Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La educación en línea sí cierra la brecha de género, pero no la social

Si bien el acceso a contenidos online se ha vuelto una herramientas para que miles de mujeres accedan a cursos, la realidad es que muchos usuarios en pobreza no lo pueden hacer.
mié 10 marzo 2021 11:00 AM
High School Students Using Laptops And Digital Tablets Working With Male Teacher At Desk
De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública 25.4 millones de alumnas y alumnos regresaron a sus aulas.

Desde que aparecieron plataformas como Coursera o Udemy, una de las banderas que presentaron fue la de generar más inclusión en los países a donde llegaban y si bien esta bandera es verdadera, no lo es para todas las minorías, sobre todo para minorías latinas, donde el acceso a internet, y a recursos tecnológicos sigue dejando a fuera a miles de personas.

“Parte de los datos que nos sorprendieron en América Latina y en el país es que el 61% de los estudiantes en México accedieron por primera vez a un curso, además de que muchos cursos son una de las herramientas que más usan las mujeres para poder acceder a educación y avanzar en sus trabajos”, indicó a Expansión, Antonia Segura, country Manager de Crehana en México.

De los nuevos estudiantes que ingresaron a la plataforma en 2020, 59% fueron mujeres.

Publicidad

Dentro del Reporte de Impacto 2020 de Crehana se indicó que la educación en América Latina creció un 20% en la región, donde la empresa logró alcanzar 1.7 millones de estudiantes. Y aunque las nuevas audiencias que tuvo Crehana han ido desde personas mayores de 50 y 60 años como alumnos nuevos en la plataforma, también han tenido una variación en el tipo de cursos que tiene la plataforma.

“Un 62% de los estudiantes que accedían a la plataforma eran freelancers, sin embargo en 2020 el 61% de los estudiantes que tuvimos eran trabajadores de alguna empresa, lo que refiere dos cosas: personas que tuvieron que buscar un mejor trabajo y por ende tuvieron que buscar capacitarse, además de buscar un desarrollo de habilidades más novedoso”, indicó Segura.

El cierre de las escuelas afectó a casi todo el mundo, a mediados de julio de 2020 más de 160 países cerraron las escuelas, y a la fecha, casi 220 millones de estudiantes de todo el mundo están afectados por estos cierres, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco.

En el caso de América Latina, la mayoría de los países tuvo que buscar distintas formas para mantener los cursos en educación básica, ya sea a través de internet o televisión, sin embargo la falta de recursos también ha dejado fuera a muchas personas.

El aprendizaje a distancia es difícil incluso en los países desarrollados. Pero en lugares como México, tomar esa clase de inglés o matemáticas en línea no es tan fácil: solo el 56% de los hogares tiene acceso a Internet, según estadísticas del Inegi.

Entonces, si la ley requiere que todos los niños mexicanos reciban una educación pública, el gobierno ha decidido que la mejor manera de hacerlo es a través de las ondas de radio, pues un 93% de los hogares del país tienen un televisor.

“Siempre que hay un desarrollo educativo, no sólo tiene que ver con el desarrollo de la habilidad técnica, sino en la parte de autoconfianza, debes ser consciente de las herramientas a las que puedes acceder, este factor es mucho más importante en los segmentos de población vulnerable, por ello es que las empresas de educación online debe tener información mucho mejor digerida”, precisa Segura.

Publicidad
Publicidad
Publicidad