Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reseña: Lenovo Yoga Tab 13, un gadget para el ‘trabajo híbrido’

Una laptop premium diseñada para el entretenimiento, que además se adapta muy bien a un entorno laboral.
mié 15 diciembre 2021 01:00 PM
Reseña-lenovo-yoga-tab-13
La tableta tiene una diversidad de funciones que pueden ser útiles para usuarios que trabajen pero que también la necesiten como doble pantallas.

La familia Yoga de tabletas de Lenovo se han distinguido por su diseño con una base cilíndrica en donde se aloja la batería y las bocinas, y de donde sale el soporte para detenerla de pie, acostarla de manera inclinada, o colgarla. De hecho, al mencionar en Twitter que haría esta reseña, la primera pregunta fue: “¿La yoga es la que trae el proyector en la base?”, porque existió un modelo que integraba uno de esa manera.

El modelo que usé fue el Lenovo YT-K606F (listado en el sitio web de Lenovo como ZA8E0011MX) con 8GB de memoria y 128GB de almacenamiento, y que en adelante abreviaré como Yoga Tab 13. Su pantalla, de 13 pulgadas tiene una resolución de 2K (2160x1350 pixeles) y dos modos de color, normal y brillante, que con la tecnología Dolby Vision incluida, se ven muy bien.

Publicidad

Características de la Yoga Tab 13

El resto de la especificaciones son claramente de un dispositivo de gama alta, y su construcción y materiales confirman que es una tableta premium. El procesador y soporte gráfico están proporcionados por Qualcomm -Snapdragon 870 y Adreno 650 respectivamente- para darle mucho poder de desempeño, ya sea para usar varias apps a la vez o disfrutar de videojuegos sin que se sienta lenta en ningún momento.

De hecho, la puse a capturar la pantalla mientras jugaba un videojuego de carreras de autos (NFS) y no titubeó un solo momento para además producir un video con resolución 2K de mi juego.

La Yoga Tab 13 trae Android 11 con los servicios de Google, que incluyen un espacio seguro para niños y niñas, llamado Google Kids Space, y que una vez configurado, proporciona contenido adecuado a su edad, mientras deja a los padres controlar los límites diarios de uso.

Otro servicio incluido es el Entertainment Space, que conjunta contenido de video, juegos y libros de acuerdo a las apps que están disponibles en la tableta: Netflix, Prime Video o HBOMax para video, por ejemplo, o Play Libros y Kindle para leer. Las sugerencias ayudan para esos momentos en que “no sabemos qué ver” y en mi caso fueron muy variadas al ofrecer diferentes géneros y tipos de contenido, usando cuatro servicios de streaming.

Aproveché al ver una serie para probar las cuatro bocinas JBL potenciadas por Dolby Atmos, y aunque por lo general no espero mucho de las bocinas pequeñas en estos dispositivos, la Yoga Tab 13 me sorprendió cuando detecté detalles de sonido envolvente generados por este dispositivo.

Posteriormente probé también el sonido a través de su Bluetooth 5.2 con audífonos, lo cual mejora la experiencia pero, insisto, las bocinas de esta tableta son potentes y capaces.

La batería de esta tableta tiene una capacidad nominal de 10,000mAh, que son suficientes para durar un par de días, y dependiendo del uso, hasta más. Debido a que soporta carga rápida, la caja incluye un cargador de 30W que logra cargarla en su totalidad en un par de horas.

El conector de carga, que también funciona para transferir datos, es USB-C 3.1 Gen 2 y se encuentra ubicado en la parte lateral de la base, debajo de los botones de encendido y volumen.

Exactamente del otro lado se ubica un conector micro HDMI, que convierte a la Yoga Tab 13 en una segunda pantalla al conectarla a una computadora. Y aquí es donde se extiende el potencial de esta tableta para el ambiente laboral, ya que podemos ser más productivos con dos pantallas, y al terminar de trabajar, volver a aprovecharla para el entretenimiento. El cable de HDMI a micro HDMI también viene incluido en la caja. La conexión inalámbrica soporta Wi-Fi 6.

 

¿Qué nos gustó de la Yoga Tab 13?

La Yoga Tab 13 es ligera y fácil de manejar. La base cilíndrica sirve de agarradera, y el soporte de aluminio que de ahí sale permite colocarla en varias posiciones, aunque todas ellas horizontales, y la cubierta posterior tiene una sección de ante negro, lo que le da un aspecto elegante, sobre todo al no tener nada más que el logo. Lo cual significa que la Yoga Tab 13 sólo tiene una cámara, en la parte delantera, de 8 MP y con sensor de proximidad ToF.

Esto también significa que no veremos a la Yoga Tab 13 en los festivales de fin de año tapando la visión de los que están detrás de quien usa una tableta para tomar fotos, afortunadamente. La cámara frontal funciona muy bien para las selfies y para las videollamadas o juntas con apps de videoconferencia, y es súper veloz para el reconocimiento facial que se puede configurar para desbloquear el dispositivo.

Probé diferentes tipos de apps con esta tableta, adicionalmente a los juegos y a las videollamadas, sin problema alguno. Diseño de gráficos, edición de video, creación de notas y contenido en texto, hasta una app de mindfulness y un emulador de PSP.

También usé una app de dibujo, que con el Lenovo Precision Pen 2 debería proporcionar una buena experiencia, pero este no viene incluido en la caja y tiene que ser adquirido como un accesorio adicional.

Al tratarse de una tableta premium, el precio también lo es, lo que coloca a la Tab 13 en una categoría de gama alta, pero al ofrecer un buen diseño, alto desempeño y una buena experiencia, habrá quien decida que lo vale. La Lenovo Yoga Tab 13 está disponible en México por 13,000 pesos en color Shadow Black en tiendas departamentales y en línea.

 
Publicidad
Publicidad