Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los nuevos retos para la industria logística

La tendencia apunta a que el comercio electrónico siga creciendo en México y el mundo, por lo tanto, la logística no dejará de cambiar, señala Juan Altamirano.
vie 30 septiembre 2022 12:00 AM
reactivacion-paypal.png
La adaptación no es solo a los clientes, también lo deberían ser las nuevas formas de vender en línea, considera Juan Altamirano.

(Expansión) - La alta migración de actividades al mundo digital en los últimos años ha beneficiado a muchas industrias, entre ellas podemos destacar al comercio electrónico. Por un lado, las empresas que ya tenían presencia virtual vieron cómo sus ventas incrementaron a través de esas plataformas, por el otro, nuevos competidores surgieron, desde grandes compañías hasta pequeños negocios que apostaron al Internet para potenciar su actividad.

De acuerdo con la AMVO , 48% de las pymes comenzaron a vender en línea debido a la llegada de la pandemia.

Publicidad

Aunado al crecimiento del e-commerce, la industria logística también experimentó un desarrollo sin precedentes que aunque no se detiene todavía, sí evoluciona constantemente, lo cual sin dudas es un reto para las empresas especializadas en ello. Si bien han sido muchas las transformaciones, destaco cuatro puntos que, considero, son sumamente críticos.

En primer lugar está la adaptación a nuevas exigencias de los clientes como los envíos en 24 o menos horas, así como tener cobertura a nivel nacional. Si bien los grandes referentes del e-commerce como Amazon o Mercado Libre tienen este apartado cubierto, muchos otros, especialmente los nuevos o los pequeños negocios, aún están en búsqueda de ese aliado logístico que cubra las necesidades de los compradores actuales.

La adaptación no es solo a los clientes, también lo deberían ser las nuevas formas de vender en línea. En la actualidad son cada vez más las plataformas de comercio electrónico disponibles en el mercado y, en ocasiones, las empresas tienen presencia en más de una, por lo que los servicios logísticos ahora tienen la misión de crear sistemas tecnológicos robustos que recopilen información de varias fuentes en un solo lugar y así facilitar procesos.

Pero eso no es todo, con la urgencia por mantener operaciones durante la pandemia y, por lo tanto, generar ingresos, las compañías, especialmente las pymes, no recurrieron a montar una tienda en línea sino a utilizar aplicaciones de mensajería instantánea para hacer transacciones de compra y venta online, dando paso al llamado c-commerce o comercio conversacional, agregando un nuevo reto a resolver, ¿cómo incorporar estas ventas a los sistemas ya preexistentes?

Otro tema a abordar, y me atrevería a afirmar que debería ser una de las prioridades para todos los protagonistas de la logística y el e-commerce, es el impacto ambiental. Todos los que están en esta industria se deben preguntar ¿qué acciones se pueden tomar para reducir el daño al medio ambiente? Para muchos la respuesta podría estar en los autos eléctricos, sin embargo, en términos económicos no es una opción viable para la gran mayoría.

 

El último punto se trata de la logística inversa, es decir, el proceso de devoluciones. De acuerdo con la AMVO, 25% de las personas que compran en línea han realizado alguna devolución de compra por Internet. Si bien entre las razones de realizar este proceso se encuentran algunas que no competen al proveedor logístico, hay otras tantas como daños a los productos, envíos incorrectos o fechas de entrega incompatibles con los compradores, a las cuales sí se pueden dar solución debido a que generan pérdidas económicas para los vendedores y contribuyen a impactar negativamente al medio ambiente.

La tendencia apunta a que el comercio electrónico siga creciendo en México y el mundo, por lo tanto, la logística no dejará de cambiar; por eso, al igual que en los últimos años, tener a la tecnología como aliada puede hacer la diferencia.

Nota del editor: Juan Altamirano es uno de los cofundadores de clicOH. Antes de ello, creó la empresa Delinova de textiles. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad