Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Bulova escribe su historia con absoluta precisión

La marca que inició como una boutique de joyería en Manhattan, hoy es una de las casas de relojería más innovadoras del mundo. Conoce su tradición.
mié 25 noviembre 2020 12:24 PM
Bulova-Precisionist.jpg
Bulova ha sido testigo y protagonista de momentos históricos, donde sus relojes destacan como los modelos más exactos del mundo.

En la actualidad, Bulova mantiene los principios de artesanía, innovación y tecnología que guiaron a su fundador hace más de un siglo. Con ello, han sobrepasado los límites para ofrecer creaciones excepcionales para los amantes de la relojería.

En 1875, Joseph Bulova dio los primeros pasos para el establecimiento de la firma que hoy lleva su apellido. Como migrante europeo, el visionario se estableció en Nueva York y a los 23 años fundó su propio negocio de joyería en Maiden Lane, Manhattan.

Publicidad

Estados Unidos estaba iniciando su gran etapa industrial y Bulova comenzó fabricando relojes de bolsillo y de pared para cumplir el objetivo que se había planteado: crear relojes de calidad suprema para un entorno dinámico y en constante cambio.

Con un espíritu inventor, perfeccionista y enfocado en la precisión, el trabajo artesanal del fundador de la marca fue el factor diferencial para su expansión; sin embargo, para 1912, Bulova ya había abierto su primera planta en Suiza (el epicentro de la tradición relojera) para la fabricación y ensamblaje de sus modelos pioneros.

En 1919 que vio la luz la primera colección completa de relojes con joyas para caballeros, a la que cinco años después se sumó una línea para dama. Fue tal el crecimiento de la firma que en 1920 estableció su nueva sede en un rascacielos ubicado en la afamada Quinta Avenida de la ciudad de Nueva York. En este edificio de imponente altura fue erigido el Observatorio Bulova, todo un hito para la época.

Como parte de su responsabilidad con la comunidad, el hijo de Joseph Bulova fundó la primera escuela de relojería en Queens, Nueva York, donde se capacitaba a las personas en este arte y se les garantizaba trabajo en el sector al egresar de la institución.

Mientras tanto, con la innovación en el ADN de la marca, en 1960 fue presentado el primer reloj completamente electrónico con tecnología patentada basada en diapasones: Accutron, una creación que se convirtió en el mecanismo más preciso del mundo, al grado que la NASA lo incluyó en 46 misiones de su Programa Espacial.

De esta forma, los astronautas del Apolo XV posicionaron un temporizador Accutron en el Mar de la Tranquilidad, durante la primera caminata lunar en 1969, para transmitir unas serie de datos lunares críticos; incluso los mandatarios estadounidenses y pilotos de Air Force One adoptaron este reloj como insignia.

Publicidad

A la par, Bulova fue pionera en estrategias de marketing para el segmento de alta relojería, con la emisión de anuncios en radio y televisión estadounidense y revolucionó las competencias deportivas con el lanzamiento de Phototimer, modelo que integró un temporizador electrónico con una cámara fotográfica.

Para la década de los años 2000, la casa relojera volvió a imponer tendencias en el avance tecnológico con la presentación de Precisionist, considerado el más exacto del mundo con un segundero de movimiento continuo y un cuarzo de alto rendimiento con frecuencia vibratoria de 262 kHz.

Para celebrar el décimo aniversario de infinita precisión de este ícono, en 2020, la firma afinó su diseño al preparar una nueva edición limitada con recubrimiento de oro y dos modelos más con

De igual forma, al ser patrocinador oficial de los Latin Grammy®, Bulova trabajó con la Academia Latina de la Grabación para lanzar, este año, un dúo de relojes para dama y caballero con movimiento de cuarzo de tres manecillas en oro rosa.

Ambos cuentan con cristal de zafiro abombado de borde a borde, con antirreflejante y revestimiento en tono azul claro. Sus cajas de acero inoxidable muestran detalles en negro y oro rosa, e incorporan el logo de los Latin Grammy® en su correa de caucho negra y en un grabado en la tapa trasera.

A la fecha, esta exclusiva marca es la única que ostenta tres tecnologías (cuarzo, mecánicos de cuerda automática y cuarzo de alto rendimiento), cumpliendo así con la misión que su fundador inscribió hace más de 100 años: "ser los expertos en el clásico arte de la relojería, pero siempre mirando al futuro”.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad