Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Futurewei, el arma incierta de Huawei para crecer en EU

La firma china invirtió en un centro de desarrollo para Estados Unidos por dos décadas. Sin embargo, su futuro y funcionamiento hoy son inciertos.
vie 30 agosto 2019 06:02 AM
Huawei Estados Unidos.
La compañía ve en su "situación" una oportunidad de crecer negocios nuevos.

Nueva York (CNN Business)

Huawei alguna vez tuvo grandes ambiciones de incrementar su presencia en Estados Unidos.

Estados Unidos representa una diminuta fracción de los negocios de Huawei, pero el mayor proveedor de telecomunicaciones del mundo, y el segundo en ventas de smartphones, quería tener una presencia mucho más importante en la nación. La empresa consideraba el mercado estadounidense como una oportunidad de crecimiento para su negocio de smartphones y buscaba vender equipo de TI a sus empresas.

Publicidad

Una parte clave de ese esfuerzo había sido Futurewei , su puesto de avanzada en EU dedicado a la investigación y desarrollo. Huawei, conocido por su fuerte inversión en investigación y desarrollo, invirtió millones en Futurewei a lo largo de casi dos décadas.

Los centros de investigación permitieron a Huawei aprovechar muchos de los recursos del país para la innovación tecnológica en un momento en que no sólo buscaba crecer en Estados Unidos, sino también se expandía rápidamente alrededor del mundo y se preparaba para convertirse en líder en el avance de la tecnología 5G.

Pero las ambiciones de la empresa en Estados Unidos, en particular para Futurewei, han sido obstaculizadas por la campaña de presión de la Casa Blanca desde hace casi un año.

Las restricciones golpearon los negocios de Huawei en múltiples frentes: prohibiéndole establecer relaciones comerciales con proveedores estadounidenses y amenazando sus ventas de equipos de telecomunicaciones en los mercados de zonas rurales de Estados Unidos. También han hecho ilegal el que Futurewei transfiera tecnología a locaciones de Huawei fuera de Estados Unidos.

Como resultado, Futurewei despidió personal, cerró oficinas y está perdiendo colaboraciones valiosas con universidades estadounidenses, lo que en conjunto podría poner en peligro su posición como uno de los principales innovadores en tecnología.

Publicidad

Si bien sus inversiones en Estados Unidos representan una parte relativamente pequeña de su presupuesto total para investigación y desarrollo, reflejan la importancia de tener presencia en el país donde se encuentra aglomerado el talento, el capital de inversión y la investigación académica, así como otras empresas líderes. Si bien algunos ejecutivos han sugerido que la empresa podría salirse completamente del país, Huawei se arriesga a salir lastimada si es bloqueada completamente de desarrollar en Estados Unidos.

"No puedes contar innovaciones que no ocurrieron, así que no podremos saber en un buen tiempo cuáles son las consecuencias de romper con Estados Unidos para Huawei”, dijo Scott Kennedy, asesor senior del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos. “Es como el oxígeno, nunca sabes qué tan significativo es hasta que no lo tienes”.

Por su parte, Huawei ha insistido en que estará bien si se ve forzada a salir de Estados Unidos, pero esa no es la ruta que le gustaría tomar.

"Huawei quiere reunirse con los funcionarios del gobierno estadounidense para encontrar una solución, pero ha sido complicado encontrar personas que quieran dialogar con nosotros”, dijo la empresa en un comunicado dirigido a CNN Business.

Publicidad

Operaciones de investigación y desarrollo en EU

A principios de la década de 2000, Huawei comenzó una estrategia de “globalización” en un esfuerzo por cambiar su imagen de un proveedor de telecomunicaciones chino a la máquina de servicios móviles global que es actualmente. Fue en este espíritu que Huawei estableció sus operaciones en Estados Unidos en Plano, Texas, en 2001 y comenzó a construir centros de investigación y desarrollo en todo el país.

En 2011, Huawei marcó su décimo aniversario en Estados Unidos abriendo su centro de operaciones de 1.8 hectáreas Futurewei R&D en Santa Clara, California. La empresa dijo en ese entonces que sus instalaciones incluían “laboratorios de investigación de vanguardia” y se enfocarían en desarrollar “soluciones de comunicación de próxima generación para los clientes estadounidenses y que a su vez apoyen los esfuerzos de investigación globales de Huawei”.

Pero los negocios se volvieron más difíciles para Huawei en Estados Unidos al año siguiente, después de que el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EU publicara un reporte afirmando que la empresa representa un riesgo a la seguridad nacional y a la privacidad de los consumidores. Huawei ha negado reiteradamente que represente una amenaza.

La Casa Blanca tomó cartas sobre esa preocupación en mayo cuando agregó a Huawei y a 69 de sus filiales a una lista negra de exportación. El Departamento de Comercio extendió el indulto temporal al mandato, pero aclaró que esta excepción se limita principalmente a permitir la venta de partes para productos existentes, no para productos nuevos. También añadió a 45 filiales más de Huawei a la lista.

La lista negra tiene repercusiones obvias para Huawei, evitando que adquiera partes de proveedores importantes de EU, como Google e Intel.

Pero también creó un problema para Futurewei. Esto significó que las sedes de Futurewei en Estados Unidos ya no podían compartir propiedad intelectual o secretos comerciales con las sedes de Huawei en China u otras filiales en la lista negra, dijo la empresa. Ahora, las investigaciones y desarrollos de Futurewei no pueden implementarse en los nuevos productos de Huawei.

Huawei despidió a 600 empleados de Futurewei en EU el mes pasado, casi la mitad de la fuerza laboral de la empresa en EU, y cerró varias oficinas como resultado. Al menos 200 de esas personas despedidas laboraban en el centro de investigación insignia de Santa Clara, de acuerdo con una notificación de WARN presentada al estado.

El futuro de Futurewei

Los empleados restantes de Futurewei se enfocarán a completar los proyectos que ya estaban en desarrollo antes de que se implementaran las restricciones, dijo Tim Danks, presidente de partnerships y gestión de riesgos. Por ahora, la propiedad intelectual de esos proyectos permanecerá en Estados Unidos mientras la empresa espera llegar a un acuerdo con la Casa Blanca.

Pero la probabilidad de que llegue ese acuerdo pronto es poca, dijo Kennedy.

"Tal vez estén esperando a un cambio de administración, un cambio de prioridades”, dijo Kennedy. “Pero creo que existe un consenso de que Huawei es un problema, y esa preocupación va más allá de Trump”.

Esto podría significar que las inversiones de Huawei en investigación y desarrollo en EU no lleguen a ninguna parte. Dependiendo de qué se traten esos proyectos, podría ser una verdadera pérdida para la compañía.

Danks no especificó la naturaleza de los proyectos. Pero en el pasado, los trabajadores de Futurewei han desarrollado tecnologías relacionadas con áreas clave del negocio de Huawei, como un método para el aprendizaje automático en las redes inalámbricas y uno para transferencias de datos cifrados en las redes 5G, de acuerdo con los documentos presentados a la oficina de patentes de EU.

Y Danks dijo que no es claro si Huawei invertirá en nuevos proyectos de investigación en EU en el futuro. Huawei invirtió 500 millones de dólares en Futurewei en 2018 y había planeado invertir 600 millones de dólares en 2019 antes de ser puesto en la lista negra.

"Esto dificulta llevar a cabo esa investigación y desarrollo que formará parte de los productos futuros”, dijo Danks.

Retos adicionales para la investigación y desarrollo

Además de esas dificultades, muchas universidades de investigación en EU tomaron nota de las advertencias del gobierno estadounidense y cortaron sus colaboraciones con Huawei en los últimos meses.

Huawei contaba con más de 50 colaboraciones de investigación con universidades estadounidenses el año pasado. De 2014 a 2018, la empresa pagó más de 10 millones de dólares en obsequios y contratos con universidades estadounidenses, de acuerdo con información del Departamento de Educación. Pero recientemente MIT, Stanford, Princeton, Universidad de California en San Diego y otras han recortado sus vínculos de investigación y financiamiento con la empresa debido a las preocupaciones de seguridad nacional y su ingreso a la lista negra de exportaciones.

Stanford dijo en un comunicado que había puesto una moratoria a las colaboraciones u obsequios de Huawei “por precaución” y “conscientes de que no se ha suscitado nada inapropiado a partir del apoyo previo proporcionado por Huawei a Stanford". Huawei había sido parte de dos programas de investigación en la universidad, uno enfocado en inteligencia artificial y otro sobre la solución de retos complejos de ingeniería.

Las empresas extranjeras que invierten en el desarrollo también dejan beneficios a Estados Unidos, dicen los expertos.

"Si tenemos el mejor talento en Estados Unidos y las empresas más innovadoras, eso nos mantiene a la vanguardia del desarrollo tecnológico por lo que sabemos hacia dónde van las cosas, esto tiene beneficios múltiples”, dijo Martin Chorzempa, investigador del Peterson Institute for International Development.

Sin embargo, Huawei afirma que los obstáculos en Estados Unidos no frenan sus esfuerzos de desarrollo en otras partes. Danks dijo que la empresa aún tiene asociaciones de investigación con más de 300 universidades en todo el mundo y que Huawei ha comenzado a investigar sobre la tecnología 6G, la próxima generación de tecnología de redes inalámbricas en Canadá, en colaboración con varias instituciones.

"Como un líder global en telecomunicaciones, tenemos que mirar hacia el futuro independientemente del clima político actual”, dijo Danks.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad