OPINIÓN: Emprendimiento mexicano, la cura para el desánimo en el país

El ecosistema emprendedor es un lugar ideal para ver una luz al final del túnel en el desánimo nacional que se vive por la inestabilidad económica y política.
Desánimo nacional  La solución clínica para atacar el desánimo y hasta la depresión está en tomar acción de lo que sí podemos cambiar.  (Foto: Cuartoscuro)
Miguel Mier

Nota del editor: Miguel Mier es director global de operaciones y consejero de Cinépolis. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — El dólar tocando los 22 pesos, la gasolina subiendo 20% en un día a principio de año y más de 400 tiendas de autoservicio saqueadas, según la ANTAD, producto de las protestas por el gasolinazo.

El mitómano Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y su discurso plagado de mensajes aislacionistas que en México solo acrecientan el desánimo. La popularidad del presidente mexicano Enrique Peña Nieto está en los niveles más bajos de la historia, no llegando ni al 15%. Cada acción del presidente, aunque sea una buena, de inmediato es tomada con escepticismo, crítica y desconfianza.

Lee: 100 mexicanas globales, ¿cómo sobrevivir a la era Trump?

Una figura presidencial débil no nos conviene a nadie, da cabida a especulaciones políticas que confunden y bloquean acciones positivas para el país. Tomemos como ejemplo el pacto recientemente propuesto para atenuar los efectos del gasolinazo, ya ni eso se le aplaude.

Pactos van y pactos vienen, pero no vemos acciones claras para atacar la rampante corrupción. Tenemos a dos exgobernadores fugados que el gobierno no logra encontrar, ¿neta? Cada semana salen nuevas auditorías y desfalcos de exgobernadores. La impunidad ante la cleptocracia estatal indigna hasta al más ecuánime. Y de la violencia y la sangre derramada en las últimas semanas mejor ni hablemos.

OPINIÓN: No hay ningún enemigo más íntimo de un mexicano que otro mexicano

Con todo esto sucediendo en nuestro México, ¿cómo no vivir en el desánimo nacional? La solución clínica para atacar el desánimo y hasta la depresión está en tomar acción de lo que sí podemos cambiar. El ecosistema emprendedor es un lugar ideal para ver una luz al final del túnel.

Lee: 3 startups mexicanas iniciarán 2017 en el 'Valley'

Los medios de comunicación, los noticieros, las series de televisión y hasta las películas deberían buscar compartir historias de mexicanos que inspiren. Hay muchos que creemos en un futuro mejor y trabajamos para lograrlo. Esas historias son las historias que vale la pena contar. Reitero la frase de Neil Maxwell que dice que “el desánimo no es la falta de adaptación sino la falta de coraje”. Contagiemos a México de esas historias de gente con coraje. Aquí van cinco ejemplos:

1.- Robotix, de Roberto Saint Martin: Es la escuela de educación tecnológica para niños y adultos más grande de México, pionera en el diseño de programas educativos y divertidos sobre robótica. Sus niños han ganado competencias de robótica en Europa, Asia y hasta en la NASA en Houston.

2.- Ambient, de Ana Margarita Esperón: Procesa residuos industriales que luego aplica para la recuperación de áreas verdes, forestales y agrícolas.

3.- Genious Food, de Enrique González: Convierte frutas y verduras en nutrientes naturales que mejoran la calidad de la comida procesada. Sus productos llegan a sustituir ingredientes comunes en las recetas como grasas saturadas mejorando la calidad nutrimental.

4.- Pro Trash, de Yuvia López, Vaeria Sánchez, Andrea García y Mónica López: Combaten la pobreza intercambiando la basura por incentivos. Un kilo de basura = un kilo de comida.

5.- Someone Somewhere: E-commerce de ropa 100% artesanal que trabaja con comunidades indígenas de México en Puebla, Oaxaca y Chiapas. Hoy venden sus productos en 25 países del mundo.

Así como estos cinco ejemplos hay miles más que podríamos empezar a compartir y a usar como inspiración.

Lee: Los 'unicornios' en México necesitan empresarios con dinero

Para los pesimistas, estos ejemplos pueden sonar como querer tapar el sol con un dedo ante el tamaño de la problemática nacional. Sin embargo, yo creo en el poder de empezar por cambiar el diálogo de lo negativo a los positivo. Difundir las historias de mexicanos inspiradores hace un bien en un momento en que urge esperanza y creer en nuestro potencial como personas y como nación.

Opinar, inspirar, crear, estos tres verbos nos pueden curar.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×