Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo navegar la tormenta de la inflación?

Es difícil predecir con exactitud cómo serán las siguientes presiones inflacionarias. Lo más razonable es considerar que, como la marea, volverán, considera Felipe Ize.
jue 21 julio 2022 06:00 AM

(Expansión) - Hace tres meses la inflación llegó cuando los líderes empresariales informaron sobre el impacto que estaban teniendo los altos costos en sus operaciones. Era un golpe esperado, pero no de ese tamaño, al grado que muchas organizaciones en Estados Unidos vieron cómo sus acciones cayeron a niveles no vistos desde el Black Monday de 1987.

A medida que más y más consumidores se vacunaron contra el COVID-19 el año pasado, las empresas disfrutaron de un gran impulso en las ventas; pero la fuerte demanda de bienes abrumó rápidamente las cadenas de suministro y los desequilibrios entre oferta y demanda se combinaron con presiones de costos.

Publicidad

Además, los precios de las materias primas volvieron a subir con la invasión de Rusia a Ucrania, lo que exacerbó los aumentos de costos, tanto directos como indirectos, y elevó aún más la inflación.

En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la inflación anual se aceleró más de lo planeado en la primera mitad de junio y se colocó en 7.88% en lo que va del año –y, de acuerdo a la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), 16 de los 24 productos de la canasta básica que se encuentran en el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) han aumentado su precio entre 10 al 200%.

¿Cómo entonces determinar qué incrementos de precios son adecuados? ¿Cómo prepararse para enfrentar estas circunstancias sabiendo que se prevé un periodo de alta inflación? Comparto algunas acciones en las que los líderes empresariales pueden centrar sus esfuerzos para transformar este periodo de estrés en una oportunidad para el futuro.

1. Entendimiento total de la cadena de suministro

De acuerdo con el artículo de Harvard Business Review, How Companies Can Prepare for a Long Run of High Inflation , lo primero y más importante es comprender toda la cadena de valor y su exposición ante posibles crisis de la cadena de suministro. Es decir, no solo aprender sobre los proveedores inmediatos sino también descubrir los proveedores detrás de los proveedores, y así sucesivamente. Evaluar el riesgo de interrupción en cada etapa, desarrollar fuentes alternativas de suministro y mantener un inventario suficiente será vital.

2. Diversificación y visibilidad

Reorientar las redes de suministro y distribución para enrutar los envíos a través de puertos de baja congestión y rutas marítimas de menor costo, y utilizar la logística y el suministro as a service de terceros, así como una mayor visibilidad del inventario y de las métricas de la experiencia del cliente permitirá equilibrar costos y servicios de manera más efectiva.

3. Enfoque quirúrgico hacia los consumidores

En lugar de implementar aumentos de precios generalizados que pueden erosionar la confianza del cliente, los empresarios pueden adaptar su respuesta de precios inflacionarios por cliente y segmento de producto, teniendo en cuenta tanto el margen por segmento como la disposición a pagar de los consumidores. El aumento de precios es desagradable tanto para los consumidores como para los empresarios, pero quien logra adoptar un enfoque quirúrgico tiene más probabilidades de conservar la rentabilidad y las relaciones intactas con los consumidores.

4. Colaboración del equipo extendido

Para mejorar la resiliencia las empresas pueden aumentar la colaboración con sus proveedores y ver más allá de los precios. Una colaboración entre los equipos de fijación de precios y compras puede mitigar los efectos de la inflación, el impacto en el consumidor y la cantidad de productos a comprar. Al final, lo que buscan ambas partes es una situación ganar-ganar. Si un aumento de precio parece inevitable y está respaldado por argumentos sólidos, es posible que existan alternativas para minimizar el efecto del aumento de costos en la categoría.

 

5. Tecnología de punta

Las empresas más avanzadas han evolucionado al darse cuenta de que tienen el control total del diseño y las especificaciones del producto, así como de la cadena de valor, y negocian en función del costo. Para hacer esto, han implementado herramientas de compras y abastecimiento de siguiente generación para crear visibilidad del impacto de la inflación en los costos del producto final y desarrollar así objetivos de costos para sus productos.

Las herramientas de monitoreo de costos en tiempo real permiten identificar cuál debería ser el impacto de los cambios en los costos de los insumos (de materias primas, fletes, mano de obra, tipos de cambio, etc.) y en dónde se alejan de los precios propuestos por los proveedores. Los modelos digitales de costos deberían permitir a las empresas desarrollar rápidamente una vista detallada de lo que deberían costar sus productos y ajustarlos fácilmente a medida que evolucionan las condiciones del mercado.

Es difícil predecir con exactitud cómo serán las siguientes presiones inflacionarias. Lo más razonable es considerar que, como la marea, volverán. Por ello, los líderes pueden prepararse para minimizar el impacto cuando la tormenta se torne más complicada. De acuerdo al artículo How to deal with price increases in this inflationary market de McKinsey, hay varios caminos.

Es probable que el entorno siga siendo desafiante durante algún tiempo, pero la situación también presenta una oportunidad para que aquellos que se mueven con decisión y rapidez desarrollen una respuesta. Reconocer que es probable que la inflación persista puede dar un sólido incentivo para actuar de manera integral en toda la organización y la cadena de valor. El futuro pertenecerá a aquellos que estén dispuestos a remodelar sus capacidades y hacer crecer su resiliencia organizacional.

Nota del editor: Felipe Ize es Socio de McKinsey & Company en México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad