Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los teléfonos flexibles podrían reemplazar tabletas y notebooks

El tamaño y capacidad de smartphones como el Galaxy Fold encamina a los operadores a una tendencia de teléfonos capaces de reemplazar a otros gadgets como tabletas o notebooks, según analistas.
Samsung presenta el Galaxy Fold, su primer celular flexible
Samsung presenta el Galaxy Fold, su primer celular flexible

En los pasillos de la feria de tecnología CES 2019 la startup de origen chino, Royole, acaparó miradas y flashes al mostrar su primer teléfono de pantalla flexible. El Flex Pai puede desdoblarse y quedar del tamaño de una tablet y al cerrarlo su cristal Gorilla Glass parece abrazarse, formando una especie de cartera.

Tanto analistas que asistieron al evento, como fabricantes de diferentes países proyectaron que los smartphones de pantalla flexible, como el que mostró Royole, se convertirían en la tendencia comercial a seguir en 2019; sin embargo, Samsung fue la primera en materializar dicha tendencia con el lanzamiento de Galaxy Fold.

“Sí creo que lo veremos a nivel masivo y se abrirán como una nueva categoría”, proyectó Steve Koening, vicepresidente de análisis de CTA en entrevista con Expansión.

De acuerdo con Koening, este tipo de smartphones y el lanzamiento del Fold, por parte de la firma surcoreana abre una nueva categoría, la cual ampliará la demanda en gadgets de alto rendimiento, lo cual podría reemplazar a otros gadgets como las tablets o las notebooks para algunos casos de uso.

El usuario podría economizar en pantallas de dos o tres a un sólo gadget con dos pantallas.

Recomendamos: Samsung muestra su primer teléfono flexible

Publicidad

“Veo casos de aplicación apropiados para negocio y lo veo convirtiéndose en una laptop. Con el tiempo tendrán el poder de cómputo de una computadora y también para entretenimiento y consumo de video”, dijo el analista.

En el caso de consumo de video, Koening advirtió que la forma en la que se consume el video actualmente es más en móviles que en pantallas de escritorio, lo que da pie a que si es posible tener más capacidad en un solo dispositivo, el usuario se decante por éste.

“Hemos visto desde 2017 es que el consumo de video se ha ido elevando en móviles y en tv solo se acota a 50%. En años anteriores era por encima del 60% en televisión, entonces eso es una tendencia favorable para las pantallas flexibles en las que puedas ver una película”, dijo.

Estimaciones tempranas realizadas por Markets & Markets proyectan que el mercado de pantallas flexibles en móviles podría alcanzar un valor de 15,100 millones de dólares para 2022; aunque estas cifras toman en cuenta smartphones, pantallas OLED para televisores, wearables, entre otros equipos.

Gonzalo Rojón, analista de tecnología de Competitive Intelligence Unit (CIU), concordó que estos equipos van a hacer que el usuario pueda elegir dejar sus gadgets extra en casa pues aunque en el mercado hoy existe una oferta de dispositivos con alto poder de cómputo, ninguno tenía características que pudieran sustituir en buena medida a otros equipos como las tabletas o las laptops.

Lee también: El mercado de smartphones se encoje en 2019

Sin embargo acotó que no espera que equipos como las tabletas se “canibalizen”, a tal nivel, que la categoría desaparezca.

“De pronto los teléfonos son de precio alto pero no reemplazan a la PC, piensa en el iPhone más grande que hay hoy en el mercado y no sustituye una categoría y éste abre más posibilidades. Puedes ver desde un artículo o un Excel o un video. Lo veo como para quien trae dos dispositivos, se anula uno de los dos; hay un mercado muy interesante en esta tendencia”, dijo Rojón en entrevista posterior al lanzamiento del nuevo equipo de la marca surcoreana.

¿Premium plus?

En cuanto al costo de los equipos flexibles, no solo la novedad de Samsung se apunta en un rango algo.

El Flex Pai de Royole se estima con un precio de llegada de 1,000 dólares mientras el de Samsung se comercializará por 1,980 dólares, o bien entre 38,000 y 45,000 pesos para el mercado mexicano, aunque aún no hay un precio final establecido.

Ante estas cifras, Rojón, dijo que es natural de una nueva categoría y que se estima que, al igual que sucedió en la década pasada con los smartphones, las gamas y categorías se diversificarán y el precio irá a la baja.

“El lujo es algo temporal, pero puede hacerse más tendencia a la larga. En un futuro va a a ser algo estándar y tenderá a descender el precio”, dijo Rojón.

Sin embargo, por ahora, los teléfonos flexibles sí se situarán por un tiempo en una banda de precios por encima de los premium.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad

Recomendaciones

Publicidad