Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Humanizar el talento, el futuro de Recursos Humanos

La renuncia silenciosa, como la filosofía del mínimo esfuerzo, es un motivo que llama la atención de Recursos Humanos y que demanda escuchar lo que ahora los trabajadores necesitan.
mié 07 diciembre 2022 12:01 AM
Humanizar el talento, el futuro de Recursos Hu
Las nuevas demandas y retos para Recursos Humanos es saber escuchar las necesidades de los empleados y convertirlas en experiencias positivas, apunta Alex Olhovich.

(Expansión) - El fenómeno de la renuncia silenciosa ha cobrado fuerza dentro de las tendencias laborales en México, un término que adoptamos directamente de Estados Unidos; el quiet quitting toma relevancia en un contexto donde cada día más las personas buscan encontrar un equilibrio entre el tiempo que dedican a su trabajo y su vida diaria.

Es importante evaluar qué acciones tomar desde las áreas de Recursos Humanos para que los colaboradores de una empresa no se vean orillados a tener ese sentimiento y ofrecer un mejor ambiente laboral que retenga el talento en nuestras empresas.

Publicidad

La renuncia silenciosa, como la filosofía del mínimo esfuerzo, es un motivo que llama la atención de Recursos Humanos y que demanda escuchar lo que ahora los trabajadores necesitan para ofrecerles mejores oportunidades de desarrollo profesional.

Pero, ¿cómo evitar que los colaboradores de una empresa lleguen a esto? En México esto se considera como una bomba que está a punto de estallar, pues según el Termómetro Laboral del Centro de Carrera Profesional de OCC Mundial, el 43% de las personas encuestadas afirma que el máximo esfuerzo no garantiza un ascenso en las empresas o un incremento salarial, una percepción que desmotiva a las personas a dar “el extra”; otro 54% opina que aportar nuevas ideas al negocio o experimentar otras soluciones o estrategias para mejorar la rentabilidad son acciones que no se valoran en las organizaciones.

Ahora las personas buscan encontrar en su organización un equilibrio entre vida personal y laboral, sin desechar ninguna de las dos partes; este tema hoy debe ser una prioridad dentro de las empresas, para lograr entender las nuevas necesidades de los empleados, evitar fugas de talento y potencializar el crecimiento dentro de las organizaciones.

Las nuevas demandas y retos para Recursos Humanos es saber escuchar esas necesidades y convertirlas en experiencias positivas. No obstante, luego del contexto detonado por la pandemia, en donde el agotamiento laboral y mental se potencializó con el confinamiento, actualmente es más difícil que los empleados den “un extra”, sobre todo si se encuentran en ambientes hostiles o hay malos ambientes organizacionales, poca posibilidad de conciliar la vida laboral con la personal, entre otros aspectos.

Para que los empleados no lleguen a un estado de burnout o un sentimiento de desgaste en el trabajo por agotamiento, estrés, sobrecarga de trabajo, los colaboradores necesitan apoyo por parte de quienes toman las decisiones en la compañía, desde acciones como reducir cargas de trabajo, asegurarse de que las personas tengan los recursos necesarios para su trabajo, hacer el trabajo emocionante con el desarrollo de habilidades y nuevas experiencias, alinear los beneficios e incentivos a los esfuerzos de los colaboradores y cambiar malas prácticas.

 

Por ello, algunas estrategias para mejorar los entornos laborales, y evitar la renuncia silenciosa, consisten en tomar acciones puntuales como: modificar el concepto de la cultura del “trabajo duro” y trasladarlo a opciones de flexibilidad que permitan potencializar la creatividad y el crecimiento profesional a través una comunicación interna asertiva.

La OCCMundial también señala que el 26% de los encuestados asegura que llevaría a cabo la renuncia silenciosa por malos liderazgos y ambiente tóxico y un 11% deja de esforzarse por la falta de reconocimiento por parte de la empresa; así que una acción primordial para los encargados de Recursos Humanos es escuchar.

Al leer constantemente las señales en las necesidades de los colaboradores, a través de un análisis constante, es posible evitar un sentimiento de poca motivación o falta de liderazgo que afecte negativamente a una organización. Al aplicar una escucha activa los miembros de la organización se sienten tomados en cuenta y reconocen que están en un espacio donde su talento es potencializado y valorado. Un reto importante que ayudará a generar mejores espacios de trabajo en la nueva normalidad post pandemia.

Nota del editor: Alex Olhovich ha sido Vicepresidente de Recursos Humanos en Grupo Televisa por 20 años, reportando a la presidencia del Grupo, el cual está formado por 50,000 colaboradores. Ha sido Presidente de Amedirh, Presidente de Comité RH CMN, Presidente de Éntrale, Miembro Comité de ENACTUS. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad