OPINIÓN: Idiosincrasias integradas en el e-commerce para su democratización

En un año en el que la adopción del comercio electrónico en México podría duplicarse, los nuevos hábitos de consumo impulsan la innovación en la experiencia del usuario al comprar en línea.
Crecimiento  En México, 7 de cada 10 internautas utilizaron distintos sitios en Internet para comprar.  (Foto: Cortesía)
Christian León Trueba

Nota del editor: Christian León Trueba encabeza la división de Mercado Pago del sitio de comercio electrónico Mercado Libre. Cuenta con más de 16 años de experiencia internacional en compañías del giro financiero en posiciones de planeación estratégica en ventas y marketing. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — La manera en la que compramos está evoluciona constantemente de tal manera que hoy podemos elegir entre una gran variedad de productos y distintas modalidades de pago. El principal diferenciador radica ahora en el servicio y la calidad de las plataformas.

El e-commerce se trata de una tendencia que facilita, tanto a los consumidores como a los proveedores, el proceso de compra-venta de un sinfín de artículos; sin embargo, el gran reto del sector es seguir innovando en un mundo que se mueve rápidamente y que no conoce fronteras.

En México, el comercio electrónico está adquiriendo gran relevancia para los consumidores. Cada vez son más personas las que prefieren simplificar sus compras a través de plataformas amigables que les permitan elegir entre una amplia gama de productos, con distintas opciones de pago y de una manera segura.

Durante el segundo trimestre de 2016, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) observó que 7 de cada 10 internautas utilizaron distintos sitios en Internet para comprar.

Otro factor importante del e-commerce es su escala global, es decir, permite acceder a mercados internacionales diversificando la oferta de productos y servicios. Tan solo en 2016, 60% de los compradores mexicanos en línea adquirió un producto de un comerciante internacional (AMIPCI, 2016).

Estos indicadores dan luz sobre los nuevos hábitos de consumo en nuestro país y la importancia de innovar en la experiencia del usuario al comprar en línea.

En este sentido, las empresas del sector tienen claro que ofrecer opciones de pago y cobro por internet de manera segura y por múltiples medios, es un factor clave en un entorno de cada vez mayor competencia.

Lee: Las victorias y retos del mobile commerce en México

Por ello, les resulta fundamental desarrollar estas nuevas formas de pago, seguras y amigables, que además puedan integrarse al 100% a los sitios de comercio electrónico.

El objetivo es que las etapas de selección, compra y pago, se realicen de manera segura, sin que el consumidor tenga que abandonar en ningún momento la ventana del sitio de comercio electrónico donde realiza sus compras.

Lee: Contrarrestar los fraudes online, la misión del e-commerce mexicano

Es un reto que requiere inversión en tecnología, el establecimiento de alianzas y el estudio minucioso de la realidad de los consumidores y sus necesidades, en un país como México donde, por ejemplo, los niveles de bancarización siguen siendo bajos.

Las plataformas de pago deberán integrar idiosincrasias y particularidades específicas para contribuir a la democratización del comercio en línea, y quien quiera participar de él pueda hacerlo, independientemente de si tiene o no una tarjeta bancaria.

Una dinámica que beneficia también a los vendedores online -sean estos grandes, pequeños, medianos o micros- que al utilizar estas plataformas pueden esperar un incremento significativo de sus ventas.

Porque una de las ventajas de esta tecnología, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, es que les permite tener a la mano soluciones para mejorar la experiencia de sus clientes sin necesidad de grandes inversiones de capital o recursos humanos, en abono de su competitividad.

OPINIÓN: Los cuatro pilares de la transformación digital de las empresas

El objetivo es que el cliente y el proveedor vivan una experiencia de consumo como si estuvieran en la tienda física, desde la comodidad de sus dispositivos móviles, mediante un proceso de compra transparente con opciones como, por ejemplo, las tarjetas prepagadas.

¿Cómo lograr que el e-commerce crezca en México?

Gracias a este tipo de iniciativas y a la constante evolución del e-commerce, este año y los que siguen, podemos esperar un gran auge en el sector. En 2017, tan solo en México la adopción del comercio electrónico podría duplicarse –de 22.5% a 40.6% de empresas con presencia web- de acuerdo con un estudio publicado por Tecnocom.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así pues, insistimos, resulta fundamental ofrecer servicios de calidad, con altos estándares de seguridad y cercanos a las necesidades reales de los usuarios. Es decir, renovarse o morir.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
El Bitcoin ha aumentado su valor casi 50% en solo una semana
No te pierdas
×