OPINIÓN. Elecciones inciertas: Tribunales a la vista

No existe la madurez democrática para que los candidatos que saben que no ganaron las elecciones así lo acepten.
Elecciones 2017  Este domingo se realizaron votaciones para elegir gobernador en el Estado de México (foto), Coahuila y Nayarit, así como 212 alcaldías en Veracruz.  (Foto: Cuartoscuro)
Juan Francisco Torres Landa

Nota del editor: Juan Francisco Torres Landa R. es Secretario General de México Unido Contra la Delincuencia. Síguelo en Twitter en @JuanFTorresLand. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – En la frágil democracia en que vivimos es particularmente delicado que los procesos electorales sigan siendo tan opacos. Ese calificativo aplica a prácticamente todo el proceso:

OPINIÓN: Las elecciones de 2017, lecciones para el futuro

1. La designación de los candidatos por parte de los partidos se hace sin tener claridad de cómo es que se determinan las mejores personas que deberían ser los idóneos por sus calificaciones.

2. Luego viene todo el proceso electoral y lo que por todos lados se ve es un gasto y dispendio sin control. El efectivo es el instrumento principal para procurar evitar la fiscalización y por definición son recursos de procedencia ilícita.

3. En los eventos de campaña hay una falta de respeto total frente al electorado pues solamente se busca inundarlos con publicidad para la compra del voto con artimañas y propuestas indecorosas con programas de gobierno sin sustento económico.

RESULTADOS: Uno a uno, así van las #Elecciones2017

4. Los debates o puntos de encuentro son totalmente insuficientes y no permiten realmente conocer a los que se postulan porque únicamente se escuchan descalificaciones y poco valor real de aportar propuestas y programas reales y viables.

5. Los cierres de campaña son la cúspide del dispendio y donde salen a florecer el nulo gusto por hacer esperar a la población por horas mientras las figuras políticas simplemente se rotan la palabra en alardes de personalismo y auto complacencias.

Con estos antecedentes entramos ayer 4 de junio a una jornada electoral que, con base en lo que las encuestas anticipaban se generaría una competencia muy fuerte en cuanto a claridad de resultados. Y así fue porque ahora resulta que un enorme número de los candidatos se proclaman vencedores en sus respectivas contiendas.

Recomendamos: Todos los detalles de las #Elecciones 2017 en México

No existe la madurez democrática para que los candidatos que saben que no ganaron las elecciones así lo acepten. Lo anterior es particularmente preocupante, porque si como los partidos políticos dicen, tienen representantes en todas las casillas (o la absoluta mayoría de los mismos) entonces en un ejercicio responsable y con los medios electrónicos de comunicación inmediata no debería ser nada complicado realmente determinar si ganaron o perdieron.

Por lo anterior nos enfrentamos a una situación de gran incertidumbre porque lo único que sí es seguro es que vamos volando a definir los resultados en tribunales. Es decir, al no haber madurez de las instituciones políticas, los procesos de selección de los ganadores no se logran al momento de la emisión del voto, sino de la mano de quienes de los partidos políticos tengan el más creativo y bien articulado grupo de abogados.

Esta situación pone a nuestra democracia en vilo. Es una situación en extremo delicada porque no hay tranquilidad entre la población, algo que en un proceso electoral tendría que ser una constante.

ESPECIAL: Elecciones 2017, la antesala presidencial

Requerimos una profunda cirugía en materia de otorgamiento de fondeo presupuestal, selección de candidatos, manejo de campañas, procesos de debates serios, y definición de propuestas serias para gobernar.

Además, tendríamos que contar urgentemente con los cambios legales que permitan tener una segunda vuelta, misma que es la forma de permitir que el candidato ganador tenga un real soporte de la mayoría de los votos emitidos. Sin ello, el ganador nominal se presentará a gobernar con un enorme déficit de legitimación.

OPINIÓN: ¿Qué debemos preguntarnos a la hora de evaluar candidatos?

En fin, tenemos un panorama complejo. Habrá que esperar a los siguientes días para entender los reales resultados en las cuatro entidades federativas. Pero lo que sería realmente esperanzador es que se pueda meter mano a depurar nuestra democracia y que tengamos mejores condiciones para lo que venga, particularmente las elecciones de 2018.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Doce de los 40 aspirantes a ser candidatos independientes a la presidencia
No te pierdas
×