Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Europa exigirá coches con controles de velocidad inteligentes en 2022

La UE exigirá que los fabricantes de autos integren tecnología para bajar la velocidad para reducir accidentes.
mié 27 marzo 2019 06:06 PM
Un diario reportó que las autoridades sospechan que el dinero vino de la venta de drogas o de otra actividad ilícita. (Foto: Photos to Go)

Londres (CNN Business) Los automóviles nuevos que sean vendidos en Europa a partir de 2022 tendrán que contar con sistemas que limiten su velocidad.

Bajo las nuevas reglas de seguridad acordadas por la Unión Europea, todos los vehículos nuevos requieren de sistemas “inteligentes de asistencia en velocidad” como parte de su equipamiento estándar.

Las reglas de la Unión Europea no exigen una tecnología específica para estos sistemas, que pueden ser anulados temporalmente por el conductor. Algunos fabricantes automotrices ya han desarrollado maneras de utilizar la tecnología GPS o cámaras para detectar los señalamientos de límites de velocidad y asegurarse que los vehículos los respeten.

La Comisionada Europea Elżbieta Bieńkowska dijo en un comunicado que 25,000 personas pierden la vida cada año en las vialidades europeas, con la mayoría de los accidentes siendo causados por errores humanos.
siendo causados por errores humanos.

“Al hacer obligatorias las nuevas características de seguridad avanzadas, podemos tener el mismo nivel de impacto que cuando se introdujeron por primera vez los cinturones de seguridad”, dijo.

Las reglas, que también exigen grabadores de información de choques y cámaras de reversa, fueron aclamadas por los defensores de seguridad. Pero otros señalaron preocupaciones por los riesgos de que los conductores tomen una actitud complaciente y presten menos atención a las condiciones del camino.

Publicidad

Recomendamos: ¿Cuándo veremos autos autónomos en México?

La Asociación Europea de Fabricantes Automotrices también ha expresado preocupaciones sobre la tecnología. Ella advirtió el año pasado de “varios problemas relacionados con la infraestructura que retrasan su aplicación generalizada”.

La asociación dijo que los señalamientos de tránsito no han sido estandarizados en toda Europa, por lo que es difícil detectar los límites de velocidad. Los mapas digitales carecen de información de límites de velocidad en muchas vías y la información no siempre está actualizada.

“Es por ello que los sistemas inteligentes de asistencia en velocidad deben ser introducidos de manera gradual en los autos para proporcionar suficiente tiempo para actualizar nuestra infraestructura”, dijo en diciembre.

Los sistemas inteligentes de asistencia en velocidad no aplican automáticamente los frenos cuando un automóvil va demasiado rápido. En cambio, ellos limitan la potencia del motor para que los vehículos permanezcan dentro del límite de velocidad a menos que el sistema sea anulado por el conductor. Algunos fabricantes europeos ven una ventaja en el límite de velocidad.

Lee también: Eléctricos y autónomos , el eje de nuevas alianzas automotrices

Volvo, propiedad de Geely de China, dijo a principios de este mes que no permitiría que sus automóviles alcanzaran una velocidad superior a los 180 kilómetros por hora.

También dijo estar considerando otra tecnología que podría limitar de manera más estricta a velocidad de los automóviles cuando se encuentran cerca de escuelas y hospitales.

“Queremos comenzar una conversación sobre si los fabricantes automovilistas tienen el derecho o incluso la obligación de instalar tecnología en los automóviles que cambie el comportamiento de sus conductores”, dijo el CEO de Volvo Håkan Samuelsson en es eentonces.

Las reglas de la Unión Europea ahora deben ser aprobadas formalmente por los estados miembros y el Parlamento Europeo. Lianne Kolirin contribuyó con el reportaje.

Publicidad
Publicidad