Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

El cambio climático podría dañar el corazón de los bebés, afirma estudio

Los defectos cardiacos congénitos pueden afectar la salud general del bebé, además de que pueden afectar el funcionamiento y el desarrollo de su cuerpo.
Embarazo
En estudios con animales se descubrió que el calor puede provocar muerte celular en el feto y puede afectar negativamente las proteínas cruciales en su desarrollo.

(CNN) - El calor y el embarazo no combinan. Las altas temperaturas no solo incomodan a las embarazadas, sino que el calor puede perjudicar la salud del bebé y con el cambio climático es probable que este problema se agrave.

En un estudio de la Asociación Estadounidense para el Corazón se determinó que es probable que más bebés nazcan con defectos cardiacos congénitos entre 2025 y 2035 debido a la exposición de sus madres durante el embarazo a las altas temperaturas causadas por el cambio climático. Esto se aplica particularmente a quienes estén embarazadas durante la primavera o el verano.

El cambio climático podría provocar hasta 7,000 casos más de defectos cardiacos congénitos en Estados Unidos en un lapso de 11 años, según el estudio. Es probable que el mayor incremento porcentual se registre en el medio oeste, seguido de las regiones sur y noreste de Estados Unidos.

Lee: El estrés que las inmigrantes embarazadas enfrentan en EU

Los investigadores señalaron que en estudios anteriores se determinó que el cambio climático podría "detener y revertir" los avances en la salud de la humanidad a lo largo del siglo pasado, pero hay investigaciones más limitadas sobre el impacto que tiene sobre el embarazo.

Los defectos cardiacos congénitos son los más comunes y pueden afectar la salud general del bebé, además de que pueden dañar el funcionamiento y el desarrollo de su cuerpo.

Publicidad

"Los incrementos potenciales, tanto en la cantidad de embarazadas y en la exposición materna al calor, indican que el cambio climático podría tener un efecto alarmante en la salud reproductiva", señala el estudio.

Cómo cuidar la piel durante el embarazo

Los investigadores lo descubrieron al analizar los datos recabados en el Estudio Nacional de Prevención de los Defectos de Nacimiento, un gran estudio multiestatal basado en la población, en el que se investigaron los factores de riesgo para los principales defectos congénitos estructurales. También analizaron los datos del gobierno federal estadounidense sobre el clima.

Con base en las proyecciones climatológicas, en todo Estados Unidos habrá temperaturas más altas. Es probable que en Nueva York, estados del medio oeste y estados del sureste haya un mayor incremento de temperatura. La variación de temperatura será más marcada durante el verano en estados del sur y en estados del oeste.

No está clara la relación entre las altas temperaturas y los problemas cardiacos congénitos. En estudios con animales se descubrió que el calor puede provocar muerte celular en el feto y puede afectar negativamente las proteínas cruciales en su desarrollo.

Lee: Una mujer gesta a un bebé genéticamente modificado, el segundo caso en China

Las investigaciones actuales se basan en trabajos previos en los que se determinó que cuando la temperatura permanece elevada, las probabilidades de que el bebé llegue a término se ven afectadas. El calor extremo también es factor de riesgo para nacimientos prematuros.

Las mujeres expuestas a altas temperaturas tienen más probabilidades de dar a luz a un bebé pequeño o de bajo peso. En investigaciones anteriores se descubrió que las mujeres que se someten a temperaturas elevadas en los primeros meses del embarazo tienen un mayor riesgo de que su bebé tenga problemas cardiacos congénitos.

"Nuestros hallazgos destacan el impacto alarmante del cambio climático en la salud humana y subrayan la necesidad de mejorar nuestra preparación para lidiar con el aumento anticipado de [la incidencia de] un trastorno complejo que suele exigir tratamiento y seguimiento de por vida", dijo Shao Lin, autor del estudio y profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Albany.

"Aunque este estudio es preliminar sería prudente que quienes están en las primeras semanas del embarazo eviten el calor extremo, como se aconseja a las personas que tienen enfermedades cardiovasculares y pulmonares durante las olas de calor".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad