Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Los juguetes de cartón de Nintendo 'combaten' la adicción a la pantalla

Los accesorios autoarmables que funcionan con la consola Switch resultan relevantes en medio de preocupaciones por la adicción de los niños a los dispositivos.
Mercado estadounidense
Mercado estadounidense Labo costará entre 69.99 y 79.99 dólares para Estados Unidos, a partir del 20 de abril. (Foto: Nintendo / Cortesía)

Los nuevos juguetes de cartón de Nintendo pueden ser justo lo que los niños adictos a la pantalla necesitan para pasar más tiempo en el mundo real.

El mes pasado, la compañía japonesa anunció los kits de Nintendo Labo , una serie de juguetes de cartón hechos autoarmables para su popular consola de juegos Switch.

La Switch —que es parte dispositivo portátil, parte consola doméstica— vendió 10 millones de unidades desde su lanzamiento en marzo de 2017. Ha vendido más unidades durante sus primeros 10 meses en Estados Unidos que cualquier otra consola en la historia, anunció la compañía el mes pasado.

Los accesorios de cartón de Nintendo Labo pueden interactuar con el Switch de varias maneras. Por ejemplo, al colocar piezas precortadas, los usuarios pueden construir un piano que toca notas musicales o un auto a control remoto que puede ser controlado con la consola de juegos.

Los kits están dirigidos a niños de entre 6 a 12 años y saldrán a la venta a partir del 20 de abril. El kit de variedades —que incluye proyectos como una caña de pescar y el piano— costará 70 dólares, mientras que el kit de robot se vende a 80 dólares. El Nintendo Switch (300 dólares) se vende por separado.

En un evento reciente en la Ciudad de Nueva York, CNN Tech pudo ver antes de su lanzamiento las nuevas creaciones de baja tecnología, que Nintendo llama Toy-Cons.

Publicidad

Al armar los juguetes de cartón, el Nintendo Switch sirve como un manual de instrucciones de alta tecnología. La pantalla del Switch se ilumina con las piezas de cartón recortadas que se necesitan para un proyecto específico.

El caña de pescar, que es uno de los proyectos más desafiantes, requiere de aproximadamente una hora para ser armado. Las piezas tienen apodos lindos como Baby Bear y Papa Bear, que se refieren a los componentes más pequeños y de mayor tamaño de la caña. En general, el cartón es resistente y duradero, pero sigue siendo lo suficientemente fácil de doblar y ensamblar.

El proceso, tanto intuitivo como divertido, es similar a armar un conjunto avanzado de Lego.

Lee: Los juegos de construcción como LEGO preparan futuros ingenieros

Después de que terminas de construir, puedes usar los juguetes de cartón para jugar en el Switch. Por ejemplo, la cuerda de la caña de pescar de cartón se conecta con el juego de Labo de Switch y permite al usuario capturar peces digitales y enrollar físicamente la cuerda para obtener puntos. La caña de pescar del juguete hace clic y ofrece resistencia como una caña de pescar real.

El automóvil a control remoto es el proyecto más sencillo y tomó unos 10 minutos en ser armado. Puede controlar el automóvil con el control del Switch, moviéndolo de lado a lado y compitiendo contra otro jugador. Hay una cámara infrarroja en uno de los controles que puede detectar y seguir fuentes de calor, como la mano de una persona.

Nintendo espera que mezclar productos físicos con tecnología pueda ser atractivo en un momento en que el “tiempo de pantalla” está en el centro de atención. Estudios recientes han demostrado que la adicción a los teléfonos inteligentes entre niños y adolescentes puede hacer que sean menos atentos en clase, que no duerman lo suficiente y que tengan un mayor riesgo de depresión y suicidio.

Recomendamos: Mario Bros deja la fontanería y cambia de carrera

“Más padres están buscando diferentes maneras de pasar un tiempo de calidad con sus hijos”, dijo Cindy Gordon, vicepresidenta de comunicaciones estratégicas de Nintendo. “Esta es una experiencia guiada, cooperativa y creativa donde los niños pueden usar su imaginación y divertirse mientras aprenden algunos fundamentos de la tecnología”.

Los Toy-Con también son una vía para que Nintendo amplíe su base de usuarios para el Switch.

“Algunos de los mejores juegos en la historia fueron lanzados en el Nintendo Switch en 2017”, dijo Mat Piscatella, analista de la industria de juegos de NPD. “Nintendo Labo busca expandir significativamente ese alcance, ampliando el atractivo para padres e hijos, y tanto para jugadores como para creadores. Es, para el mundo de los videojuegos, una dirección nueva e inesperada con un potencial de mercado interesante”.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad