Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cook dice que Apple Card es revolucionaria pero expertos no opinan lo mismo

Aunque Apple Card puede impulsar los pagos digitales entre sus usuarios, analistas estiman que existe poca diferencia con la oferta de tarjetas bancarias.
¿Realmente es revolucionaria?
El CEO de Apple, Tim Cook, presentó al mercadoa Apple Card en Cupertino, California.

Nueva York (CNN Business)

El CEO de Apple Tim Cook dijo el lunes que la nueva tarjeta de crédito de la empresa de tecnología sería “el cambio más significativo en la experiencia de tarjetas de crédito en 50 años”. Pero no todos lo creen.

La tarjeta, que impulsará a los usuarios a adoptar Apple Pay, ofrece una serie de recompensas comunes y corrientes y características de seguridad, si bien loables, que no hacen la diferencia, de acuerdo con los analistas.

La primera tarjeta de crédito de Apple debutará este verano en asociación con Mastercard y Goldman Sachs, el banco emisor. Notoriamente, la tarjeta formará parte de la app Apple Wallet de iPhone, y la tarjeta física de titanio es opcional. La tarjeta no cuenta con comisiones de transacción anual o extranjera y permitirá que los usuarios monitoreen sus gastos por categorías en sus teléfonos. El efectivo se registra diariamente.

Recomendamos: Privacidad, el as bajo la manga de Apple

Todo esto se suma a una serie de mejorías progresivas al ecosistema en que hacen pagos los consumidores, monitorean su consumo y pagan sus cuentas. Esto probablemente atraiga a los seguidores incondicionales de la marca pero es muy pronto para saber si esto será suficiente para que Apple se abra paso en un mercado atiborrado.

Publicidad

“Es un mercado muy lleno y saturado”, dijo Lisa Ellis, socia de Moffett Nathanson y directora de sus negocios de pagos, procesadores y servicios de tecnología de información. “La pregunta es, ¿qué haría que la gente vaya y obtenga una nueva tarjeta?”

Apple Card es parte de una serie de anuncios realizados por la empresa el lunes, cuando Apple introdujo varios servicios de paga para protegerse contra el descenso en las ventas del iPhone. Su expansión hacia los servicios financieros deja la puerta abierta para más lanzamientos de productos. También podría apuntalar el uso de su cartera móvil y Apple Pay.

Pero la respuesta de la industria fue decepcionante. “Esta es una tarjeta clásica de marca compartida”, dio Ellis.

Te puede interesar: La era de los pagos con QR's es viable: analistas

Lo más significativo es la integración de la tarjeta con el iPhone y las herramientas integradas para monitorear la salud financiera, mencionaron los analistas.

Los clientes pueden solicitar una tarjeta Apple Card directamente en la aplicación Wallet. Pueden comenzar a usarla inmediatamente si son aprobados. Y mientras que una serie de aplicaciones populares ya ayudan a las personas a clasificar sus gastos y administrar sus presupuestos. Apple podría obtener un impulso al proporcionar una experiencia de usuario más amigable.

“Si a los consumidores realmente les gusta eso, entonces podrían ver [el interés de] una franja más amplia de consumidores que todavía no son usuarios fanáticos de Apple Pay”;, dijo Ellis.

Poco beneficio en las recompensas

Lo que tiene menos probabilidades de atraer nuevos clientes: el esquema de recompensas.

Compañías como JPMorgan Chase y Citi han atraído en los últimos años nuevos clientes con lucrativos bonos de inscripción y recompensas por gastar en comidas y viajes. Las ofertas de Apple son menos emocionantes: 3% de reembolso en efectivo en compras de Apple, 2% cuando se usa Apple Pay y 1% cuando se usa la tarjeta física.

La decisión de Apple de mantenerse al margen de las guerras de recompensas podría ser una decisión inteligente, ya que el intentar superar a otros ha resultado costoso para otras firmas, dijo Chris Kuiper, analista de CFRA Research que cubre compañías de tarjetas de crédito.

Pero las recompensas son una manera estándar de atraer al público, y los beneficios de devolución de efectivo de Apple están “en el punto medio”.

En materia de seguridad, Apple ofrece beneficios, aunque la tecnología subyacente no es nueva. Apple ya se basa en la autenticación de dos factores para Apple Pay, que ahora permite a los usuarios colocar otras tarjetas de crédito en su billetera digital. Tienes que iniciar sesión desde tu propio dispositivo y aprobar una compra con una ID de rostro o una huella digital.

Apple dice que la tarjeta ofrece más privacidad que otras, ya que Apple no está rastreando las transacciones y porque Goldman Sachs acordó no vender o compartir datos de usuarios para marketing o anuncios.

La apuesta de Apple puede ser que la barrera de entrada sea lo suficientemente baja para que los clientes curiosos puedan probar la tarjeta Apple Card. Incluso si no es su tarjeta de crédito principal, todavía podría ser una victoria, especialmente si significa que aumenta el uso de Apple Pay y Apple Wallet. (Apple cargará las recompensas en efectivo en la tarjeta Apple Cash de los clientes, lo que podría mantener a las personas en el sistema por más tiempo).

“Su base es lo suficientemente grande como para que sea significativa”, dijo Max Abramsky, analista asociado de CB Insights.

El éxito de Apple Card sería un desarrollo positivo para una compañía que está teniendo dificultades con las ventas de su dispositivo estrella. ¿Pero es una tarjeta revolucionaria? No exactamente.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad