Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los 50 mejores platillos de todo el mundo

Recorrimos el planeta y creamos una lista de los que, en nuestra opinión, son los 50 platillos más deliciosos que se hayan creado.
Cangrejo con mantequilla de ajo, India
Cangrejo con mantequilla de ajo, India En este asombroso platillo indio, el cangrejo cocido se prepara sencillamente y se baña con una suculenta salsa de mantequilla de ajo. (Foto: Jun Celta/Cortesía)

"No hay amor más sincero que el amor a la comida", dijo George Bernard Shaw. A juzgar por la cantidad de platillos asombrosos que existen, tenía razón.

Pero ¿cuáles son los más sabrosos? ¿Cuáles son los mejores alimentos?

Recorrimos el planeta y creamos una lista de los que, en nuestra opinión, son los 50 platillos más deliciosos que se hayan creado.

Por ahora puedes deleitar tu pupila y tratar de controlar tu salivación mientras revelamos algunos de los mejores platillos del mundo:

50. Palomitas con mantequilla, Estados Unidos

Publicidad

El maíz, la bestia de carga del mundo industrializado, es mejor cuando fríes su variedad dulce con montones de mantequilla hasta que estalle y luego te lo comes glotonamente a puños mientras ves un programa en Netflix.

Lee: ¿Las palomitas son sanas?

49. Masala dosa, India

Es una crepa crujiente de masa de arroz que envuelve una mezcla de puré de papas y luego se sumerge en chutney de coco, pepinillos, salsas de jitomate con lentejas y otros condimentos. Es un desayuno fantástico que te mantendrá con energía hasta que vengas por otro en el almuerzo.

48. Papas fritas, Reino Unido

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo y en dónde nacieron las papas fritas. La leyenda estadounidense cuenta que las inventaron en Nueva York en 1853, pero la receta más antigua de "papas fritas en rebanadas u hojuelas" que se conoce figura en el exitoso recetario del inglés William Kitchiner, publicado en 1817.

Sea como sea, ahora son uno de los mejores platillos del mundo y de los más adecuados para niños. Piensa que si una sola papita costara, digamos 100 pesos, sería un manjar mucho más cotizado (y más popular) que el caviar, un premio por el que valdría la pena ir a la guerra.

47. Paella de mariscos, España

Paella de mariscos, España
Un bocado de paella caliente te transportará a una playa de España. Tal es el poder de este festín de mariscos.

Las olas del mar te acarician los pies, una brisa tibia hace ondear el mantel que cae sobre tus piernas y tienes una paellera humeante ante ti. Camarones, langosta, mejillones y sepias combinadas con arroz blanco y especias, aceite y sal en este platillo valenciano que te pone de inmediato en modo vacacional. Si la estás probando en España, es porque ya estás de vacaciones.

46. Som tam, Tailandia

Som tam, Tailandia
La ensalada más picante y famosa de Tailandia lleva ajo y chiles, además de ejotes y cacahuates.

Para preparar la ensalada más famosa de Tailandia, muele ajos y chiles en un mortero. Agrega jugo de tamarindo, salsa de pescado, cacahuates, camarones secos, jitomate, jugo de limón, piloncillo, ejotes y un puño de papaya verde rallada. Acompaña con un poco de arroz pegajoso. Hay variaciones con cangrejo (som tam boo) y con salsa de pescado fermentada (som tam plah lah), pero ninguna se compara con el sabor y la belleza sencilla de la original.

45. Arroz con pollo, Singapur

Pollo con arroz, Singapur
La especialidad de Singapur: pollo al vapor o hervido con arroz y pepinos rebanados.

Este platillo, al que suele llamarse "platillo nacional" de Singapur, consiste en pollo al vapor o hervido acompañado de arroz aceitoso fragante y pepinos rebanados. Entre las variantes hay una con pollo rostizado o con pollo en salsa de soya. Sin importar cómo lo preparen, es uno de los mejores platillos de Singapur. Las salsas con las que lo acompañan (salsa de soya oscura premium, chile con ajo y jengibre machacado) le dan un toque especial que garantiza que si no estás en Singapur probándolo, estarás pensando en él.

44. Poutine, Canadá

Papas fritas ahogadas en cuajada de queso y caldillo marrón. Suena un poco desagradable, se ve aún peor, pero llena la boca de una mezcla tersa de queso, salsa y papas fritas que te hará pelear hasta por el último bocado. Nuestros amigos canadienses insisten en que es mejor si lo comes a las 3 de la mañana, después de "varias" cervezas.

43. Tacos, México

Una tortilla fresca, hecha a mano, rellena con trozos pequeños de carne a la parrilla marinada con aceite y sal de mar, cubierto con guacamole, salsa, cebollas, cilantro o cualquier cosa que quieras. Son perfectos para el desayuno, para el almuerzo o la cena. Esta es la razón por la que ningún visitante se va de México pesando menos que cuando llegó.

42. Pan tostado con mantequilla y Marmite, Reino Unido

Está bien, cualquier cosa que lleve mantequilla seguramente va a saber delicioso, pero este extracto de levadura penetrante, salado y agrio, al que amas u odias, tiene algo muy particular que transforma una rebanada de pan tostado en una razón para seguir viviendo. Si quieres darle un toque delicioso (o asqueroso) adicional, agrega una capa de mermelada.

41. Tofu apestoso, sureste asiático

Tofu apestoso, sureste asiático
Esta forma de tofu fermentado tiene un olor fuerte y un sabor delicioso.

Nada te prepara en realidad para el hedor de uno de los platillos más extraños de la Tierra. Al igual que el durian, el tofu apestoso es uno de los alimentos más icónicos del sureste asiático. El olor del tofu en fermentación es tan abrumador que muchas personas no logran borrarlo de la memoria durante meses. ¿Vale la pena hacer tal esfuerzo por un sabor legendariamente divino? Definitivamente.

Lee: Los 50 mejores restaurantes de Asia en 2017

40. Mazapán, Alemania

Mazapán, Alemania
Para hacer mazapán se combinan almendras dulces y suelen moldearse en formas encantadoras y siempre deliciosas.

No te dejes engañar con las imitaciones baratas, que usan pasta de soya o esencia de almendras. El mazapán de verdad no contiene nada más que almendras molidas con azúcar. Es tan bueno que te comerás una barra completa, te sentirás mal y no obstante, te encontrarás jugando con la envoltura de la segunda barra.

39. Cátsup, Estados Unidos

Si Malcolm Gladwell dice que es un alimento perfecto, entonces lo es. Aceptémoslo: nada mejor que un toque de cátsup para convencer a un niño de dos años de que se coma sus zanahorias y no las escupa. No solo merece el título de "deliciosa", sino también el de "método milagroso de persuasión".

38. Pan francés, Hong Kong

Pan francés, Hong Kong
El pan francés estilo Hong Kong lleva el brunch a nuevas alturas gracias a la crema de cacahuate o a la mermelada de kaya.

A diferencia del platillo característico y más mesurado del brunch dominical, el pan francés estilo Hong Kong es como un abrazo frito. Tomas un par de rebanadas de pan tostado y las cubres de crema de cacahuate o de mermelada de kaya, las rebosas con huevo, las fríes en mantequilla y las sirves con más mantequilla y mucho jarabe. Es uno de los mejores platillos de Hong Kong y es mejor disfrutarlo antes de que te hagas una prueba de colesterol.

37. Pollo a la parmesana, Australia

Pollo a la parmesana, Australia
Las tabernas de Australia se han apropiado de este platillo, una combinación irresistible de queso parmesano derretido y jitomate sobre un filete de pollo.

Queso parmesano y mozzarella derretido y una salsa de tomate con ajo y chiles sobre un filete de pollo. Los parroquianos de las tabernas australianas afirman que este platillo, ostensiblemente italiano, ya es suyo. Como lo preparan tan bien, no tiene caso discutir.

Lee: ¿Es saludable el queso?

36. Hummus, Medio Oriente

Esta humilde pasta originaria de Medio Oriente se prepara con garbanzos, ajo, jugo de limón y tahini y se ha vuelto un clásico de las cocinas de todo el mundo. Este platillo de sabor ácido funciona bien como dip, con pan, con carne, con verduras, con frijoles o —escuchen esto— con un budín de arroz con Marmite.

Lee: Gastronomía de Oriente Medio, los 20 mejores platillos

35. Cangrejo picante, Singapur

No puedes viajar a Singapur sin probar esta especialidad picante, caldosa y carnosa. Aunque hay varias formas de preparar cangrejo (con pimienta negra, con yemas de huevo saladas, horneado con queso, etc.), el cangrejo picante sigue siendo el favorito. El caldillo picante de jitomate suele salpicar, así que tendrás que limpiar todo con un panecillo mantou.

34. Miel de maple, Canadá

¿Alguna vez has intentado comerte un panqueque sin miel de maple? Es como comerte un pedazo de cartón. Cartón mal hecho. De hecho, el regalo de Canadá a los padres de todo el mundo (si agregas un poco de miel de maple al brócoli del niño, verás lo que pasa) hace que valga la pena probar cualquier cosa. Pásame el cartón, por favor.

33. Pescado con papas, Reino Unido

Cualquier cosa que exista desde la década de 1860 no puede ser tan mala. El platillo característico del proletariado victoriano es algo simple, crujiente por fuera, suave por dentro, básico y sin adornos.

Lee: Los 6 restaurantes más antiguos de Londres

32. Ankimo, Japón

Entonces ¿a quién se le antoja un trozo de hígado de rape con un poco de daikon rallado para acompañar? Aunque no se te antoje, te estás perdiendo de uno de los últimos secretos del sushi: el preciado ankimo. El rape que, sin saberlo, regala su hígado a los aficionados del sushi más acomodados, está amenazado por las redes de pesca comercial que dañan su hábitat submarino, así que es probable que el ankimo no exista por mucho tiempo más. Si te llegas a topar con esta delicia cremosa, aunque extrañamente ligera, anímate a probarla… no te arrepentirás de probar uno de los mejores platillos de Japón.

Lee: Guía para disfrutar Tokio como un local

31. Jamón de Parma, Italia

Lo encuentras relleno de melón, de grissini, sobre pizzas o en ensaladas. Y hay una buena razón: estas finas rebanadas saladas de jamón curado al aire realzan el sabor de cualquier cosa que lo acompañe.

30. Goi cuon (rollo de verano), Vietnam

Esta botana hecha de cerdo, camarón, hierbas, fideos de arroz y otros ingredientes envueltos en papel de arroz se sirve a temperatura ambiente. Es "carne ligera" con los sabores de las hierbas refrescantes estallando en tu boca. Se baña en una salsa vietnamita ligeramente dulce con cacahuates molidos. Es sustancioso, sencillo y la definición misma del "vicio".

29. Filete de ohmi-gyu, Japón

El Palacio Imperial de Japón reconoce al ganado wagyu de primera, del famoso rancho Takara, como uno de los mejores que se han criado en los pasados 400 años. Se la considera el Rolls-Royce de la carne y sabe mejor preparada en sashimi, acompañada con un chorrito de jugo de lima kaffir y sal de té verde. El marmoleado de la grasa le da textura a cada bocado; mientras la carne se deshace, deja un sabor sutil pero característico.

28. Pho, Vietnam

Pho, Vietnam
A veces, la sencillez es la clave y el pho es prueba de ello. El caldo se mezcla con fideos de arroz, hierbas y usualmente pollo o carne. Se sirve en un tazón.

Este platillo nacional, que se pronuncia "fo" es simplemente caldo, fideos de arroz frescos, unas cuantas hierbas y carne o pollo. Sin embargo, es mayor que la suma de sus partes: es fragante, sabroso y equilibrado.

27. Lechón, Filipinas

Lechón, Filipinas
El lechón es uno de los platillos nacionales de Filipinas; se rostiza a las brasas durante varias horas.

El lechón es uno de los platillos nacionales de Filipinas; el lechón se rostiza a las brasas durante varias horas. El proceso termina cuando la carne está suave y la piel está crujiente. Se prepara para ocasiones especiales a lo largo del año.

26. Fajitas, México

Esta experiencia culinaria entusiasma a los aficionados del "hágalo usted mismo" de todo el mundo. Paso 1: Admira la carne mientras se cocina al fuego. Paso 2: Agrega a la carne porciones de chile, cebolla, guacamole, crema ácida y salsa y coloca sobre una tortilla de harina caliente. Paso 3: Promételes a todos los que lo escuchen que te comerás "una más y ya". Paso 4: repite.

25. Cangrejo con mantequilla de ajo, India

Cangrejo con mantequilla de ajo, India
En este asombroso platillo indio, el cangrejo cocido se prepara sencillamente y se baña con una suculenta salsa de mantequilla de ajo.

Se afirma que este platillo no tiene raíces chinas continentales ni indias. Proviene de la Tierra de la Mantequilla, un paraíso imaginario de platillos deliciosos que se basa en la premisa de que todo sabe mejor con mantequilla derretida. Este platillo delicioso y sencillo se prepara sumergiendo un cangrejo grande en cuatro litros de salsa de ajo con mantequilla para que penetre en todos los rincones y cubra completamente la carne. Los dioses marinos de la Tierra de la Mantequilla son carnívoros benévolos y este regalo que hicieron al mundo es su platillo insignia.

24. Champ, Irlanda

Este platillo nacional irlandés pasa más rápido que el primer vaso de Guinness en viernes por la noche. Consiste en puré de papas con cebollas cambray, mantequilla, sal y pimienta y es el acompañamiento perfecto para cualquier carne o pescado. Si quieres probar esta delicia cremosa al estilo clásico, te recomendamos que vayas a la taberna más concurrida de cualquier pueblo de la costa de Irlanda. Alrededor del mediodía es buena hora.

23. Lasaña, Italia

Superada solo por la pizza en cuanto a platillos italianos populares, hay una razón por la que este regalo de capas de pasta, salsa de tomate y carne molida es tan popular entre chicos y grandes. Es simplemente deliciosa.

22. Poke, Estados Unidos

Poke, Estados Unidos
Esta ensalada hawaiana de pescado crudo ha dado la vuelta al mundo y se ha hecho fama de ser un platillo delicioso y saludable.

Esta botana clásica hawaiana consiste en una ensalada de pescado crudo. Nació cuando los pescadores de la región buscaban una forma de usar los retazos de lo que pescaban.

El pescado se sazona de formas diferentes, así que es delicioso, pero también nutritivo. Este platillo se ha popularizado en el continente… y en todo el mundo.

21. Croissant, Francia

Croissant, Francia
Saca al parisino que llevas dentro con un buen bocado de croissants, que sabe mejor acompañado con una humeante taza de café.

Una pasta hojaldrada con abundante mantequilla y un montón de mermelada de frambuesa que ofrece una textura suave a la boca; no hay nada que no puedas amar en este delicioso y grasoso platillo de desayuno que debe ir acompañado de una taza de café cargado.

20. Arepas, Venezuela

Esta tortita de maíz es un lienzo delicioso en el que puedes pintar cualquier cantidad de complementos sabrosos: queso, pollo deshebrado, chicharrón de cerdo, perico, carne, jitomate o aguacate.

19. Bunny chow, Sudáfrica

Bunny chow, Sudáfrica
Este es uno de los platillos callejeros más queridos de Sudáfrica. Se trata de trozos de pan blanco sin migajón, rellenos de curry superpicante.

A pesar del nombre, ningún conejo salió herido durante la preparación de uno de los platillos callejeros más queridos de Sudáfrica. Consiste en rebanadas de pan blanco sin migajón, rellenas de curry superpicante. El platillo nació en la comunidad india de Durban.

18. Shish kebab

Brochetas, Turquía
Carne o mariscos, combinados con verduras, en una brocheta: ¿qué puede ser mejor?

Escoge una carne, ensártala en un palo y ásala. Estos cubos de ricura (usualmente son de cordero, pero también pueden ser de res, de pez espada o de pollo) se disfrutan con arroz y verduras y son el complemento perfecto para tu parrillada veraniega.

17. Langosta, todo el mundo

Olvídate de todos los platillos elegantes y elaborados con langosta que conciben los chefs ávidos de recibir reconocimiento de Michelin. Cuando tienes un platillo tan naturalmente delicioso como estos amiguitos, lo mejor es lo sencillo. La mejor manera de disfrutar la langosta es simplemente hervirla y servirla con mantequilla derretida y una rebanada de limón.

16. Pastel de nata, Portugal

Pastel de nata, Portugal
Cuenta la leyenda que las monjas portuguesas conjuraron estas tartas de natillas pecaminosamente deliciosas.

El pastel de natas probablemente es uno de los derivados más sabrosos del lavado de ropa. Cuenta la leyenda que las monjas portuguesas usaban claras de huevo para almidonar sus hábitos y usaban las yemas de huevo sobrantes para hacer pastelillos, tales como estas pecaminosas tartas de natillas.

15. Pierogi, Polonia

Pierogi, Polonia
Los pierogi son ravioles polacos que se pueden rellenar con papas, chucrut, carne, queso o fruta y se suelen cubrir de mantequilla derretida, crema ácida o cebollas fritas.

Están los ravioles y luego están los ravioles polacos. Los pierogi son bultitos de ricura que se pueden rellenar con cualquier cosa: papas, chucrut, carne, queso o fruta y que suelen cubrirse de mantequilla derretida, crema ácida o cebollas fritas. Tradicionalmente se hierven, pero cada vez es más común freírlos.

14. Donas, Estados Unidos

Estas ruedas de masa frita muy estadounidenses no necesitan presentación, pero diremos una sola cosa: la deliciosa culpa de comer estas bombas de calorías adictivas hace que sepan aún mejor, si eso fuera posible.

13. Elote, en todo el mundo

Tal vez Dios creó al elote para tener una excusa para inventar la mantequilla derretida. Morder un elote tiene cierto encanto: es una operación lo suficientemente delicada como para exigir concentración, pero lo suficientemente básica como para hacerte sentir como el cavernícola que siempre quisiste ser. Los mejores platillos son platillos de cavernícola.

12. Pollo piri-piri, Mozambique

Pollo piri-piri, Mozambique
La galinha à zambeziana es un delicioso festín de pollo cocinado con limón, pimienta, ajo, leche de coco y salsa piri-piri.

Nando, una cadena de restaurantes en Sudáfrica, ha ayudado a que el pollo piri-piri, un platillo mozambiqueño-portugués, sea famoso en todo el mundo. Sin embargo, si quieres probar el original, tienes que ir a Maputo. La galinha à zambeziana es un festín de pollo preparado con limón, pimienta, ajo, leche de coco y salsa piri-piri que te dejará chupándote los dedos.

11. Rendang, Indonesia

La carne se cuece lentamente en leche de coco y una mezcla de té limón, galangal, ajo, cúrcuma, jengibre y chiles. Se deja cocer durante varias horas para crear un plato de ricura bovina tierna y sabrosa. Si la pruebas recién salida de la cocina, tu estómago enloquecerá, pero muchas personas creen que sabe aún mejor si lo dejas reposar toda una noche.

10. Muamba de pollo, Gabón

En una versión occidental envilecida de este delicioso platillo gabonés, se sumerge todo en crema de cacahuate. Qué locura. La receta correcta lleva pollo, chiles, ajo, jitomate, pimienta, sal, okra y manteca de palma, además de una mantequilla africana que tapa arterias y que te obligará a servirte otra porción y a prometer que usarás tu membresía del gimnasio.

9. Helado, todo el mundo

Es probable que te hayas llenado hasta más no poder, pero de alguna manera, siempre hay sitio para una bola de helado con nueces, malvaviscos y jarabe de chocolate. Gracias a Dios por las cucharas extralargas que te sirven para llegar a todo eso que se mezcló y se derritió en el fondo del vaso y que te hará subir unos kilitos.

8. Tom yum gong, Tailandia

Tom yum goong, Tailandia
En esta sopa tailandesa se combinan sabores ácidos, salados y dulces para generar el efecto máximo.

Este rico platillo tailandés es una obra maestra en la que abundan los camarones, los champiñones, los tomates, el té limón, el galangal y las hojas de lima kaffir. Usualmente se prepara con mucha leche y crema de coco, así que esta sustanciosa sopa une varios sabores tailandeses favoritos: lo ácido, lo salado, lo picante y lo dulce. Lo mejor de todo, es su precio: es barato.

7. Penang assam laksa, Malasia

Penang assam laksa, Malasia
El platillo favorito de los malasios lleva pescado sobre fideos: picante y delicioso.

Macarela escalfada y en hojuelas, tamarindo, chiles, menta, té limón, cebolla, piña… uno de los platillos más populares de Malasia, es un caldo de pescado agridulce y adictivo con fideos (es particularmente delicioso cuando lo infundes con jengibre) que pondrá en acción tu nariz antes de que la cuchara llegue a tus labios.

6. Hamburguesas, Alemania

Hamburguesas, Alemania
Esta amalgama jugosa de carnes es un clásico por una razón, ya sea la versión de comida rápida o la hamburguesa gourmet.

Cuando algo sabe tan bien que la gente gasta 20,000 millones de dólares al año en una sola cadena de restaurantes dedicada a este platillo, sabes que tiene que entrar en la lista. Aunque las de McDonald's no sean las mejores hamburguesas, la idea es que no tienen que serlo. Esta combinación de carne, pan y ensalada es tan buena, que países enteros han acabado con sus ecosistemas solo para criar más vacas.

5. Pato estilo Beijing, China

El glaseado de jarabe de malta que cubre la piel es el secreto. La piel, crujiente y acaramelada, se rostiza en un horno y es tan bueno que en restaurantes auténticos se sirve más piel que carne, acompañada de bollos, cebollas y salsa hoisin o de soya dulce. Es la única forma en la que te debería gustar el pato, fuera de volando o flotando.

4. Sushi, Japón

Sushi, Japón
Esta delicia culinaria japonesa ha viajado a todo el mundo y se ha vuelto un clásico de la comida rápida.

Cuando en Japón quieren hacer algo bien, lo hacen bien de verdad. Aunque algunas marcas gigantes como Toyota, Nintendo, Sony, Nikon y Yamaha fueron creación de gente que comía cosas sencillas, como pescado crudo y arroz, la forma de combinarlos es lo que hace que este platillo sea uno de los favoritos para una primera cita. No es por nada que los japoneses viven casi para siempre… así que les conviene seguir comiendo esto.

Lee: ¿El sushi es saludable?

3. Chocolate, México

Chocolate, México
Para cualquier persona a la que le gusten los dulces, el chocolate es el manjar máximo: una creación cremosa que los mayas bebían y que sigue siendo popular.

Los mayas lo bebían, Lasse Hallström hizo una película sobre él y el resto vivimos con culpa por comer demasiado y cada vez más. La historia de las humildes semillas de cacao es una auténtica historia de maravillas culinarias que la selva regaló a la civilización. Sin este alimento cremoso y agridulce, el Día de San Valentín sería poco más que tarjetas y flores y la Pascua se volvería un evento religioso aburrido más.

2. Pizza napolitana, Italia

Ahórrennos las monstruosidades de las cadenas de comida rápida y las ruedas de ambición "con todo". La mejor pizza fue y seguirá siendo la sencilla napolitana, un invento que ahora está protegido por su propio gremio e insiste en que la sal de mar, la harina de trigo de alta calidad, el uso de únicamente tres clases de tomates frescos, la masa hecha a mano y el uso estricto de un horno de leña son requisitos de calidad. Con apenas un puñado de ingredientes —masa, tomates, aceite de oliva, sal y albahaca (la pizza marinara ni siquiera lleva queso)—, los napolitanos crearon un platillo que pocos preparan correctamente, pero que a todos les encanta.

Lee: ¿La pizza es saludable?, Sí... y no

1. Curry de Massaman, Tailandia

Este es, enfáticamente, el rey de los curris y probablemente el rey de todos los platillos. Picante, con sabor a coco, dulce y sabroso. Incluso la salsa en paquete que compras en el supermercado puede servir para que el cocinero más negligente parezca apto para recibir una estrella Michelin. Afortunadamente alguien inventó el arroz para que los comensales limpien hasta la última gota de curry. "La tierra de las sonrisas" no es solo un lema publicitario. Es el resultado de nacer en una tierra en la que la comida más deliciosa del mundo se vende en casi cada esquina.

Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente en 2011. Se reeditó, se actualizó y se volvió a publicar en 2017.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad