Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reseña: Mario Strikers Battle League. Futbol vertiginoso, contenido limitado

El título representa una evolución de jugabilidad para la franquicia que no se había visto desde Wii, pero llega con pocos personajes y estadios.
vie 17 junio 2022 06:00 AM
reseña Mario Strikers Battle League
El juego regresa tras 15 años de su última aparición en una consola de Nintendo.

Los amantes del futbol estamos muy entusiasmados porque este año es mundialista y en Nintendo también lo tienen en cuenta. Por ello decidieron lanzar Mario Strikers: Battle League, un juego que combina la pasión del deporte con la nostalgia de una franquicia que no había tenido atención desde hace un par de generaciones de consolas.

La franquicia nació hace 17 años en el GameCube y su último lanzamiento data de 2007, para Nintendo Wii. El responsable de su desarrollo fue, una vez más, el estudio canadiense Next Level Games, el cual fue adquirido por Nintendo en enero de 2021 y que también ha trabajado en importantes títulos, como Luigi’s Mansion.

Este juego, aclara Nintendo, no es futbol. Ellos lo llaman Strike y tiene sentido la acotación, pues se trata de una dinámica un poco más violenta, con tacleadas hacia redes electrificadas y objetos arrojadizos. Además, los personajes usan prácticamente todas las partes del cuerpo para mover o golpear el balón, incluidas las manos.

Pero el concepto es el mismo que en el futbol: dos equipos (cinco integrantes cada uno) que compiten para anotar goles. Los partidos son tan vertiginosos como una carrera de Mario Kart, pues la tensión de recibir un golpe o una explosión de un objeto siempre están latentes.

Publicidad

Una de las características más importantes de este juego es el caos, un elemento que no podía faltar en esta edición, la cual contiene mejoras significativas a nivel de jugabilidad, gráficos y animaciones.

Jugabilidad optimizada para partidos caóticos

Este aspecto es el que tiene mayor evolución, ya que le realizaron diferentes mejoras para hacer un juego fácil de jugar, pero difícil de dominar. Cuenta con una serie de comandos que son necesarios para exprimir todo el juego, además de que tú eliges a los integrantes del equipo (a excepción del portero) y cada uno cuenta habilidades específicas.

Aquí está la primera gran diferencia respecto a sus antecesores, pues en ellos sólo se elegía al capitán, quien era Mario, Peach u otro personaje principal del Reino Champiñón, mientras que los otros tres jugadores eran personajes secundarios, como Toad.

Ahora debes pensar muy bien en todos tus futbolistas, pues cada uno cuenta con elementos que lo hacen diferente. Por ejemplo, Mario tiene mayor técnica que Bowser, pero este es más fuerte que el primero.

 

Una nueva característica que incorpora Battle League son los potenciadores, es decir, objetos como cascos, playeras o zapatos de futbol mecánicos que aumentan los atributos de los personajes para que Peach, por mencionar un caso, sea más rápida.

A la hora del partido también hay evolución. Existen algunas dinámicas en las que se demuestra que dominar el juego es más complicado para esta edición. Si bien no es un asunto tan estratégico como FIFA, sí agrega elementos como hilar pases precisos o chutar en el momento adecuado para que los disparos tengan más posibilidades de entrar a la portería.

En la cuestión defensiva también hay ciertos comandos que permiten tener un mejor rendimiento, mientras que del lado estratégico puedes apretar los botones para que tus jugadores sin balón hagan movimientos a los espacios libres y aprovechar su posición para anotar.

Una dinámica que se mantiene es la de los hiperchutazos, disparos que, tras un periodo de carga, se distinguen por una mayor fuerza de lo normal. Si entran a la portería, valen por varios goles, como en entregas pasadas, pero la principal diferencia es que el portero rival no tendrá oportunidad de detenerlos como sí sucedió en Nintendo Wii.

 

Animaciones que muestran la personalidad del futbol

Durante estos tiros especiales se van a dejar ver animaciones igual de llamativas, pues tendrán un estilo artístico basado en grafiti e incluso diría que los movimientos están basados en el popular ánime Supercampeones, ya que son demasiado exagerados.

El Reino Champiñón se destaca por tener diferentes juegos deportivos en sus diferentes consolas. En la era de Nintendo Switch los más destacados han sido Mario Tennis Aces y Mario Golf Super Rush, pero en el caso de Strikers Battle League, la personalidad se desborda en cada pase o tiro.

Y es que cuando la cámara muestra las expresiones de los personajes, ya sea en momentos de derrota o victoria, puedes sentir la alegría o frustración de Yoshi o Donkey Kong, lo cual hace más divertida la experiencia.

Por otra parte, la banda sonora se basa en rock y metal, algo peculiar cuando se habla de futbol, un deporte que suele estar asociado a ritmos pop. Sin embargo, los arreglos de temas emblemáticos de Mario en estos géneros también dotan al juego de una increíble personalidad.

 

Poco contenido, el punto débil del juego

Mario Striker Battle League es un juego sumamente divertido que recomiendo adquirir si eres un fanático del fútbol. Se puede disfrutar en compañía de otras personas y las funciones online funcionan sin muchas fallas. En algunos partidos en línea vi caídas de cuadros por segundo, pero nada que afectara el juego.

Sin embargo, tiene un problema que a muchos les podría generar dudas al adquirirlo: su contenido es sumamente limitado. Consta únicamente de 10 personajes por lo que en unas cuantas partidas puedes conocer las características de todos, mientras que la cantidad de estadios es poca.

Si bien Mario Strikers es una franquicia que se ha caracterizado por ser una propuesta casual, considero que habría estado muy bien agregar un modo historia o minijuegos. Lo hicieron con Mario Golf Super Rush, por lo que cuesta entender a qué se debió la exclusión de este elemento.

Publicidad
Publicidad