Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El IMC está relacionado con mayor mortalidad, afirma estudio

Un índice demasiado alto o demasiado bajo se relaciona con un incremento en la posibilidad de enfermar por una amplia gama de causas.

(CNN) - Tener un Índice de Masa Corporal (IMC) excesivo o deficiente está relacionado con un incremento en el riesgo de morir de casi cualquier causa importante, excepto los accidentes de tránsito, según una nueva investigación.

Científicos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres llevaron a cabo el estudio, que se publicó el miércoles en la revista The Lancet Diabetes and Endocrinology. En él se reveló que un IMC demasiado alto o demasiado bajo se relaciona con un incremento en la mortalidad por una amplia gama de causas.

Krishnan Bhaksaran, director del estudio y profesor asociado de Epidemiología Estadística, señaló que su equipo encontró "relaciones importantes" entre el IMC y la mayoría de las causas de muerte.

Lee: La cirugía que puede salvar la vida de adolescentes con obesidad mórbida

"El IMC es uno de los indicadores clave de la salud. Sabemos que está relacionado con el riesgo de muerte en general, pero lo sorprendente es que se han llevado a cabo muy pocas investigaciones sobre la relación de las muertes por causas específicas", apuntó.

"Hemos llenado esta brecha del conocimiento para ayudar a los investigadores, a los pacientes y a los médicos a entender mejor cómo el peso bajo y el sobrepeso pueden estar relacionados con enfermedades como el cáncer, las enfermedades respiratorias y las enfermedades hepáticas".

Publicidad

El IMC se determina dividiendo el peso de una persona en kilos entre el cuadrado de su estatura en metros.

Lee: La obesidad será la principal causa de cáncer en las mujeres

Los autores del estudio dijeron que habían descubierto que mantenerlo en el rango de los 21 a los 25 kg/m2 se relaciona con el nivel más bajo de mortalidad.

Se demostró que el IMC que no esté dentro de este rango tiene una "asociación en forma de J" con casi todas las causas de muerte, no solamente las enfermedades más prevalentes. Esto significa que tanto los IMC más altos como los más bajos respecto al rango óptimo causan un incremento en la mortalidad.

El estudio, en el que se analizaron datos de 3.6 millones de personas y de 367 mil 512 decesos, demostró que la obesidad (un IMC de 30 o más) está relacionada con el incremento en la prevalencia de dos de las principales causas de muerte: las enfermedades cardiacas y el cáncer.

La mayor amenaza nutricional en Latinoamérica es la obesidad según la FAO

Lee: Una forma para que México combata la diabetes y la obesidad

"Un IMC mayor a 24, el extremo superior de lo saludable, está relacionado con la mayoría de los tipos de cáncer, con la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, con las enfermedades respiratorias y con trastornos del hígado y los riñones", explicó Bhaskaran.

Se demostró que la obesidad reduce la esperanza de vida en 4.2 años en el caso de los hombres y en 3.5 años en el caso de las mujeres, además puede contribuir a otros trastornos crónicos como la insuficiencia respiratoria, las enfermedades hepáticas y la diabetes.

El British Journal of Cancer reportó en abril que la obesidad se relaciona con el 7.5% de los casos de cáncer en mujeres en Reino Unido.

Lee: La dieta que debes seguir para combatir el cambio climático

Cancer Research UK, una organización benéfica, estimó que para 2035, 23 mil mujeres lidiarán con casos de cáncer relacionados con la obesidad. La obesidad se volverá la causa de cáncer más común entre las mujeres para 2043 si las tendencias persisten.

En el estudio también se reveló que tener peso bajo se relaciona con "una gama sorprendente de [causas de] muertes", entre ellas la demencia, el alzhéimer, las enfermedades cardiovasculares y el suicidio.

Sin embargo, Bhaskaran señaló que la relación entre el IMC bajo y las causas de muerte fueron más "observacionales" porque está menos clara la forma en la que el peso bajo puede ser la causa de la enfermedad y no simplemente un marcador de mala salud en general.

Lee: La estigmatización es otro peso de sufrir obesidad

También reconoció las limitaciones del estudio, entre las que se cuentan la falta de información sobre la dieta o sobre el nivel de actividad física de las personas involucradas, así como el impacto potencial de estos factores en la mortalidad; sin embargo, señaló que los hallazgos reiteran la importancia de mantener un IMC en el rango de 21 a 25.

En particular, los resultados destacaron que el riesgo más bajo de muerte por enfermedades cardiovasculares se relaciona con un IMC de 25 kg/m2 y que cada 5 kg/m2 adicionales se relacionan con un incremento del 29% en la mortalidad.

Se demostró asimismo que el riesgo más bajo de muerte por cáncer está en los 21 kg/m2 y que cada 5 kg/m2 adicionales se relacionan con un incremento del 13% en la mortalidad.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad