El recuento de un año económico complicado para México

En el año que termina, el dólar superó los 20 pesos, la confianza del consumidor tuvo su peor caída desde 2002 y Banxico recortó su estimación de crecimiento... así las cosas para la economía.
La economía mexicana vivió un año lleno de volatilidad.
Cambios  La economía mexicana vivió un año lleno de volatilidad.  (Foto: Oscar Obregón)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En el año que termina, el dólar superó los 20 pesos, la confianza del consumidor tuvo su peor caída desde 2002 y el Banco de México (Banxico) recortó su estimación de crecimiento de la economía.

Los recortes al gasto, el aumento en la inversión extranjera, el incremento de la tasa de interés, el desplome en la confianza del consumidor , la depreciación del peso frente al dólar y el anuncio de la renuncia de Agustín Carstens al Banco de México marcaron un año muy agitado.

Este miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) subió su tasa de interés por primera vez en el año y este jueves se espera un anuncio del Banxico en el que hará lo propio e incremente su tasa de referencia. Analistas pronostican un alza de entre 25 y 50 puntos base.

PIB

A finales de noviembre de 2015, Banxico dio a conocer su estimación para este año, la cual iba del 1.8% al 2.3%, rango en el que hasta la fecha se ha mantenido de manera trimestral; sin embargo, a pesar de ello las estimaciones del organismo se han recortado.

El crecimiento trimestral del PIB se ubicó en 2.3% en el periodo de enero a marzo; mientras que durante el segundo trimestre –de abril a junio- alcanzó el 2.6%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Conforme Trump iba adquiriendo fuerza rumbo a la elecciones presidenciales en EU, Banxico bajaba sus pronósticos a un rango de entre 1.7% y 2.5%, respecto al 2% y 3% previstos en mayo.

El banco central argumentó que entre los riesgos estaba la posibilidad de que la nueva administración estadounidense implementara políticas que obstruyeran el funcionamiento de las cadenas de producción compartida entre México y EU.

Para el tercer trimestre del año el PIB se ubicó en 2% según cifras del INEGI.

A lo largo del año, Banxico ha bajado su pronóstico de crecimiento casi de forma paralela a la cifra trimestral.
Recorte  A lo largo del año, Banxico ha bajado su pronóstico de crecimiento casi de forma paralela a la cifra trimestral.  (Foto: Expansión)

A finales de noviembre, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, anunció un ajuste a su pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB) a 1.5% y 2.5%.

Después de ello la agencia de calificación Moody’s recortó sus previsiones de crecimiento para la economía mexicana para 2017 y 2018, de 2.5% a 1.9% y de 2.7% a 2.3%, respectivamente.

Tras el anuncio de que Carstens dejará el Banxico en julio de 2017, los analistas estimaron que el PIB se colocará para el cierre del año en 2.1%, mientras que para finales de 2017 pronosticaron que se coloque en 1.8%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) redujo este miércoles sus previsiones de crecimiento para México en 2017: pronostica una expansión de 1.9%, desde el 2.2% previo.

Recorte al gasto

El 19 de febrero, el ahora exsecretario de Hacienda Luis Videgaray anunció el primer recorte al gasto en la Administración Pública Federal por un monto de 130,301 millones de pesos.

En ese momento las dependencias más afectadas fueron Comunicaciones y Transportes, Medio Ambiente y Educación Pública.

Tras el brexit, Hacienda anunció el segundo recorte al gasto por 31,715 mdp. En esa ocasión los rubros más afectados fueron salud y educación que tuvieron un recorte de 13,000 mdp cada una.

En septiembre, la SHCP entregó el Paquete Económico para 2017, con José Antonio Meade ya al frente de Hacienda.

El paquete contemplaba un fuerte recorte al gasto del sector público federal con el fin de obtener un superávit primario, tras años de una creciente deuda. El ajuste de 239,700 millones de pesos (mdp) fue equivalente al 1.2% del PIB.

La dependencia estima para el próximo año un superávit primario de 40,815 mdp.

Lee: Recortes al gasto público golpean a la economía

De acuerdo con declaraciones de Meade, se optó por el recorte para evitar crear nuevos impuestos ni incrementar los existentes.

Depreciación de la moneda

La moneda estadounidense se ubicó este año por arriba de los 20 pesos y entre las razones que influyeron a ello en el año estuvieron la incertidumbre de si la Reserva Federal (Fed) aumentaría la tasa, las elecciones presidenciales en Estados Unidos y la caída en los precios del petróleo.

Recomendamos: El dólar por encima de los 20 pesos, ¿llegó para quedarse?

El arribo de Trump a la presidencia de EU implica un negro panorama para el peso mexicano, al menos hasta que el próximo mandatario estadounidense dé certidumbre de lo que pasará retire a su país del TPP y lo que con la renegociación del TLCAN en sus primeros 200 días de gobierno.

Los analistas subieron a 20.63 pesos por dólar el pronóstico para el tipo de cambio al cierre de este año y para 2017 creen que se venderá en 20.77.

Inversión Extranjera Directa

A principios de año, el gobierno estimaba que la Inversión Extranjera Directa (IED) en México alcanzaría unos 30,000 millones de dólares (mdd) en 2016, superando los 22,568 mdd del año anterior.

La IED es una de las principales fuentes externas de ingresos al país junto con el turismo, las exportaciones petroleras y las remesas que envían los mexicanos residentes en el extranjero.

Durante el primer semestre del año, México captó tan solo 14,385 mdd por concepto de IED, monto 4.6% mayor a la cifra del mismo periodo de 2015, pero menor al estimado.

Analistas estiman que tras la asunción de Trump al poder en EU, la confianza de los inversionistas hacia México podría verse deteriorada, lo que tendría un impacto en los flujos de inversión extranjera.

Confianza del Consumidor

A pesar de que los consumidores en México arrancaron el año con más confianza respecto al 2015, al registrarse un incremento del 1% de enero de este año a diciembre de 2015, según cifras del INEGI, el indicador fue bajando con el paso de los meses.

Para el mes de abril, la confianza del consumidor en México cayó y tocó su menor nivel en 21 meses, lo que se vería agravado cuando en julio pasado registró su peor caída en más de 14 años al retroceder 7.4%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para el octavo y noveno mes del año, el indicador tuvo caídas del 2.9 y 1.8%, respectivamente.

Mientras que en octubre los consumidores mexicanos se mostraron ligeramente más confiados ya que el indicador tuvo un avance de 0.9%.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×