OPINIÓN: Desarrollo acelerado de aplicaciones harán a tu empresa competitiva

En la actualidad, las organizaciones deben acelerar el ciclo de desarrollo de aplicaciones con la ayuda de comunidades que les ayuden a perfeccionar y fortalecer sus herramientas tecnológicas.
Tecnología  Este nuevo escenario les exige a las empresas, en particular a las tradicionales, replantear y cuestionar la forma en que han estado haciendo las cosas.  (Foto: Cortesía)
Jorge Alvarado

Nota del editor: Jorge Alvarado es Gerente de Arquitectura de Red Hat México. Es Ingeniero en Telemática por el Instituto Politécnico Nacional y Maestro en Ciencias de la Computación por CINVESTAV, con más de 10 años de experiencia en el área de TI. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — En la era digital, agilidad y velocidad son el nombre del juego. Agilidad para adaptarse a las cambiantes condiciones del mercado y de la economía; velocidad para utilizar la tecnología correcta para satisfacer las necesidades de los clientes y ganar una ventaja competitiva.

Este nuevo escenario les exige a las empresas, en particular a las tradicionales, replantear y cuestionar la forma en que han estado haciendo las cosas. De hecho, la transformación digital se acelera y se amplía a todos los sectores e industrias, al grado que las compañías se están convirtiendo en proveedores de tecnología por sí mismas.

Lee: ¿Tu empresa está lista para la IA?

Al mismo tiempo, se está gestando un cambio fundamental en las soluciones empresariales: éstas deben atender nuevas cargas de trabajo de manera ágil, modernizar la infraestructura y las aplicaciones, así como preservar y asegurar el cumplimiento.

En este contexto, las aplicaciones de negocio juegan un papel primordial. Para utilizarse internamente entre unidades de negocio, reforzar una iniciativa de comercio electrónico, o facilitar la interacción con los clientes a través de dispositivos móviles, el diseño, desarrollo, prueba y puesta en producción de las aplicaciones deben seguir el ritmo de la digitalización a escala global.

OPINIÓN: La integración de la tecnología en servicios de operación en empresas

Estas aplicaciones digitales nativas deben ponerse a punto lo más pronto posible, y estar alineadas con los objetivos y requerimientos del negocio. De ahí que se aspira a crear un entorno de desarrollo más dinámico para DevOps (desarrollo y operaciones) o proceso relacionados, con plataformas y herramientas que le permitan a los creadores de aplicaciones moverse de manera rápida e independiente, al tiempo de mantener los estándares.

En este punto es donde las comunidades de código abierto tienen un rol relevante en el desarrollo de software y aplicaciones. En estas comunidades convergen proveedores, socios, clientes y desarrolladores de código abierto, quienes colaboran de manera directa aun cuando sean competidores.

A lo largo de los últimos años se ha demostrado que este método genera tecnología superior más rápidamente, lo que a su vez se deriva en productos que satisfacen mejor las necesidades de los usuarios y los clientes.

En efecto, la velocidad para innovar es uno de los principales valores del código abierto, al tiempo de hacerlo de forma controlada. Las empresas quieren contar con lo último y más avanzado en tendencias como la nube, Big Data, movilidad, contenedores, Internet de las Cosas, que están fundamentadas sobre código abierto, particularmente sobre Linux.

OPINIÓN: Código abierto, el motor de las nuevas tendencias tecnológicas

El código abierto ofrece otra ventaja, algo que se conoce en la jerga del desarrollo como fail often, fail fast. Esto es, equivocarse con frecuencia y hacerlo rápido, para así identificar las fallas y deficiencias y corregirlas de inmediato. Contrario a lo que sucede con las plataformas de desarrollo propietarias, donde solucionar errores puede requerir incluso meses después de que se ha puesto en producción una aplicación empresarial.

Hoy las organizaciones no pueden funcionar igual que como lo hacían hace 20 años; deben acelerar el ciclo de desarrollo de aplicaciones con la ayuda de comunidades que les ayuden a perfeccionar y fortalecer sus herramientas tecnológicas para sus operaciones del día a día. Si no lo hacen, alguien más va a llegar a revolucionar su industria e indudablemente quedarían fuera del juego.

No obstante, esto no significa que las organizaciones deban deshacerse de todas las plataformas tecnológicas con las que han trabajado. Si ya se ha invertido mucho dinero y tiempo en hacer que los sistemas y aplicaciones funcionen, nadie va a querer cambiarlos de la noche a la mañana.

¿Cómo sacar ventaja de las fintech?

Es por ello que hoy tienen que convivir dos mundos al mismo tiempo: lo legado, que es el core sobre lo que corren todos los sistemas de la compañía pero que hoy resulta insuficiente; y las nuevas tecnologías de desarrollo más veloces, con arquitecturas livianas en las que el código abierto es primordial. Ambos van a dos velocidades distintas – una a media marcha y otra muy rápida – que se combinan para sobrevivir en estos nuevos tiempos.

En este sentido, Gartner señala que las empresas deben operar en dos modos: uno tradicional y uno nuevo “no lineal”, denominado a este modelo “TI bimodal”.

Lee: La adopción tecnológica en México es conservadora

El modo tradicional (1) se centra en la confiabilidad, el alto rendimiento, la seguridad y la eficiencia, basado en los procesos y las metodologías que se han utilizado en los últimos 20 a 30 años. En tanto, el modo de las nuevas tecnologías (2), el “no lineal”, se basa en la digitalización de las TI, y busca lograr mayor agilidad, flexibilidad y velocidad de experimentación.

Gartner pronostica que para 2017, el 75% de las organizaciones de TI trabajarán bajo el modelo bimodal, y la mitad de ellas no podrá lidiar con estas capacidades de forma eficiente. Así que para enfrentar esos desafíos, es necesario considerar un enfoque híbrido que pueda combinar ambos modos.

Las plataformas de software de código abierto están pensadas desde su origen para adaptarse de la mejor manera a ambos sistemas, ofreciendo las herramientas para concebir, desarrollar y poner en producción las aplicaciones de negocio que acelerarán la innovación en su empresa.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×