Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Las salas envolventes que cambian nuestra forma de vivir el cine

Cada vez son más los desarrolladores que se saltan las normas del diseño para crear algo más centrado en la experiencia.
Espectacular
Espectacular El Cine Internacional del centro comercial de Wushang en Wuhan se parece a lo que quedó de una explosión hollywoodense de gran presupuesto. (Foto: Cortesía de Jonathan Leijonhufvud)

Nota del editor: Este artículo es parte de la serie Masters of Experience , en la que se exploran las experiencias más originales del mundo a través de los relatos de los visionarios que las crearon.

(CNN) – En el interior de un centro comercial de Wuhan, China, hay un cine futurista en estado de caos estático. Hay pilares esparcidos por el vestíbulo, bajo un toldo escultórico de astillas angulares. En las salas, cientos de paneles acústicos se esparcieron por los muros y parecen un montón de ladrillos y escombros.

Parece lo que quedó después de una explosión hollywoodense de gran presupuesto… y esa es justamente la idea, de acuerdo con Virginia Lung, cofundadora de One Plus Partnership, el despacho de diseño que creó el proyecto.

Lee: Cuando el cine se hace videojuego

"Pensamos en cómo entrar realmente a un mundo de película, en donde se pueda vivir lo que es estar en una película", dijo en una entrevista telefónica. "Luego pensamos en las películas que habíamos visto y que tuvieron más impacto en nosotros y se nos ocurrió la idea de la explosión. Es como otro mundo. Y ese es justamente el concepto de las películas en sí: ir a otro mundo y vivir cosas que no experimentarás en tu propia vida".

Como ahora hay más cines en China que en Estados Unidos , es cada vez más difícil destacar entre la multitud. (Lung dijo que "en una calle en China puede haber tres o cinco"). Sin embargo, el despacho hongkonés tiene la misión de crear experiencias inolvidables en los cines.

Publicidad
De otra galaxia
La sala IMAX de Haizhucheng, en Guangzhou, se diseñó sobre la idea de una lluvia de meteoros.

A lo largo de la década pasada, Lung y su equipo diseñaron alrededor de 60 cines en China y Hong Kong. Aunque los temas varían sustancialmente (lluvias de meteoros en Guangzhou y paisajes costeros en Wuxi), el objetivo siempre es el mismo: diseñar un interior envolvente que el público disfrute tanto como un museo o una galería.

"Una película puede proyectarse en cualquier parte, así que la diferencia es el diseño interior", dijo Lung. "Cuando la gente va a un sitio nuevo, busca experiencias nuevas, sin importar en dónde estén. La gente simplemente quiere sentir… quiere sorprenderse".

VIDEO: La realidad virtual, ¿una verdadera revolución?

Crear una atmósfera

Publicidad

Cuando una importante cadena de cines de Hong Kong se puso en contacto con Lung y su socio, Ajax Law, el equipo de esposos nunca había diseñado cines. Sin embargo, esto fue una ventaja. Como sus proyectos se centraban en lo residencial y lo comercial, las normas preexistentes no los limitaron.

"En Estados Unidos muchos cines se parecen", dijo Lung, quien afirma que los cines chinos simplemente copiaron el modelo occidental. "Son muy literales. Piensan qué hay en la película y luego simplemente ponen esas cosas en el cine".

Espacio
El cine Internacional Omnijoi de Shanghái es un cine de 3,330 metros cuadrados, diseñado por One Plus Partnership.

"Usan muchas figuras de Iron Man o de Marvel", agregó Law. "Pero nosotros queríamos pensar en cómo crear otra atmósfera para el público".

Aunque algunos de los diseños del despacho son conceptos independientes, como la lluvia de meteoros que mencionamos, en muchas se hace una alusión sutil a la producción cinematográfica.

VIDEO: ¿El cine 'streaming' llegará pronto a los usuarios?

Publicidad

En un cine en Causeway Bay, en Hong Kong, las áreas públicas están iluminadas con montones de reflectores montados en tubos, lo que da a los visitantes la sensación de estar en un plató. Otros son más abstractos.

nullEn un cine en Wuhan, se representaron viejos carretes de película con placas enormes de aluminio que cuelgan en patrones irregulares en el techo, como si fueran móviles de ornato.

"Queríamos que [los visitantes] piensen en qué hay detrás de una película", dijo Lung. "Los cineastas pueden pasar mucho tiempo —al menos dos años— haciendo una película. Eso es mucho tiempo y hay mucha gente involucrada… no es nada más una película de una hora u hora y media que se va olvidando".

Lee: YouTube apuesta en el negocio del cine

La escultura en el diseño

Publicidad

Como hay más espacio que llenar que en los proyectos comerciales típicos, los cines de Lung suelen contar con esculturas artísticas, diseñadas para disfrutarlas independientemente de la experiencia cinematográfica. Pero con eso no queremos decir que no tengan su propia función.

'Manos a la obra'
En las salas, cientos de paneles acústicos se esparcieron por los muros y parecen un montón de ladrillos y escombros.

De hecho, las esculturas suelen servir varios propósitos: asiento, iluminación y espacio de mostrador. En el cine de Wuhan, una de las columnas derrumbadas se abre en la base y deja ver una taquilla.

Forma y función deben converger también en la sala de proyección, en donde los materiales acústicos y las superficies mate son obligatorios. Sin embargo, Lung considera que sus prototipos de cines son obras de arte en sí.

Lee: Las lecciones de la evolución digital de Gandhi y Cinépolis

"Pensamos que en el diseño de interiores, la atmósfera es lo más importante", dijo. "Hay quien cree que la funcionalidad es lo más importante; algunas personas piensan que es la comodidad. Pero para nosotros, estos son simples requisitos básicos. Queremos crear algo más artístico… es algo abstracto".

Publicidad

Como los cines dramáticos de Lung y Law representan apenas un puñado de los más de 40,000 cines de la China continental, conocerlos sigue siendo una novedad. Sin embargo, la pareja señaló que cada vez son más los desarrolladores que se saltan las normas del diseño para crear algo más centrado en la experiencia.

Lee: ¿Existe la industria del cine mexicano?

Lung recordó que un cliente le pidió que diseñara "algo especial" porque acababan de abrir un cine muy singular justo al final de la calle. "¡Resulta que ese cine también lo diseñamos nosotros!".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad