Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los padres utilizan robots como niñeras en China

Los niños se aburren fácilmente con los juguetes, sin importar lo sofisticados que sean, pero la inteligencia artificial vive y cambia constantemente.
lun 08 octubre 2018 12:06 PM

(CNN) - En el jardín de niños, Seven Kong, de tres años, tiene a sus compañeros de clase para jugar, pero en casa su mejor amigo es un androide llamado BeanQ.

Los dos pasan horas juntos, y Seven acribilla al robot con un flujo continuo de preguntas.

"¿Qué pasa BeanQ? ¿Has comido? ¡Quiero ver caricaturas!".

Lee: Los microrobots que Japón lanzó a un asteroide tienen una tarea especial

El androide de color verde responde con palabras y frases también simples, junto con una variedad de expresiones faciales diferentes que se muestran en una pantalla que hace las funciones de cara.

El androide, que un amigo recomendó a la familia, está pensado para ser un educador temprano que comparte parte de la carga de los padres.

Publicidad

"Cuando estamos muy ocupados, BeanQ está allí para mantenerlo entretenido", dijo la madre de Seven, Liu Qian, de 33 años, que trabaja desde casa y vive en Beijing.

Lee: Dinosaurios robots "trabajan" en este hotel de Japón

Salvo por fallas ocasionales en el reconocimiento de voz, Liu dijo que la máquina no tiene problemas para interactuar con el avispado niño de tres años.

Los productos de educación temprana, impulsados por un grupo de empresas líderes en inteligencia artificial que emplean campañas publicitarias dirigidas a padres expertos en tecnología, han tenido un giro futurista en China, donde la popularidad de tales dispositivos ha crecido.

robots
El RoBoHon es un robot impulsado por in sistema de Inteligencia Artificial personalizado para niños. Es utilizado en un hospital infantil de Harbin para pacientes con autismo.

Una búsqueda en Tmall (el Amazon de China) con la frase "robot educativo" arroja 65 páginas de productos.

Lee: Así es como un robot da conferencias

Los padres dicen que los beneficios de los dispositivos de inteligencia artificial (IA) se extienden más allá del ámbito educativo. BeanQ, por ejemplo, también incluye una función de "niñero a distancia", que automáticamente toma imágenes del niño y las carga en línea para que los padres las vean.

Yuan Wen, una madre de 32 años, dijo que usa mucho esta función para capturar los momentos cruciales de su hijo a medida que crece y para comunicarse con él mientras no está en casa.

"Con BeanQ, puedo chatear por video con mi hijo cuando necesito trabajar hasta tarde", dijo.

Lee: Este robot repartidor causa furor en China

Sin embargo, algunos expertos han cuestionado el valor de los dispositivos educativos con IA, desestimándolos como poco más que un "smartphone de gama baja" para los padres que trabajan mucho.

Otros han planteado preocupaciones más oscuras sobre la privacidad y la seguridad infantil, preocupados de que los padres estén poniendo en línea datos visuales y de ubicación de los niños.

Cuidado infantil para las masas

Con un precio de tan solo 300 dólares, BeanQ se ha colado en millones de hogares de clase media en toda China.

Lee: Sony presenta una nueva versión de su perro robot

"En esta industria, dentro de tres o cinco años, cada juguete será digital. Ya no habrá juguetes inanimados", dijo a CNN James Yin, presidente de Roobot, el fabricante detrás de BeanQ.

robot
Steve Kong, de tres años, juega con el androide BeanQ.

"Los niños se aburren fácilmente con los juguetes, sin importar lo sofisticados que sean. Pero la inteligencia artificial vive y cambia constantemente", comentó.

Roobot es solo uno de un grupo de compañías chinas de IA que utilizan el concepto de educación infantil temprana para comercializar su tecnología.

Lee: Estos son los empleos que están generando los robots

"Los robots para niños es el sector donde la IA puede despegar en sus primeras etapas", dijo Yin. Él piensa que los niños son menos exigentes con el nivel de inteligencia de sus robots, siempre y cuando los juguetes parezcan animados e interactúen con ellos.

Roobot desarrolló recientemente un sistema de IA que incorpora una variedad de contenidos para el aprendizaje del inglés. Es un área que la compañía dice que está en auge, ya que los padres buscan crear entornos anglófonos, sin la molestia de viajar al extranjero.

Mercado en auge

Si se incluyen los relojes digitales para niños, este año se vendieron aproximadamente 30 millones de robots educativos con IA en China, y el próximo año se espera que la cifra rebase los 100 millones, según una investigación llevada a cabo por Turing Robotics, un importante proveedor chino de soluciones de juguetes con IA.

Lee: Robots e IA, una realidad para las empresas en 5 años

Turing es una de varias empresas que están desarrollando productos que se pueden usar fuera de los hogares en las escuelas y hospitales.

robots
Un conjunto de robots en exhibición en una tienda de electrónicos de Shenzhen. Los juguete impulsados por IA son altamente codiciados en el mercado chino y resultan muy económicos.

La firma recientemente se asoció con las compañías tecnológicas Sharp y Foxxconn para desarrollar RoBoHoN, un teléfono robot con inteligencia artificial.

RoBoHon hace más que recibir instrucciones de voz y arrojar entradas de enciclopedia, dijo Guo Jia, director operativo de la compañía. "Tiene emociones. Es juguetón, testarudo y travieso. Inicia las conversaciones y cambia el tema en las conversaciones. Tiene la capacidad de aprender", comentó.

Lee: Este robot les pasa los apuntes a los niños que no pueden ir a la escuela

RoBoHon, que se comercializa en 2,000 dólaes, se ha utilizado en el Hospital Infantil Harbin para niños con autismo.

Li Huaining, vicedecano del hospital explicó que RoBoHoN es más tolerante que la mayoría de los humanos con la hiperactividad y la repetición que muestran muchos niños con autismo.

Confundir a los consumidores

La demanda de dispositivos robóticos de alta tecnología ha dado pie a una proliferación de productos que afirman tener la funcionalidad IA.

Lee: ¿Cuánto te toma armar una silla? A este robot 8 minutos

Según Christian Grewell, profesor de Medios y Negocios Interactivos en la NYU Shanghai, cualquier cosa que implemente algún tipo de algoritmo de aprendizaje automático puede considerarse un dispositivo IA.

"La mayoría de los robots educativos a la venta en China están más cerca de un teléfono inteligente de gama baja, pero sin el beneficio de una tienda de aplicaciones", dijo.

Si bien los juguetes con inteligencia artificial parecen facilitarle la vida a los padres, también conllevan cierto grado de riesgo, y muchos expertos alertan acerca de la gran cantidad de información personal almacenada en estos dispositivos.

Lee: Esta es la robot que sueña con convertirse en humano

BeanQ, como muchos otros juguetes IA populares en el mercado, desarrolla un perfil detallado de un niño a través de horas de interacciones diarias, lo que permite a los padres analizar el desarrollo de su hijo.

"Lo que más me preocupa es el mercado de gama baja, donde los fabricantes están más centrados en ganar dinero rápido y no en la seguridad del dispositivo", dijo Grewell.

"La inversión (que hacen los padres) se puede gastar mejor en una tablet que puede realizar las mismas funciones".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad