Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Reseña: Nintendo Switch Lite ¿vale la pena comprarla?

La nueva consola es más que un versión barata del primer Switch, es la firma japonesa dando un ejemplo de cómo deben pensarse los videojuegos en formato móvil.
vie 11 octubre 2019 07:50 AM

Si pensabas que la nueva consola de Nintendo, el Switch Lite , es solo un dispositivo de menor tamaño, capacidades y precio que el original, estás equivocado. Nintendo no solo buscó hacer una consola más barata, la firma japonesa también repensó cuáles eran las limitantes, retos y desventajas del gaming móvil para crear una consola portátil tan importante como lo fue el Game Boy hace 30 años.

Expansión probó el equipo durante las últimas dos semanas para compararlo con el Nintendo Switch o riginal. El nuevo Switch se trata, en todos los sentidos, de una mejor experiencia móvil, pero esa mejora viene con un sacrificio importante que quizá muchos no estén dispuestos a tomar.

Publicidad

Lo que pierdes

A simple vista se podría decir que el Switch Lite es un Nintendo Switch pero sin Joy-Con (los controles) desmontables y con una pantalla más pequeña de 5.5 pulgadas contra las 6.5 pulgadas de la primera versión. En efecto, se trata de un consola de una pieza única armada en su totalidad de plástico y con el mismo acomodo en los botones. Eso significa que Switch Lite no está pensado para ser esa consola en la que desmontas los controles y le entregas uno a tu amigo y se ponen a jugar Mario Kart Deluxe o Smash Bros Ultimate, puedes jugar con amigos siempre y cuando ellos tengan sus propias consolas.

Tampoco es una consola que podrás conectar vía HDMI a tu televisor de 65 pulgadas para jugar Zelda y reproducirlo en una resolución Full HD. De igual forma, tampoco está hecha para jugar con todos esos conceptos de gaming raros que Nintendo tiende a inventar como Nintendo Labo o Ring Fit Adventure en los que utilizas los Joy-Con para convertir tu consola en casco de realidad virtual, un volante de conducción o ponerte hacer sentadillas o abdominales para avanzar en juego. No, el Switch Lite no permitirá tener ninguna de esas experiencias sociales por las cuales Nintendo presumió haber creado algo como el Switch.

Menos funciones, tamaño y precio, pero mejor gaming móvil

Con menor tamaño y sin los famosos JoyCon

NINTENDO SWITCH LITE .JPG

Su menor tamaño le dal jugador una mejor experiencia de juego móvil en especial por largos periodos.
Carlos Fernández de Lara
Con menor tamaño y sin los famosos JoyCon

NINTENDO SWITCH LITE 3.jpg

Su menor tamaño le dal jugador una mejor experiencia de juego móvil en especial por largos periodos.
Carlos Fernández de Lara
Con menor tamaño y sin los famosos JoyCon

NINTENDO SWITCH LITE 4.JPG

Su menor tamaño le dal jugador una mejor experiencia de juego móvil en especial por largos periodos.
Carlos Fernández de Lara
Con menor tamaño y sin los famosos JoyCon

NINTENDO SWITCH LITE 5.jpg

Su menor tamaño le dal jugador una mejor experiencia de juego móvil en especial por largos periodos.
Carlos Fernández de Lara
Con menor tamaño y sin los famosos JoyCon

NINTENDO SWITCH LITE 6.JPG

Su menor tamaño le dal jugador una mejor experiencia de juego móvil en especial por largos periodos.
Carlos Fernández de Lara

El Switch Lite es una consola para el gamer móvil, ese usuario que no tiene tanto tiempo para sentarse frente al sillón a conectar su consola y jugar en su pantalla, es para aquellos jugadores que buscan aprovechar ratos cortos para avanzar en su juego favorito pero que nunca se acostumbraron –ni piensan hacerlo– a jugar con su teléfono inteligente o simplemente son de los que aman pasar horas enteras acostados jugando en su cama o sillón con la mayor comodidad posible.

Para ese tipo de jugadores es que Nintendo lanzó el Switch Lite.

Publicidad

Lo que ganas

Sí en efecto se trata de una consola más limitada, pero en cuanto a sus funciones de consola casera. Dado que Switch Lite tiene un menor tamaño y un cuerpo único por ende es más ligero lo que lo hace una consola mucho más cómoda para jugar durante periodos largos recostado en un sofá o acostado en una cama. Su diseño no es lo más elegante del planeta, dado que es un cuerpo 100% de plástico (salvo por la pantalla) pero para nada se siente como una pieza barata. Nintendo cuidó los acabados y el diseño del Lite para que se sintiera como un equipo que puedes llevar a todos lados , sin el miedo a que se rompa o desgaste en los primeros meses. Su pantalla es una pulgada más pequeña, pero la experiencia en general no se ve afectada en lo más mínimo, durante el periodo de prueba jamás enfrenté un momento en el que los iconos, personajes o escenarios se vieran tan pequeños como para no poder apreciarlos o disfrutar el juego. Incluso puedo decir que a momentos, dado la intimidad que ofrece jugar en formato portátil, me sentí mucho más involucrado en las versiones de Switch de juegos como Amnesia o Dark Souls Remastered, que cuando los jugué en consolas caseras.

En cuanto a la experiencia de los botones. Si bien tiene el mismo acomodo que el Switch normal, debido a que en esta versión no existe esa opción de desmontar los controles, el agarre de la consola es mucho más natural y tiene menos movimiento.

Por supuesto que en este punto a todos los usuarios y posibles compradores de la consola nos queda la enorme preocupación de que al igual que el Nintendo Switch normal, el Lite también padezca el famoso error o fallo bautizado como Drift Joy-Con (que hace que las palancas dejen de responder en ciertas direcciones o se activen sin que el usuario las toque siquiera). Una falla de tal magnitud que Nintendo ya enfrenta una demanda colectiva general. El gran problema con el Switch Lite es que la reparación del control implicaría la apertura o cambio completo de la consola dado que todo el sistema va dentro del mismo cuerpo. Pese a ello en las pruebas realizadas y pese al uso constante no tuvimos ningún error de este tipo.

Publicidad

La batería del Switch Lite también fue ligeramente mejorada. Nintendo dice que puede ofrecer entre 4 y 7 horas de duración dependiendo del juego. Si bien nunca llegamos a las siete horas prometidas, si hay una mejora que será notable (más no increíble) en especial para aquellos interesado en cambiar del Switch Normal al Lite.

Un asunto que es un tanto lamentable es que al ser una consola 100% portátil, Nintendo omitió colocar una antena bluetooth en el Switch Lite. Es un tanto frustrante dado que el usuario se sigue viendo obligado a conectar sus audífonos si realmente quiere disfrutar un juego, en especial porque aunque sus bocinas son estéreo, no son una gran experiencia. En un mundo donde los audífonos bluetooth son ya prácticamente la norma, es una pena que Nintendo nos siga obligando a comprar o un adaptador o audífonos con cable.

Los juegos, lo más importante

Pero en el corazón ambas consolas tienen lo mismo. Sí su pantalla puede ser más pequeña y sus controles no se desmontan, pero su procesador, velocidad y memoria interna y RAM es la misma. Y esos factores son lo más valioso del Switch Lite porque Nintendo hizo una consola más barata con algunos sacrificios, pero inteligentemente se negó a sacrificar lo más importante del equipo: su capacidad para reproducir los mejores juegos de Nintendo. Como jugadores uno no compra las consolas por lo poderosas que lleguen a ser, sino por los juegos que puedes tener en ellas. La posibilidad de tener la misma biblioteca de grandes títulos de Nintendo, además de los desarrollados por terceros hacen que la experiencia del Switch Lite valga la pena porque te da la posibilidad de jugar en cualquier lado y de la forma más cómoda títulos que hasta hace unos años únicamente podías experimentar en consolas caseras o sistemas de cómputo de buen desempeño. Claro que uno puede tener el Switch para esos juegos simples de un par de minutos al día o sin grandes historias que son tan comunes en smartphones, pero también puedes tener grandes aventuras digitales de hasta más de 100 horas o jugar con franquicias tan icónicas como Zelda, Mario Bros, The Witcher o Dragon Quest.

Conclusión

¿Vale la pena comprar el Switch Lite? Si eres dueño de un Switch la respuesta inmediata sería no, a menos que seas ese tipo de dueño que nunca ha conectado o piensa conectar su Switch a su televisor y que conceptos como Nintendo Labo no te interesan como gamer. En ese caso, quizá la respuesta sería sí, si quieres una mejor experiencia portátil vale la pena pensar en vender tu consola actual y comprar un Switch Lite. Para todos los demás la respuesta está en qué tanto te interesan los juegos y franquicias de Nintendo o los títulos que saldrán en la plataforma. El Switch Lite no busca ser otra cosa más que un dispositivo para jugar, es decir, no es un smartphone o una tablet con los que puede jugar videojuegos, pero también hacer muchas otras cosas más. Si lo que buscas es funcionalidad puede que tanto el Switch como el Switch Lite no sean tu gadget objetivo, pero si lo que buscas es tener la mejor experiencia de gaming portátil, después de 30 años de haber lanzado el GameBoy Nintendo sigue dejando en claro que son los expertos en la materia.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad