OPINIÓN: ¿Rentabilidad financiera o social?, el gran reto de las microfinanzas

La aparición de las microfinanzas y de la banca social ha sido una respuesta popular a las fallas del mercado que se han convertido en una fuente de exclusión hacia los sectores de bajos ingresos.
Son utilizados para crear empresas o empleo por personas que no tienen posibilidades de encontrar financiación en los circuitos comerciales.
Microcréditos  Son utilizados para crear empresas o empleo por personas que no tienen posibilidades de encontrar financiación en los circuitos comerciales.  (Foto: iStock)
Por: JUAN ALBERTO GONZÁLEZ PIÑÓN

Nota del editor: Juan Alberto González Piñón es titular de Emprendimiento e Incubación en la Universidad Panamericana. Desde 2004 ha desarrollado actividades profesionales en gestión de la Innovación, gestión de inversión de capital privado emprendedor, la planeación, organización y conducción de las políticas de desarrollo del financiamiento del emprendimiento, la productividad y la innovación, así como en la instrumentación y operación de estrategias y programas de extensión y vinculación. Las opiniones expresadas en el texto son responsabilidad de su autor.

(Expansión) — Conceptos como retribución, contribución y corresponsabilidad, forman parte del entender del propósito de las microfinanzas, el cual es incidir positivamente en incrementar los niveles de ingreso y ahorro de los segmentos poblacionales de bajos ingresos, así como el impulso en el uso de servicios y productos financieros, que les permitan vincularse con una actividad productiva de alto impacto.

Como lo señalan los economistas españoles Jorge Gutiérrez y Koldo Unceta, el tratamiento del sistema financiero no solo es el tamaño de los fondos canalizados o intermediados sino principalmente las funciones e impactos en la movilización de ahorro y acceso a medios de pago, con la necesaria educación financiera que fomente la reactivación productiva de la población.

La aparición de las microfinanzas y de la banca social ha sido una respuesta popular a las fallas del mercado. La referencia obligada es el Banco Gramen, creado por el Premio Nobel de Economía 2006 Mohammad Yunus, con pequeños créditos a más de 5,000,000 de personas en Bangladesh.

La función de los intermediarios financieros es promover la transferencia de fondos de los ahorradores a los inversionistas. Sin embargo, en economías emergentes, en donde el nivel de regulación de las operaciones financieras y la ausencia de mecanismos de competencia real entre los distintos intermediarios es limitado, se presentan “fallas de mercado” que limitan e incluso distorsionan el papel de la intermediación financiera.

Lee: Ahorrar, un imposible para los mexicanos

Cuando el costo social de la producción de bienes financieros es más alto que las preferencias de ahorro y crédito de la población, esto se convierte en una barrera de acceso y fuente de exclusión hacia los sectores sociales de bajos ingresos.

El microcrédito no se utiliza para crear empresas o empleo en general, sino para crear empresas o empleo por personas que no tienen posibilidades de encontrar financiación en los circuitos comerciales, debido fundamentalmente a su situación económica o personal.

Lee: Prestadero "uberiza" el acceso a crédito en México

De aquí que los microcréditos cumplen no solo con una función social sino también empresarial. Referente a la función empresarial de las microfinanzas, es importante señalar que el tipo de emprendimientos que surgen de los estratos sociales de bajos ingresos, se caracterizan por su alta vinculación al quehacer social y económico de estos grupos poblacionales y más aún en casos concretos, estos emprendimientos sociales se enfocan a atender o mitigar deficiencias económicas y de mercado de la misma comunidad.

Las empresas sociales permiten una forma de desarrollo diferente, en una primera aproximación se puede afirmar que el emprendedor social es un tipo de emprendedor que identifica una oportunidad de negocio que está basada en la resolución de un problema social -como el analfabetismo o la drogadicción- a través de una solución innovadora y creativa, apoyada en una buena idea y en el desarrollo de un proyecto empresarial. No se trata de caridad o filantropía y no son necesariamente empresas sin ánimo de lucro (como en muchos casos se identifica a este tipo de actividades), sino que puede tratarse de cualquier modelo de negocio motivado por la necesidad de ayudar a los demás y de llevar a cabo un cambio social.

Un ejemplo de estas iniciativas son las denominadas Benefit Corporations, empresas cuyo objeto social es la generación de un impacto material positivo en la sociedad y en el entorno.


Lecciones para emprendimientos de inclusión financiera

Atender al sector informal de la economía, a los emprendedores y a los microempresarios es costoso para las instituciones financieras. Los bancos deben especializarse, desarrollar herramientas de captación y contabilidad acordes a ese perfil de clientes, y tener especialistas entrenados para generar estados financieros en mercados donde estos no existen. Lo cierto es que llegar a la base de la pirámide requiere de las instituciones, acomodar políticas, estrategias y procesos. Aun cuando tal transformación acarrea beneficios, existe la preocupación de que la supervisión las induzca a cambiar su nicho de mercado y se orienten a sectores de mayores ingresos.

Lee: La Ley Ficrea daña competencia e inclusión financiera

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las microfinanzas presentan el creciente desafío de cuantificar el impacto que sus actividades, procesos, productos y servicios, sobre el medio ambiente y el entorno social. Las medidas y programas que adopten deben mitigar los impactos ambientales, económicos y sociales, sin afectar la capacidad productiva de la población, esto es, hacer uso eficiente de los recursos, traducir esas acciones en ahorros e inversión y así generar un aumento en el valor de las soluciones llevadas a cabo por los emprendedores sociales.

La consecuencia de vivir de esta manera las microfinanzas provee a los emprendimientos sociales los cimientos para alcanzar rápidamente y profundamente la competitividad y su sostenibilidad.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×