Donald Trump da un giro a su discurso sobre los inmigrantes

El candidato republicano se reúne con líderes de las comunidades negra y latina, las cuales han sido tradicionalmente demócratas.
Trump ha dado a entender que ya no aprueba la deportación en masa de los más de 11 millones de personas que viven clandestinamente en Estados Unidos, en su mayoría de origen latinoamericano.
Más moderado  Trump ha dado a entender que ya no aprueba la deportación en masa de los más de 11 millones de personas que viven clandestinamente en Estados Unidos, en su mayoría de origen latinoamericano.  (Foto: Reuters)
WASHINGTON (Reuters) -

Donald Trump, que insultó a los indocumentados y prometió deportarlos, parece moderar sus posturas sobre inmigración, al tiempo que su rival Hillary Clinton pronuncia este jueves un discurso en el que deberá denunciar el gusto del republicano por las corrientes de odio.

Trump, que relanzó su campaña la semana pasada, envía mensajes contradictorios: Por un lado contrató como director general de su equipo al jefe del punzante sitio conservador Breitbart. Pero por otra parte, y cediendo a las presiones de la dirigencia republicana, el candidato usa desde hace poco un teleprompter, leyendo discursos más estructurados que antes.

Más disciplinado, se concentra en lanzar dardos contra Clinton y ventilar las acusaciones de tráfico de influencia a través de la Fundación Clinton, en vez de discurrir en polémicas innecesarias.

Además, intenta ampliar su base electoral de hombres, blancos y de edad, con llamados hacia los votantes negros y latinos, tradicionalmente demócratas. De hecho el magnate se reunió este jueves con líderes de ambas comunidades en su torre Trump en Nueva York.

Pero sobre todo, ha dado a entender que ya no aprueba la deportación en masa de los más de 11 millones de personas que viven clandestinamente en Estados Unidos, en su mayoría de origen latinoamericano. Esa fue la piedra angular de su candidatura durante toda la campaña por las primarias.

Lee: Una presidencia de Trump causaría una recesión global, dice Citigroup

"Ciertamente puede haber un ablandamiento porque no estamos buscando herir a la gente", dijo el martes a la cadena Fox News.

"Deberán pagar impuestos, no es una amnistía como tal", precisó al día siguiente en el mismo canal, "pero nosotros trabajaremos con ellos".

"Vamos a anunciar una decisión muy pronto", prometió.

El giro es llamativo. Las ideas que propone ahora -expulsar a los indocumentados "malos" y dejar al resto quedarse tras pagar una multa e impuestos- parecen confundirse con los distintos proyectos de reforma migratoria propuestos por republicanos moderados y demócratas durante años, y rechazados por Trump y la derecha conservadora.

¿Donald Trump cambia de estrategia sobre inmigración?

La campaña de Trump se apresuró este jueves a desmentir que había un cambio de postura. Mientras tanto, el discurso prometido por el millonario para explicar con precisión su proyecto migratorio es bien esperado, luego que fue anunciado para la semana próxima en Phoenix, Arizona (suroeste).

La respuesta demócrata

El bando demócrata no ha dejado pasar esta tentativa del magnate inmobiliario de cambiar su imagen.

"Es solo un esfuerzo desesperado para tratar de llegar a un punto en el que sus comentarios no sean tan devastadores para su campaña como lo han sido hasta ahora", dijo Clinton por teléfono a CNN el miércoles.

La aspirante demócrata, que mantiene una cómoda ventaja en los sondeos, se lanzó al contraataque, vinculando a Donald Trump con la "derecha alternativa" (alt right, en inglés), una corriente de extrema derecha que propaga por internet teorías de conspiración que son el deleite de los seguidores del empresario neoyorquino.

Opinión: Difícil para Trump revolucionar su campaña

"Donald Trump nos ha mostrado quién es y debemos creerle", añadió Clinton en CNN. "Está sacando de las sombras un movimiento de odio, lo difunde en nuestras comunidades y nuestro país", apuntó.

Breitbart es la "plataforma de la derecha alternativa", dijo en julio su presidente Steve Bannon, nuevo estratega de Trump. Pero su jefa de campaña, Kellyanne Conway, negó este jueves cualquier relación con el candidato: "nunca lo hemos discutido".

Sin embargo, Clinton se dispuso también a recordar el papel de Trump en la campaña que cuestionó la ciudadanía y legitimidad del primer presidente negro de Estados Unidos, y otros comentarios xenófobos, especialmente sus ataques contra un juez porque era de origen mexicano.

Lee: ¿Clinton realmente crearía 10 millones de empleos?

"Es un mercader de intolerancia, prejuicio y paranoia", señaló.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se espera que esas denuncias sean el centro del discurso de la candidata demócrata este jueves en Reno (Nevada, oeste).

Trump replicó el miércoles en un mitin en Jackson, Mississippi (sur), acusando a Clinton de ser "sectaria" y alguien para quien "las personas de color solo son votos".

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×