Fondeo y competencia, la debilidad del sector fintech en México

Inversionistas, financieros y fundadores de start-ups piden agrandar los bolsillos y asegurar el 'piso parejo' en la regulación.
Las oportunidades para el sector son amplias, pero es necesario mayor inversión.
Desarrollo.  Las oportunidades para el sector son amplias, pero es necesario mayor inversión.  (Foto: iStock)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El surgimiento de las empresas de tecnología financiera, la existencia de un amplio mercado no bancarizado (61% de la población, según el Reporte de Inclusión Financiera de la CNBV) y una regulación en marcha son factores que encaminan a México a convertirse en líder innovador de servicios financieros en la región, pero el éxito de éstas no crecerá sin financiamiento y competencia, consideran expertos.

“Tenemos excelentes emprendedores, un mercado con gran oportunidad y grandes ideas, pero falta fondeo, no podemos pretender que las fintech tengan éxito con dos corcholatas”, indicó el cofundador y socio del fondo de inversión Ignia, Álvaro Rodríguez Arregui, durante su participación en un panel sobre el sector realizado durante la 12 edición del Foro Amexcap.

El inversionista especificó que Ignia -uno de los 10 fondos mexicanos que ha invertido en fintech en los últimos años- trabaja actualmente en alianzas con fondos extranjeros de “bolsillo grande” para financiar a estas empresas. “Es la única forma de crecerlas y hacer que tengan éxito. Necesitamos más fondos en México con bolsillos más profundos. Ese es el gran pendiente que tenemos. ”, agregó.

En México, solo cuatro fintech han logrado atraer inversión Serie A por parte de fondos mexicanos y extranjeros: Kueski, Konfio, Clip y Kubo Financiero.

Sin embargo, la responsabilidad de impulsar a las startups con capital no debe ser únicamente de los fondos, también de los bancos. Según Rodríguez Arregui, sólo 10% de las instituciones financieras invierten en las fintech. De éstas, BBVA es la que se lleva el mayor crédito hasta el momento.

De 2011 a 2016, la española ha destinado más de 100 millones de dólares para invertir en nueve empresas y adquirir otras seis, como la estadounidense Simple, Atom Bank, de Gran Bretaña, y la mexicana Open Pay, de acuerdo con datos del grupo español.

Te interesa: Aceleradora europea apuesta por fintech mexicanas

“La transacción de Open Pay fue un hito, pero necesitamos más que eso. La tecnológica Google ha hecho 60 adquisiciones en los últimos años porque están convencidos de que las mejores ideas vendrán de fuera. Esa es una gran excusa para saber cómo innovar y los bancos deben participar”, sentenció el inversionista.

Competencia a gritos

Adolfo Babatz, CEO de Clip, un lector de pagos enfocado a los pequeños y medianos comercios, aseguró que justo por la participación y colaboración de los bancos con las fintech, es necesario pedirle a las autoridades regulatorias que haya competencia.

“Los comentarios que estamos dando para la ley tienen que ver con esto. Que abran la llave para que haya más competencia, eso ayudará también a que el ecosistema fintech despegue”, dijo Babatz.

Quieres conocer e identificar oportunidades en el sector FinTech, cursa el posgrado que la Universidad Anáhuac, The FinTech Hub y Expansión organizan, aquí toda la información.

Al respecto, la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio, recordó momentos antes durante su ponencia que la ley fintech será precisamente una regulación idéntica, para actividades idénticas.

“Esto quiere decir que con esto pones piso parejo a todos y no haces una distinción de la actividad que realiza un banco o una fintech”, dijo Rubio, quien aseguró que la propuesta de ley final será presentada al Congreso en las próximas semanas.

La funcionaria agregó que el principio que sigue la dependencia junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Banco de México –que integrarán un consejo vigilante una vez aprobada la ley- está basado en las acciones del Financial Stability Board, un organismo internacional que persigue la eficacia y estabilidad del sistema financiero mundial.

Lee también: Las fintech gestionarán 30% de la banca en México para 2027

Respecto a la polémica del reverse engineering, una práctica que tienta a los bancos a estudiar y ejecutar productos y servicios similares a los de las startups fintech, el director general de Desarrollo de Negocios de BBVA Bancomer, Hugo Nájera, consideró que a un banco no se le puede prohibir que haga aplicaciones que intenten cubrir las mismas necesidades de los consumidores digitales.

“No necesito verte para saber que tengo que ir para allá. El que yo ponga una aplicación que administre portafolios de inversión no significa que te esté copiando, sino que yo tengo que evolucionar para allá. Esa es la gran diferencia”, comentó Nájera a Expansión.

Sin embargo, agregó, habrá otros temas en los que al menos BBVA “no se va a meter”. Como lo que hace Clip, de Babatz, que con tecnología lleva la adquirencia o pago con tarjeta a donde la banca tradicional no llega, o el mercado de criptomonedas al que se enfoca Bitso, de Daniel Vogel, que no necesita la cartera interbancaria para operar.

“Si yo pregunto en el banco si podemos hacer reverse engineering me van a decir que sí, pero no tenemos las capacidades o el apalancamiento para hacerlo”, afirmó.

Vogel coincidió con Nájera. “Un negocio que sea bueno para una fintech no es necesariamente buena para el banco”. Y de existir reverse engineering, la startup siempre será más ágil, consideró.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El éxito de un negocio es 1% la idea y 99% ejecución. Y todo está en la velocidad de ejecución. Si ejecutas 10 veces más rápido, nunca te van a alcanzar”, afirmó.

Quieres conocer e identificar oportunidades en el sector FinTech, cursa el posgrado que la Universidad Anáhuac, The FinTech Hub y Expansión organizan, aquí toda la información.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×