OPINIÓN: Los peligros del periodismo de datos

Es adictivo para usuarios, perfecto para consumir noticias en línea, benéfico para las bases de medios de comunicación, y peligrosamente parcial sobre la complejidad real del mundo que nos rodea.
La dependencia de las encuestas obstaculiza la lectura de la realidad
Por; NIKKI USHER

Nota del editor: Nikki Usher es profesora asistente en The George Washington University's School of Media and Public Affairs donde estudia el panorama cambiante de los medios digitales. Ella es la autora de "Interactive Journalism: Hackers, Data, and Code"y "Making News at The New York Times". Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – Lo que pueden hacer hoy los periodistas con los gráficos interactivos y visualización de datos era inimaginable tan solo hace 10 años.

Ahora, los equipos sofisticados de periodistas en los mayores medios de comunicación del país analizan números, los visualizan y, con frecuencia, los vuelven accesibles y suficientemente interesantes para mantenerte haciendo clic y explorando. También ponen énfasis especial en las elecciones, planeando frecuentemente proyectos con un año de anticipación.

Lee: Cómo usar análisis de datos desde el periodismo

Los medios de comunicación pueden generar un tráfico inmenso a partir de sus interactivos en un momento de economía digital preocupante, pero existen repercusiones serias para el público debido al florecimiento de los interactivos. Ciertamente, la mala información no sólo contribuyó a la confianza de los demócratas sobre el resultado de las elecciones, sino que dio pie a la mala visualización de la información misma.

Jim Rutenberg del New York Times llamó la atención a su propio artículo la semana pasada por crear una sensación de certeza que contradijo la complexidad frente a la nación. “El periodismo de datos en particular…estuvo bajo la lupa por guiar a las audiencias, frecuentemente a través de gráficos visualmente atractivos que proyectaban la probabilidad de ganar, a la conclusión de que Clinton prevalecería en los votos electorales”.

Visualizar información como si representara con certeza es un problema serio. Las personas consumen información con más rapidez y efectividad si es visualizada, pero la presentación pobre y la falta de contexto puede llevar a la desinformación.

Lee: El análisis de datos, ¿la clave para vender más?

La ludificación de esta información tampoco ayudó a los demócratas. La predicción de Nate Silver se convirtió en un modo de reducir la ansiedad para muchos de mis amigos, pero hizo que la información fuera demasiado simple y que fuera tan fácil para los demócratas refrescar la página cada día y asegurarse de que los números los favorecían.

Los números claros y nítidos sí hicieron las cosas más fáciles para quienes se preocupaban por las elecciones. Pero los porcentajes por sí solos no representan la incertidumbre mencionada claramente en cada encuesta. De hecho, algunos encuestadores han defendido su trabajo argumentando que los intervalos de confianza de su trabajo sí representó la victoria de Trump, al menos hasta cierto punto.

De hecho, el error en las encuestas nacionales no fue tan terrible: 2 a 3%, igual que los errores cometidos en el 2012 que fallaron en predecir la tremenda derrota de Mitt Romney frente al Presidente Obama. Pero la visualización no representó el Margen de error, en cambio, con líneas brillantes, clics seductores y pop ups contó una historia interactiva sobre el resultado de la elección que simplemente no era.

Lee: ¿Clinton o Trump? Es cuestión de analizar los datos

Aún si un problema clave en las encuestas fue la incapacidad de predecir con seguridad el número de votantes, hubo muchas otras razones para tratar con precaución y visualizarlas de igual modo.

En mi aula en la Universidad George Washington, mis estudiantes en métodos de investigación aprenden sobre problemas obvios de las encuestas como la tendencia a no responder encuestas tras una mala racha del candidato al que favorecen en las noticias, lo que podría explicar por qué los números favorecieron constantemente a Clinton.

ESPECIAL. 2016, EU elige a su presidente

Pero el sinsentido absoluto de la mala visualización de la información se hizo evidente realmente en la noche de las elecciones cuando el predictor del New York Times –el que se movía de un extremo a otro y cambiaba en intervalos impredecibles- destacó el grado de adicción al periodismo interactivo al que hemos llegado.

Como hizo notar un escritor de Gizmodo en un artículo sobre la noche de las elecciones titulado “The New York Times Live Presidential Election Meter is F---ing with Me," ahora tenemos una fijación con los interactivos, y en particular, estos que operan en tiempo real. Él pidió a sus colegas que le ayudaran a describir la atracción a los gráficos a la vez que el marcador cambiaba de Hillary a Trump; era como si “hubieran descubierto cómo inyectar heroína electoral directamente a nuestras venas”, una “sonda de drogas electorales”, pero también, al mismo tiempo, “una representación insignificante de nada”.

Lee: Clinton, Trump y el proceso electoral frente a la amenaza cibernética

Y no es mucho mejor después de las elecciones, a pesar de que este es el momento preciso donde es necesaria una autopsia objetiva a lo largo de las divisiones partidistas.

Considere esto: el mapa electoral del New York Times revela estados sólidamente azules como California, Washington, Nueva York, y estados fuertemente rojos como Alabama, Carolina del Sur y Mississippi. Virginia, tras las elecciones, también es azul. Cada estado del mapa tiene un scroll interactivo que proporciona información sobre quién lo ganó.

Pero la realidad es mucho más complicada que ese rojo, azul y ligeras variaciones de esos colores. El Times también proporciona un mapa a nivel condado, pero para acceder a él, tienes que saber cómo navegar dentro del mapa amigable.

Lee: ¿Por qué Donald Trump ganó la presidencia de EU?

Y si hicieras clic a los condados, encontrarías que la historia es mucho más complicada. Casi todo Nueva York, desde la perspectiva geográfica, es roja, a pesar de que a nivel agregado, es un estado azul. California es azul, pero solo en la costa, no tierra adentro.

Dentro de Carolina del Sur, hay unos cuantos condados azules, visualmente casi el mismo número azul en Carolina del Norte. Otro tipo de azul (que no puedo explicar) se encuentra entre Misisipi y Alabama. Es difícil entender qué son esos lugares, pues no hay forma de esclarecer qué ciudades se encuentran en estos condados rojos y azules.

Este mapa post-elecciones está lleno de oportunidades de mal interpretar la información visual y perder percepciones que podría generar si lo hubieran hecho exitosamente.

OPINIÓN: Trump entendió la dinámica de los medios en línea

Si bien no espero que Misisipi sea azul, la banda de ese color es curiosa. Y con el influjo de población de otros estados en Carolina del Sur en su costa central, (Charleston fue votada como la mejor ciudad de los Estados Unidos por Travel and Leisure en el 2015) y el crecimiento de las universidades estatales (Clemson ganó el BCS en 2015), ¿sería completamente imposible que cambie algún día?

Todo esto sugiere que graficar la información, simplificarla y haciéndola más sencilla y divertida tiene serios problemas: simplifica demasiado, obscurece y vuelve más complicado sacar información de ella.

Esto no significa que en algunos casos la visualización de la información no vuelva las cosas claras. Los científicos sociales dependen de gráficas, mapas y cuadros para clarificar sus descubrimientos estadísticos. Pero la mayoría de nosotros que visualizamos la información no estamos intentando escribir también un titular o hacer un interactivo que la gente quiera ver. Las ciencias sociales buscan la historia completa detrás de la información, pero incluso en el periodismo de datos, es muy tentador usar la presentación más clara y limpia de la información que proporcione el equivalente a una nuez.

Interactivo: Quién votó por Trump y quién votó por Clinton

Los medios de comunicación han convertido en prioridad este tipo de periodismo interactivo en los últimos cinco años, e incluso ahora, los medios están dispuestos a invertir en nuevos empleos para programadores y científicos de información, a pesar de que estén haciendo recortes en otras partes de la redacción. Eso es bueno, pero también es importante ser un consumidor cauteloso de este trabajo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Verás más y más de esto. Es adictivo para los usuarios, perfecto para el consumo de noticias por internet y benéfico para las bases de los medios de comunicación. Pero también puede ser peligrosamente parcial sobre la complejidad real del mundo que nos rodea.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×