Publicidad
Publicidad

Movilidad y transparencia, dos apuestas de Claudia Sheinbaum para la CDMX

La mujer que se perfila para abanderar a Morena en la elección de 2018 en la capital del país ha sido funcionaria local y una figura cercana a Andrés Manuel López Obrador.
La delegada
La delegada Actualmente, Sheinbaum es jefa delegacional de Tlalpan, la demarcación de mayor extensión territorial de la Ciudad de México. (Foto: Actualmente, Sheinbaum es jefa delegacional de Tlalpan, la demarcación de mayor extensión territorial de la Ciudad de México.)

Claudia Sheinbaum, la investigadora que se encamina a convertirse en la candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, tiene ya un plan con el cual promete transformar la capital del país. En un documento titulado Innovación y esperanza para la Ciudad de México , la "coordinadora de organización" de Morena plantea 100 ideas en materia de movilidad, seguridad, medio ambiente, derechos humanos, ordenamiento urbano y desarrollo económico, entre otros asuntos.

Con experiencia en temas de transporte público y ambientales, la todavía delegada de Tlalpan propone reducir los gastos en burocracia, impulsar acciones en transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, fortalecer las instancias de seguridad y reordenar la urbe.

La morenista se alzó, en una encuesta que hizo su partido, como la mejor evaluada por los capitalinos frente a sus contrincantes, entre los que figuraban el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; el dirigente capitalino de Morena, Martí Batres, y el senador Mario Delgado.

Una vez que se formalice su candidatura, la funcionaria se enfilará a competir en su segunda elección. La primera fue la de 2015, en la que logró ganar la delegación Tlalpan, una de las cinco que conquistó el partido que dirige Andrés Manuel López Obrador en esos comicios.

Publicidad

Para 2018, Sheinbaum buscará escalar de posición y obtener no sólo el mayor cargo ejecutivo de la capital —en la que gobernaría a más de 9 millones de personas—, sino una de las posiciones políticas de mayor visibilidad en todo el país. De triunfar, además, se convertiría en la sexta mujer en ganar una gubernatura.

Las apuestas

Sheinbaum y su equipo agruparon sus apuestas en 12 rubros: 1) Gobierno abierto, 2) Seguridad, 3) Ordenamiento urbano, 4) Rescate de espacios públicos, 5) Fomento y promoción de la cultura, 6) Movilidad, 7) Agua, 8) Derechos sociales, 9) Oportunidades para los jóvenes, 10) Derechos de las mujeres y diversidad sexual, 11) Pueblos originarios y 12) Desarrollo económico.

Publicidad

En estos planteamientos destaca, por ejemplo, la idea de reducir el gasto de operación gubernamental a través de medidas como el recorte del número de plazas de confianza. Además, la delegada propone reforzar el Sistema Local Anticorrupción y establecer la obligación de que las instituciones publiquen mensualmente cómo gastan sus presupuestos.

Para combatir la inseguridad, Sheinbaum plantea instalar más cámaras de videovigilancia y fortalecer las fiscalías que integran la Procuraduría General de Justicia, mientras que en materia de ordenamiento urbano pugna por someter a consulta las obras de alto impacto y atender los asentamientos irregulares.

En movilidad, propone crear un centro que articule el trabajo de las instancias que intervienen en este tema —como las secretaría de Movilidad (Semovi) y de Obras y Servicios (Sobse), así como los sistemas de transporte—, ampliar la red del Metrobús y modificar la infraestructura urbana para hacerla más accesible a las personas con discapacidad.

Para garantizar el abasto de agua, plantea aumentar la inversión en el drenaje de la urbe, promover el uso de agua tratada y la captación de agua de lluvia, y diseñar un programa de manejo integral de la mano con académicos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las autoridades del Estado de México y de Hidalgo. En tanto, para incentivar el desarrollo económico pugna por establecer esquemas de cooperación con el sector privado, estimular la generación de empleo y apoyar a las empresas sociales.

Publicidad

Lee: Morena va con Claudia Sheinbaum para la CDMX

De la academia a la política

Sheinbaum, doctora en Ingeniería Energética e investigadora con licencia en la UNAM, no es una persona ajena a la administración capitalina. De 2000 a 2006, fue la secretaria de Medio Ambiente del entonces jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador, hoy dirigente nacional de Morena y un político al que ha respaldado desde hace casi 20 años.

Publicidad

Durante su trabajo en la secretaría, participó en proyectos como la construcción de los segundos pisos del Periférico y la puesta en marcha del Metrobús, cuya primera línea se instaló en avenida Insurgentes. Por otra parte, también fue cuestionada luego de que se dio a conocer que Carlos Ímaz, quien fue su esposo y delegado de Tlalpan, fue grabado recibiendo dinero del empresario constructor Carlos Ahumada.

En una entrevista reciente con Expansión, Sheinbaum consideró que aquel episodio quedó superado y, aunque prevé que sus rivales lo utilicen para atacarla, espera que la ciudadanía evalúe su trayectoria personal y profesional.

Dicho camino incluye haber participado en las campañas presidenciales de López Obrador en 2006 y 2012, así como haber apoyado la resistencia que el líder morenista organizó contra las propuestas de reforma energética de los presidentes Felipe Calderón, en 2008, y Enrique Peña Nieto, en 2013.

Recomendamos: Yo sí tengo el conocimiento necesario para gobernar la CDMX: Sheinbaum

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad