Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Entrelíneas | Fraudes y extorsiones. Los ‘buitres’ están desatados

Según la Interpol, los riesgos para estafadores no son elevados, pero los beneficios sí. Esta modalidad delictiva ha adquirido una dimensión nueva gracias al rápido avance de la tecnología digital.
lun 15 agosto 2022 11:59 PM
Hacker attacking internet
Al cierre de 2021, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), del gobierno de México, recibió 252 mil reclamaciones tipificadas como fraude tradicional, robo de identidad y fraudes virtuales. iStock.

El buitre es seguramente el ave más ofendida por la humanidad debido a su voracidad por la carne muerta. Goza de una mirada kilométrica que le permite ir tras su presa inerte y, aunque también desempeña una función primordial para el ecosistema (el reciclaje rápido de los animales ya sin vida), suele ser descrito como feo y repugnante.

La vida salvaje no es la única que cuenta con este tipo de especímenes. En la vida cotidiana hay quienes se aprovechan del miedo, toman el dinero que no es suyo, pero también abusan de la confianza para enganchar a sus víctimas. Hoy, abundan los ‘buitres’ que extorsionan, roban identidades, engañan, vacían en cosa de segundos cuentas bancarias.

Publicidad

La desgracia puede caer en cualquier momento. Cuando hay crisis, también, están dadas las condiciones que motivan a los estafadores a actuar. Según la Interpol, los riesgos para estos delincuentes no son elevados pero los beneficios sí. “La delincuencia financiera abarca desde el simple robo cometido por personas malintencionadas hasta operaciones orquestadas por grupos delictivos. Esta modalidad delictiva ha adquirido una dimensión nueva gracias al rápido avance de la tecnología digital”.

Y todos podemos caer en sus trampas.

Veamos la data:

Al cierre de 2021, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), del gobierno de México, recibió 252 mil reclamaciones tipificadas como fraude tradicional, robo de identidad y fraudes virtuales; de esta cifra, 155 mil estuvieron relacionadas con la banca múltiple.

El fraude tradicional, explica Jesús Chávez, director de Análisis y Estadísticas de Servicios y Productos Financieros en la Condusef, ocurre con el tallado de la tarjeta de crédito o de débito, pero también cuando las personas tiran sus estados de cuenta sin considerar que ahí está toda su información financiera, que puede ser usada por un estafador.

En 2021, la Condusef recibió casi 45 mil reclamaciones, lo que significó un ligero crecimiento de 0.6% frente a 2020. En tanto, en el primer semestre de 2022 captó 20 mil 812 reclamaciones, cuando en el mismo lapso de 2021 registró 23 mil 425 reportes, una disminución de 11.2%.

Por lo que se refiere al posible robo de identidad (que puede ocurrir cuando se pierden las identificaciones oficiales), en 2021 la Condusef recibió 3 mil 383 reportes, un decremento de 4% frente a 2020; mientras que de enero a junio de 2022, registró mil 504 reclamaciones, una disminución de 4.4% con relación al primer semestre de 2021 (mil 573 reportes).

 

Los fraudes virtuales han tenido otro comportamiento. Al cierre de 2021, la Condusef registró un incremento importante en posibles fraudes virtuales con 24 mil 442 reclamaciones, un incremento del 52.4% frente al año anterior. Al cierre de junio de 2022 recibió 12 mil 837 reportes, lo que significa un incremento de 5.8% respecto al mismo periodo de 2021. Dos causas están relacionadas con este presunto delito: transferencias electrónicas no reconocidas y cargos vía internet no reconocidos.

A estos datos habrá que añadir algo más: la cifra negra de delitos que no se reporta y cuyas consecuencias solo son asumidas por quienes los sufren. De acuerdo con cifras proporcionadas por el Consejo Ciudadano, en Europa la cifra negra de delitos patrimoniales es del orden del 65% y en América Latina está entre 80% y 85%. Una barbaridad.

En realidad, la cifra negra es imposible de tasar pues tiene muchas caras: desde quien detecta un cargo pequeño en su cuenta bancaria pero no lo reporta hasta quien perdió sus identificaciones y aún no sabe que alguien, con su nombre, ya solicitó un crédito.

“Por ahí hay una cifra negra que está bailando pero no te la puedo cuantificar”, dice Jesús Chávez, de la Condusef.

“Muchas personas no siguen la investigación y solo comparten su información como un tema de alivio, de solidaridad para que no caigan otros. Muchas personas piensan que, dado el monto, ya no tiene caso seguir, solo 7.8% de los reportes se convierte en carpetas de investigación”, añade Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Se sabe que la incidencia de estos delitos preocupa a bancos y a autoridades, por la evolución y sofisticación de los ‘buitres’ que aprovechan los canales legales para hacer de las suyas, por el universo de apps que han surgido y que no son parte del sistema financiero y no es posible rastrear y hasta por el boom que podrían registrar los delitos financieros ante futuras temporadas de consumo como las fiestas patrias, el Buen Fin y la Navidad.

¿Quién debe pagar por las fechorías de los ‘buitres’? ¿Los usuarios? ¿La banca? ¿El gobierno? Nadie propiamente es culpable o, en todo caso, hay responsabilidades compartidas. Los bancos deben fortalecer sus mecanismos de seguridad, las autoridades mejorar sus estrategias de persecución del delito y nosotros detonar nuestra cultura financiera.

Algo tenemos que hacer ya. Aquí algunos consejos: consultar el Buró de Crédito; contratar el producto financiero que se ajuste a las necesidades del usuario; exigir la información relacionada con garantías, comisiones por cobrar, alertas; no dar información financiera a nadie, de tal forma que si se recibe una llamada para dar aviso de un cargo no reconocido o para actualizar la información bancaria, dar las gracias, colgar, tomar la tarjeta, voltearla y hablar directamente a la institución financiera.

“Lo más importante es que ninguna emergencia que se nos plantee o ninguna oferta extraordinaria, en general, es verdad. Todo aquello que entra por teléfono, en lo que se refiere a urgencias o supuestas situaciones de oferta, es falso en 98% de los casos”, advierte Guerrero Chiprés.

Los ‘buitres’ se aprovechan del ‘factor sorpresa’ y del miedo. Conservemos la calma. El dinero está escaso y hay una sensación de vulnerabilidad y pérdida, pero es importante tener claro, por ejemplo, que toda oferta que pretenda resolvernos en 5 minutos la vida es un fraude; ante todo lo que suene bueno, bonito y barato, lo mejor será pensarlo dos veces.

 

**********

La pregunta de esta historia es: ¿los usuarios tienen de regreso su dinero?

La Condusef, después de recibir un reporte y darle seguimiento, maneja algo que se llama “porcentaje de solución”. En términos generales, la tasa promedio es de 39.1%; es decir, de 10 casos casi cuatro se resuelven favorablemente para los clientes. Este porcentaje varía según el producto financiero; por ejemplo, en el caso de consumos no reconocidos vía internet es del 52.9%, en tarjeta de crédito es de 55.8% y en débito es de 47.4%.

El “porcentaje de solución” no determina el monto de la devolución a favor del cuentahabiente. Hay asuntos en los que se recupera 100%, en algunos es parcial y en otros no hay dinero de regreso.

Por otro lado, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México habilitó la app “No + extorsiones”. Ahí, junto con la publicación de denuncias, está la lista de 192 mil números de teléfonos celulares vinculados con fraudes, extorsiones, secuestros digitales, amenazas. También pone a disposición el teléfono: (55) 55335533.

Nota del editor: Jonathán Torres es socio director de BeGood, Atelier de Reputación y Storydoing; periodista de negocios, consultor de medios, exdirector editorial de Forbes Media Latam. Síguelo en LinkedIn y en Twitter como @jtorresescobedo . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad