Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ubisoft apuesta al fin del mundo... otra vez

Con The Division 2 el estudio busca convencer a gamers de dejar los campos de batalla de Fortnite o Apex y recorrer las calles de un Washington DC postapocalíptico.
The Division 2 busca quitarle horas de juego a Fortnite y Apex Legends
El nuevo juego de Ubisoft se centrará en un Washington DC en decadencia por un virus mortal.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Te imaginas haber jugado tanto un videojuego que el estudio responsable del mismo no solo te invitó a mejorarlo, sino que ahora te pagará por ayudarlos a crear la secuela del mismo. Eso fue lo que le sucedió a James Norris, quien ahora funge como Senior Game Designer de Ubisoft Leamington y forma parte del equipo de mejora de The Division 2, uno de los lanzamientos más importantes de la compañía en 2019.

The Division fue, sin duda, uno de los juegos que más jugué con mis amigos. Creo que al menos le dediqué cerca de 500 horas al juego, por eso me alegró mucho que Ubisoft me invitara a trabajar con ellos”, dice Norris en entrevista con Expansión.

El diseñador trabajó en las actualizaciones del modo Underground, la actualización 1.6 del juego y varias mejoras a las experiencias o eventos en vivo dentro de The Division.

“Aunque no entré desde el día uno, te puedo decir que estamos muy involucrados en escuchar a la comunidad una vez que comiencen a jugar The Division 2 para mejorar. Habrá muchas cosas que quizá no se puedan corregir de inmediato pero mi función es estar entre la posición de una especie de desarrollador, pero al mismo soy un gamer fanático del juego que busca la mejor experiencia”, explicó Norris.

Con The Division 2, Ubisoft busca replicar el éxito financiero de la primera entrega, que durante sus primeros cinco días logró vender más de 330 millones de dólares en ingresos, convirtiéndola en una de las franquicias más exitosas de 2016.

Publicidad

La franquicia se ha posicionado como una de las propiedades intelectuales más importantes del desarrollador de origen francés. En marzo de 2018, Ubisoft presumió que, a dos años de su lanzamiento, la primera versión del juego registró más de 20 millones de jugadores en todo el mundo. Sin contar los ingresos por expansiones y otros servicios, el juego habría rebasado una facturación de más de 1,200 millones de dólares.

Diseñado por Massive Entertainment, en conjunto con otros siete estudios alrededor del mundo, The Division 2 es la evolución del shooter RPG online de mundo abierto y sitúa al jugador en un Washington D.C. post apocalíptico siete meses después de que un virus conocidos como la “gripe del dólar” acabará con la civilización en Nueva York.

Los jugadores podrán explorar con una relación “uno a uno” las calles, zonas turísticas, centros comerciales, suburbios y todos los monumentos históricos de Washington, de manera realista.

“Te puedo decir que si vives o conoces bien Washington, no necesitarás el mapa del juego para hacer las misiones, porque las calles son las mismas que en la vida real”, asegura.

Norris explica que el juego mantiene la dinámica colaborativa de la primera entrega y la combina con nuevas experiencias en línea. “En la primera entrega, la llamada Dark Zone era muy divertida, pero también muy complicada para algunos jugadores porque te topabas de repente con gamers que ya tenía más de 2,000 horas de juego y el mejor equipo. Para The Division 2 hemos estandarizado el equipo de modo que al entrar no importa el nivel o tu equipo la competencia con otros jugadores será un tema de mera habilidad”, comenta.

Además de mejorar los eventos en vivo dentro de la Dark Zone, Norris explica que el equipo de desarrollo trabajó en el modelo de progresión, la adquisición de habilidades y sobre todo el concepto End Game.

Similar a franquicias como Destiny y Anthem, The Division 2 busca mantener a los jugadores interesados en el contenido del juego por períodos más largos, al ofrecerles un mundo abierto con actividades adicionales en línea que pueden seguir ejecutando, de forma individual o con sus amigos, meses después de haber terminado con la historia central del juego.

“Cuando el jugador haya terminado con la campaña llegarán al concepto de End Game, que les permite acceder a muchas actividades adicionales”, menciona Norris. Tales como combate entre jugadores (PVP), nuevas misiones, acceso al sistema de clanes, juego cooperativo, incursiones con hasta 8 jugadores simultáneos, una nueva facción de enemigos más complejos, por mencionar algunos.

Para desarrolladores como Ubisoft, juegos de mundos abiertos en línea como The Division 2 se han convertido en oportunidades económicas importantes, pues el jugador no solo invierte dinero en el costo del título, sino que además puede desembolsar ingresos adicionales en microtransacciones para adquirir elementos meramente cosméticos para su personaje.

Una segmento de negocio que estudios como Epic Games han convertido en una mina de oro con juegos como Fortnite, pues aunque el título es gratuito para jugadores solo en 2018 generó ingresos por 2,4000 millones de dólares en microtransacciones, de acuerdo con datos de la consultora Super Data.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad