Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

EU y China: una relación tecnológicamente codependiente

Pese a que han bajado las inversiones de China en EU, y Trump se ha declarado contra firmas como TikTok o WeChat, las tecnológicas de ambos países tienen una intrincada relación.
mié 12 agosto 2020 06:00 AM
TikTok y EU
Tras la aprobación en la Cámara y en el comité del Senado, la prohibición de TikTok podría convertirse pronto en ley en Estados Unidos.

El 20 de septiembre vence el plazo para que alguna empresa estadounidense haga una oferta y compre las operaciones de TikTok en Estados Unidos, de otra forma, la app -que hoy es la más descargada del mundo- tendrá prohibido funcionar en el país vecino, según una orden ejecutiva del presidente estadounidense Donald Trump.

Y mientras avanza la cuenta regresiva, Microsoft y Twitter se han colocado como interesados en hacer dicha adquisición; sin embargo, más allá de que la compra se concrete, la relación entre las tecnológicas de ambos países está lejos de un divorcio y no se rompe con la negativa a TikTok o a la app de mensajería de Tencent: We Chat.

Publicidad

Pese a que actualmente hay tensiones comerciales entre ambos países existe una balanza comercial entre ambos en la que un gran interés es derivado de la tecnología. Hasta el cierre de 2019, la inversión extranjera directa (IED) de China en Estados Unidos fue de 5,000 millones de dólares, y aunque tuvo su pico en 2016, con un intercambio de 18,700 millones de dólares, de acuerdo con Rhodium Group.

Sin embargo, al ver la relación al revés, el apetito tecnológico es mayor. Rhodium Group publicó que en 2019 las firmas de Estados Unidos invirtieron 14,000 millones de dólares en empresas chinas, con un especial foco en tecnología.

“En los últimos cinco años, los inversionistas americanos han puesto la mira en compañías chinas de alta tecnología y servicios. Aunque en 2019 vimos movimientos por las tensiones entre los dos países y un reacomodo del interés a la industria de autos, salud y biotecnología”, citó el reporte de Rhodium.

Algunas inversiones históricas y hechas recientemente por firmas estadounidenses en China van desde laboratorios de Microsoft hasta la oficina más nueva de TikTok en Austin, Texas.

Publicidad

En 2019, la firma de pagos digitales PayPal compró 70% de participación en su homólogo chino GoPay, lo que la convirtió en la primera compañía extranjera en incursionar en el mercado de pagos digitales en China

“Esto le permite a PayPal competir en el creciente sector de pagos móviles, el cual tiene una proyección de convertirse en un mercado de 100 billones de dólares en 2023”, proyectó la consultora Frost & Sullivan.

Microsoft, el que es hasta ahora el mayor interesado en la compra de TikTok, cuenta con un laboratorio de desarrollo en Beijing desde 1992, en el que se emplean a 6,000 personas aproximadamente, además su buscador Bing, es el único que es permitido en el país asiático a diferencia de su competidor occidental: Google.

En viceversa, otros grandes conglomerados chinos que han invertido en firmas de Estados Unidos han sido Baidu, Alibaba y Tencent, que han destinado capital a firmas como Uber y Lyft.

Y finalmente TikTok, la protagonista de la actual discordia entre ambos países, abrió recientemente una oficina en la ciudad de Austin, Texas y compartió que esperan crecer su equipo estadounidense hasta 10,000 personas este 2020, esto luego de haber contratado a Kevin Meyer como su nuevo CEO, quien viene de dirigir a la estadounidense Disney+.

Publicidad

En cuanto a la trayectoria de fusiones y adquisiciones que puedan seguirse dando entre ambos países, en especial en el sector de tecnología, Anderson Ramires, socio de la práctica de tecnología, consumo y telecomunicaciones de PWC, comentó que el ritmo, aunque lento, continuará vigente y enfocado en más tecnología detrás del funcionamiento del negocio y no tanto de cara al consumidor.

“Nuestra percepción es que va a permanecer igual (el flujo de fusiones y adquisiones) en términos de apetito de compra. El tema en este sector es que es más dependiente del flujo de capital y el interés, pero esto siempre va a pasar. La búsqueda de oportunidades en el mercado de M&A, se medirá en el futuro por tecnologías muy puntuales, como por ejemplo tecnologías relevantes en la nueva normalidad, más que solo buscar tecnologías adyacentes a sus plataformas”, dijo en entrevista.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad