Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El país donde el transporte público es gratuito

Es un lugar muy atractivo para trabajar, pero su "economía pujante" y la alta concentración de empleos han provocado problemas de congestionamiento vial.
Transporte público
Apenas en 2017 los conductores pasaron en promedio 33 horas en embotellamientos viales en la ciudad capital.

(CNN) - Con una población de 602 mil personas, Luxemburgo es uno de los países más pequeños de Europa, pero sufre de congestionamientos viales graves.

Sin embargo, eso podría estar a punto de cambiar. En diciembre de 2018, el gobierno luxemburgués anunció su plan de hacer gratuito todo el transporte público —trenes, tranvías y autobuses— a partir de marzo de 2020.

El gobierno espera que esta medida alivie la congestión vial y aporte beneficios al medioambiente, según Dany Frank, portavoz del Ministerio de Movilidad y Obras Públicas.

Lee: 5 tecnologías radicales que cambiarán tus trayectos

Un país pequeño con mucho tránsito

Luxemburgo no tiene salida al mar y es uno de los países más ricos de Europa: su PIB per cápita es el más alto de la Unión Europea.

Publicidad

El país tiene una superficie de 2,586 kilómetros cuadrados, poco menos del doble de la de la Ciudad de México. Desde la capital, Luxemburgo, se puede llegar a Bélgica, Francia y Alemania en media hora en automóvil. Los altos costos de la vivienda, especialmente en la capital, implican que más de 180 mil trabajadores viajan todos los días desde esos países vecinos.

"Luxemburgo es un lugar muy atractivo para trabajar", explicó Geoffrey Caruso, profesor de la Universidad de Luxemburgo y del Instituto de Investigaciones Socioeconómicas de Luxemburgo, especializado en el uso del suelo y el transporte; sin embargo, su "economía pujante" y la alta concentración de empleos han provocado problemas de congestión, explica.

Lee: Así es viajar en el túnel de transporte futurista de Elon Musk

En 2010, había 662 automóviles por cada mil personas en Luxemburgo; según un informe que publicó en 2017 el Ministerio de Desarrollo Sostenible e Infraestructura, el automóvil es "uno de los medios de transporte principales" para los trabajadores. Ese año, los conductores pasaron en promedio 33 horas en embotellamientos viales en la ciudad capital. Fue peor que en ciudades europeas como Copenhague y Helsinki, que tienen una población más o menos parecida a la de todo Luxemburgo, aunque en estos países, los conductores solo pasaron un promedio de 24 horas en embotellamientos.

No obstante, la creación de estacionamientos masivos en estaciones de transporte en las fronteras con los países vecinos de Luxemburgo fomentará el uso del transporte público, de acuerdo con Frank.

Transporte gratuito para todos

Publicidad

El sistema de transporte público de Luxemburgo abarca todo el país y su operación cuesta 491 millones de euros al año (unos 10,600 millones de pesos). Cada año, genera alrededor de 40 millones de euros (unos 860 millones de pesos) al año en ventas de boletos, según el ministerio.

Lee: El tipo de aviones que revolucionarían la forma en que viajamos

El gobierno está asumiendo el costo de la gratuidad, señaló Frank. "En este momento, el país está en muy buenas condiciones. Nosotros, el gobierno, queremos que la gente se beneficie de que la economía anda bien".

A Caruso le preocupa que la gratuidad del transporte público tenga el efecto no intencional de disuadir a las personas que suelen caminar o transportarse en bicicleta en las zonas urbanas. "En vez de caminar 500 metros, tal vez veas que viene un autobús y digas: 'Puedo subirme y recorrer 500 metros porque es gratis'", señaló.

Sin embargo, agrega, el nuevo esquema puede indicar que vienen cambios importantes respecto a la dependencia de los luxemburgueses de sus autos.

"[El gobierno] podría decir: 'Es importante que dejes tu coche; mira, el transporte público es gratuito'; tal vez esto ayude, dado el enorme cambio cultural que necesitamos".

Publicidad
¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad