Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La historia detrás del exitoso negocio de los suéteres navideños 'feos'

Las creaciones de UglyChristmasSweater.com presentan personajes políticos y marcas de moda, con ventas crecientes en Estados Unidos.
mar 17 diciembre 2019 11:28 AM
ugly sweater.JPG
En solo unos años, el fenómeno del suéter navideño ha evolucionado desde ser un subproducto de la cultura hipster a una tradición anual adoptada por familias enteras.

Al principio, eran solo de renos o Santas retro, algo que tu abuela se pondría. Ahora, los suéteres navideños feos de Fred Hajjar presentan sándwiches de pollo de la cadena Popeyes, galletas y langostas de Red Lobster, y se están volviendo virales.

Hajjar, cofundador de UglyChristmasSweater.com, y su hermano Mark Hajjar han convertido su negocio en uno de los mayores puntos de venta de suéteres navideños intencionalmente feos.

Publicidad
Publicidad

La última creación de la compañía se inspiró en el sándwich de pollo frito muy popular de Popeyes.

Hajjar dijo que la idea del suéter de sándwich de pollo surgió después de que notó que los pedidos habían disminuido ligeramente en las primeras dos semanas de noviembre frente al año pasado. Es entonces cuando la gente generalmente comienza a ordenar sus suéteres feos para las festividades navideñas.

“Sabía que tenía que hacer algo creativo, y rápido”, dijo.

Lee: Los suéteres navideños contribuyen a la contaminación plástica de los océanos

Pidió a sus diseñadores que analizaran los temas de moda relacionados con las empresas y las marcas y los convirtieran en diseños de suéteres feos.

“Creamos bocetos de nuestras ideas y contactamos con 100 compañías diferentes, incluidas Popeyes, Chick-fil-A, White Claw”, dijo.

A Popeyes le encantó. “Nos dijeron que siguiéramos adelante y lo hiciéramos sin cargo”, dijo. Típicamente, la compañía de Hajjar firma un acuerdo de licencia con la compañía propietaria de la marca, ofreciéndole un porcentaje de las ventas.

El negocio fabricó 1,000 suéteres de sándwich de pollo de Popeyes y los vendió por 45 dólares cada uno. “Comenzamos a venderlos a inicios del día en línea y se agotaron al caer la tarde”, dijo.

Hajjar y su equipo ahora venden suéteres vinculados a otras nueve marcas. Hay de Let it Flo, con el personaje de Flo de los comerciales de Progressive Insurance, uno de Let it Dough Dough Dough Dough con el icónico niño de masa de Pillsbury de General Mills, y un suéter ordenado por la compañía de aviación Ryan Reynold.

Publicidad

Recomendamos: Anna Wintour pide a amantes de la moda que hereden su ropa por sostenibilidad

La próxima semana, Hajjar presentará dos nuevos suéteres feos que espera que también se vuelvan virales. Uno de ellos presentará a Tyler Blevins, también conocido como Ninja, el jugador de Fortnite e influencer de las redes sociales que se ha convertido en un fenómeno cultural.

La estrategia es un ganar-ganar para su empresa y para las marcas, dijo Hajjar. “Están recibiendo publicidad y nosotros estamos obteniendo tráfico y ventas”.

La evolución del suéter feo

En solo unos años, el fenómeno del suéter navideño ha evolucionado desde ser un subproducto de la cultura hipster a una tradición anual adoptada por familias enteras.

“Lo noté por primera vez en 2011 cuando la gente tenía fiestas de suéteres feos en casa”, dijo Hajjar, quien dirigía un negocio en línea que vendía mercancía de programas de televisión y películas en aquel entonces.

“Entré a eBay y vi estos viejos suéteres navideños que usarían nuestras abuelas, que se vendían entre 100 y 300 dólares”, dijo.

Decidió entrar en acción. Él y su hermano lanzaron UglyChristmasSweater.com a finales de 2012, financiándolo con 5,000 dólares de su propio dinero.

Lee: Coldplay postergará su próxima gira para hacerla más amigable con el ambiente

El primer año, ganaron 40,000 dólares en ventas. Pero al año siguiente, los ingresos saltaron 300%, y siguieron subiendo. Este año, están en vías de vender 6 millones de dólares en suéteres feos, y la compañía emplea a 65 personas.

Hajjar dijo que todos los suéteres feos se venden exclusivamente en el sitio web de la compañía. La mayoría se fabrican en China y algunos diseños son hechos en Michigan.

“Pero ahora estamos compitiendo con Costco, Walmart, Macy's, Nordstrom y Kohl's, que venden suéteres feos”, dijo Hajjar. “Así que siempre estamos pensando en cómo mantenernos adelante y seguir siendo competitivos”.

Los decididos hermanos Hajjar inicialmente operaban el negocio desde un almacén de 4,000 metros cuadrados en Detroit. A medida que la demanda sigue creciendo y, con la tendencia de los suéteres feos sin dar señales de extinguirse, la compañía adquirió otro espacio de 2,800 metros cuadrados.

También podemos agregar un nuevo servicio este año que permite a los clientes pedir un suéter personalizado que sea fabricado en 24 horas.

Recomendamos: La fabricación de ropa genera el 20% de las aguas residuales del mundo

Los estilos de suéteres feos han cambiado significativamente desde renos y árboles de Navidad retro a los más cursis y extraños.

Este año, Hajjar dijo que hay algunos nuevos favoritos: suéteres 3D, diseños con temas políticos, uno con el presidente Trump y suéteres inflables. “Hay una pequeña bomba oculta en la manga. La presionas y eso mueve algo en el diseño. Por ejemplo, las orejas de un perro agitándose de arriba abajo”.

“Pero todo es en el espíritu de la diversión”, dijo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad