido más del 20% de su valor frente al dólar y al euro desde que comenzó la guerra en Ucrania. Además de permitir que la moneda rusa se desplome frente al yuan y Beijing no le está haciendo ningún favor a Moscú. Esta depreciación respecto a otras monedas ocasionará que tendrán que pagar más en rublos por las importaciones de quienes se arriesguen ante otros países para vender o hacer negocios con ellos.

Publicidad

Rusia depende mucho de las exportaciones de crudo para mantener su economía en movimiento, pero para abril se espera que pueda haber una salida de tres millones de barriles diarios de la producción de petróleo en el mercado mundial, derivado de las sanciones y que los compradores eviten las importaciones que los pongan en una posición incómoda frente a Estados Unidos y sus aliados.

En 2021, Rusia exportó al mundo alrededor de 4.7 millones de barriles diarios de crudo, de los cuales 49% los envió a Europa. El gas natural ruso vendió al mundo 8.9 billones por día; el 74% fue adquirido por el viejo continente.

Ante el déficit por la salida del crudo ruso, se podría incrementar aún más el precio del petróleo en los próximos meses, y quienes pudieran subsanar la situación serían los países pertenecientes a la OPEP + (donde está Rusia), principalmente Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Dichos países tienen una capacidad adicional sustancial que podría ayudar de inmediato a compensar la pérdida de producción rusa.

México tiene una oportunidad, si es que puede incrementar la capacidad actual, que estaría alineada a la política pública vigente de llegar a dos millones de barriles diarios. ¿La OPEP+ cederá ante las presiones mundiales para incrementar la producción?

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad